Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

34. Del amor, del IVA y del cambio climático.(Arantza Portabales Santomé)

Coincidimos en el teatro. Éramos los únicos que rompían la simetría de parejas que reinaba en la cola. Nos juntamos casi por inercia e iniciamos una conversación trivial. Hablamos del tiempo y de lo caras que estaban las entradas. Del IVA cultural. Nos reímos al coincidir en butacas contiguas. Y luego lo normal. Café, más charla, más cambio climático, más Montoro. Y el hotel.
¡Qué bien mentía!
Me dijo que me amaba. Bajito, susurrándomelo en la oreja izquierda mientras en la derecha se revolvían, inquietos, los gemidos broncos que coronaron su orgasmo. Y que ojalá me hubiera conocido antes de apuntarse a esa absurda expedición, sin retorno, a Marte. Que adoraba mi cuerpo barnizado de sudor y oscuridad.
Ayer lo vi en el telediario de Telecinco. Sonreía a las cámaras enfundado en su traje espacial, como de muñeco de Michelin.
Cómo me gustaría acompañarlo a ese mundo sin Polos derretidos. Sin Ministros de Hacienda. Sin habitaciones de hotel llenas de mentiras que se quedan a vivir en tu oreja izquierda, mientras que la derecha agoniza con el rugir de los motores que elevan su cohete hasta hacerlo desaparecer, sin piedad y sin remedio, en el horizonte de Cabo Cañaveral.

50 Respuestas

  1. ¡Hala! Ya está la Portabales buscando su sitio en el libro de este año y presentando sus opciones al video de Diapasong. Si es que no tiene descanso. Este bimestre solo lo remediaría que te pusieran de Jurado, ¿y qué más da? Aún quedan cuatro más.
    Ya comentaré tu relato cuando hagamos la quiniela dentro de un año.
    Besos.

  2. Izaskun

    Me lo apunto, me lo llevo, lo estudio y después, si es caso, te comento que me ha encantado, que pones el listón muy alto, que vaya imaginación tienes y que escribes cosas tan maravillosas como estas que se leen de tirón como si escribirlas no te hubiera costado nada, como si fuera la cosa más natural del mundo.¡Qué tia!
    Un abrazote, Artista.

  3. Menéndez Miranda

    Ya estamos, mientras yo ensayo los tres acordes de la bamba, tu llegas y te marcas el sólo de Sultans of Swing. Maravilloso, no encuentro otra palabra, como siempre humor con pincelada triste, magistralmente narrado, enhorabuena!!. Sólo una cosa, con tu permiso me apunto la sublime excusa para historias de una noche, ” es que me voy a Marte y claro…”, jajaja. Besos campeona.

  4. Seguro que cuando vuelva a la tierra le dirá, mientras la mira a los ojos, que pensó en ella hasta cuando la presión metía ruidos extraños eb sus oidos y que quiere practicar con ella, algunas posturas que se le ocurrieron mientras su cuerpo ingråvido atravesaba los túneles de su nave.
    Muy bonito Arantza.feliz jueves.

  5. Ángel Saiz Mora

    Ella pone sentimientos, un seductor tiene una aventura. Ambos coinciden en el tiempo y en más cosas, pero sus realidades son diferentes. Él lleva todas las de ganar porque no tiene nada que perder, sabe que siempre encontrará a alguien que, al igual que los Polos, se derrita por él; también tiene la oportunidad de escapar de este planeta poblado por locos que lo maltratan.
    Hablo por mí, aunque creo que es general, tus textos unas veces gustan mucho, y otras mucho más.
    Un abrazo y suerte

  6. Pablo Núñez

    Arantza, lo primero decirte que es un placer el leerte, aquí y en todos los sitios. Y, por supuesto, escucharte casi todos los lunes en la Ser (ojalá te lleves el mensual que te mereces, y de paso nos dejes más sitio en el semanal a los demás;))
    Vaya relatazo que te has marcado. No solo es esa imaginación desarbolada que puebla toda tu mente lo que me fascina sino la maravillosa forma que tienes de expresar esas geniales ideas.
    Me encanta leerte porque yo, como aficionado que soy, aprendo con cada renglón que escribes, y eso no tiene precio.
    Te hago una gran reverencia por esta originalísima propuesta espacial que nos dejas y por seguir regalándonos relatos tan magníficos como el que reina este enlace.
    Un beso muy fuerte.
    Pablo.

  7. Jooooooooooooooooooo, que me has puesto colorada, pero mucho, mucho. Solo puedo darte las gracias y decirte que aquí aficionados somos todos (unos más que otros), pero que yo hace tres años solo escribía la lista de la compra. Lo dicho, gracias mil.
    PD. Eres muy guapo y me recuerdas sospechosamente a alguien, pero no caigo, no caigp. hummm 😉

  8. M Belén Mateos Galán

    Gran relato bañado de conversaciones triviales, encuentro furtivo, orgasmos, mentiras y viaje a la luna. Un todo en uno en una historia narrada de forma fantástica y que nos deja ese susurro en nuestra oreja izquierda.
    Un beso Arantza guapa. 🙂

  9. Inma Núñez Hervás (Matrioska)

    Una historia de amor, como tantas otras historias de amor, en el que un tapón para el oído izquierdo hubiese sido la mejor de las precauciones. Pero no, hala, ahí sin red ni nada, pasamos de la conversación trivial, a querer perdernos en Marte. Me ha parecido un relato muy simpático, desenfadado y muy bien estructurado y resuelto. Felicidades, Arantza. Un saludo.

  10. ¿Cómo reprocharte una espumadera atascada de colesterol? Una lee esto y se olvida de que estuvo cuatro días acordándose de ti con cierta intención contenida de pisarte el dedo meñique de la mano. Se olvida de todo.
    Porque tienes magia. Eso es lo que puedo decir. Me haces mirar para un punto para hacerme aparecer un conejo verde detrás de mi propia rodilla.
    ¡Enhorabuena, genia!

  11. BLUESS

    En dos palabras. cojo… eso. Pero que bien reatado, que sugestivo, qué ocurre eso de verdad’ con lo que yo voy al cine y…
    Me ha gustado y .

    Saludos

  12. Ana Fúster

    Si es que lo lees y es tan fluido que parece que no te cuesta, que llegas y hala, un par de minutos y listo. Cuando tengo esa sensación con un relato me parece un don extraordinario por parte de su autor, y tú lo tienes.
    Sólo he echado de menos que antes del polvete se metieran entre pecho y espalda un chuletón a la pimienta o por lo menos una vichyssoise o unas lentejas o una lasaña… Besos y suerte.

  13. Ton Pedraz

    Con este ritmo infernal de maestría, el listón lo vas situando tan arriba, que algunos ni somos capaces de alcanzar a localizarlo. Nos queda, eso sí, disfrutar de tus historias bellísimas, y aprender a escribir relatos como los de la Portabales.
    Y me temo que no te vas a librar del premio.
    Enhorabuena Arantza.
    Ton.

  14. María Rojas

    Ay, no entiendo que me pasa con los relatos de esta señorita Arantxa, me lleva a levitar de felicidad, a la ingravidez que los mortales anhelamos.
    Con que fluidez, pasas de asuntos negros a los amores, luego combinas ambos y finalmente sin piedad y sin remedio los desmoronas en Cabo Cañaveral.
    Bien, muy bien y requetebién.

Dejar una respuesta