Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

128. Déjame

Corría el 82 cuando yo me encaminaba despacio al temible vestíbulo de los 40. Era el año de Naranjito, del Totus Tuus, de la muerte de Chanquete, de Felipe González, pero sin duda, no era mi año.

Había vivido con 3 hombres y me había desvivido por otros tantos.  El último me dejó sus preservativos en la mesilla de noche, su sonrisa en el felpudo y como últimos regalos, un embarazo de tan sólo una falta y una canción de Los Secretos, en la radio que me servía de despertador.

DEJAME, cantaba la emisora y el capullo del locutor ensalzaba las letras de aquel grupo mientras la lluvia caía intensa por el espejo ante el que me prometí, tiempo atrás, no volverme a enamorar.

De un manotazo, acallé la radio y me di la vuelta en la cama. El hueco de su ausencia, de la de los otros, de todos ellos, se cubrió de seda y un pellizco en el vientre, me recordó que tenía más de mil razones que valían la pena.

31 Respuestas

  1. Esperanza Tirado Jiménez

    Hace no mucho escribí un relato largo basándome en la misma canción. Qué casualidad. Aunque mi historia era un pelín más trágica. La tuya, con tanta referencia ochentera, me ha llevado a mis años de EGB y me ha encantado.

    Y es que una buena canción da para mucho.

    Mucha Suerte.

  2. Manuel Menéndez Miranda

    Seguro que si la lluvia caía intensa, sobre un vidrio mojado escribiste su nombre sin darte cuenta, 🙂 Me encanta el relato y los referentes musicales que también son los míos. Siempre hay mas de mil palabras, mas de mil razones que valen la pena. ¡¡Enhorabuena!!

  3. Ángel Saiz Mora

    Qué gran año aquel en el que todo parecía posible. Nadie como Los Secretos en esa canción mítica para reflejar que en esas relaciones de usar y tirar siempre queda un damnificado. Sin embargo, el hueco de una ausencia puede cubrirse de seda ante la perspectiva de una realidad nueva, que tu protagonista acepta con positividad, una cualidad que predomina al final del relato sobre la tentación del derrotismo.
    Un abrazo fuerte Raquel. Suerte

    1. Raquel Lozano (Piel de Retales)

      Siempre hay que mirar hacia adelante, más que nada por no golpearse con las farolas.
      Aquel año yo era una niña y tenía en mis manos un diario. Escribí en él todos aquellos cambios que creíamos cambiarían la historia de un país. Nada más lejos…
      Siempre nos quedarán Los Secretos

  4. Decía el maestro Sabina que tenía “más de cien motivos para no cortarse de un tajo las venas”… a tu protagonista le basta uno, quizás el más importante de todos,así que hoy, 34 años después estoy segura de que su bebé es todo un hombre o una mujer del que sentirse orgullosa.
    Me gusta mucho tu relato Raquel, además el “Déjame” es una de mis canciones favoritas de adolescencia (me sigue gustando mucho todavía)y me trae muy buenos recuerdos de tocarla a la guitarra con los amigos en verano… ya ves, toda una evocación.
    Mucha suerte y a ver qué pasa!
    Besos,
    Sandra 🙂

    1. Raquel Lozano (Piel de Retales)

      Sabina y Los Secretos también marcaron mi adolescencia, esa que aún sigue conmigo aunque el espejo diga lo contrario.
      Besos.

  5. María José Escudero

    Precioso micro y con esa canción de fondo de los hermanos Urquijo que fue todo un himno en los años ochenta. Me encanta. Y qué bien que la protagonista no deje escapar su oportunidad. Un beso y mucha suerte.

  6. Un relato de secretos, dejó el cobarde en su huída el mejor regalo….claro que no lo sabía !!!! Precioso relato Raquel, como vés me animé y ahora ando por aquí aprendiendo de los que sabeis. No hay nada que ahora ya, puedas hacer….más que esperar y mucha suerte que te la mereces

    1. Raquel Lozano (Piel de Retales)

      Aquí nadie sabe nada y eso es lo bonito. Compartir es lo que cuenta para contar cuentos.
      Me alegra que estés por aquí.
      Nos leemos, suerte para tí también.

  7. Un relato estupendo, con banda sonora y todo un abanico de referencias a la memoria. Lo mejor, para mí, la lluvia cayendo intensa, como el coraje de esa mujer que sigue adelante, sola, como tantas. Valiente.
    Suerte y abrazos,

Dejar una respuesta