Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

46. Días sin luz

La felicidad efímera de aquellos días traía cosida la trampa del pasado. Cuando el presente echó el telón sin previo aviso, se transformó en un recuerdo intangible, en un vacío anclado a la garganta. El futuro no es esperanzador y necesito agarrarme a alguna anécdota que oculte mi permanente desilusión, que ahuyente mi angustia unos instantes; pero solo encuentro sombras. Deambulo por las calles con la certeza de que la muerte me espera en cada esquina y, aunque aprieto el paso ignorando su presencia, siempre vuelve la cabeza y me susurra que la siga. Si no la temiera tanto, me perdería con ella en las tinieblas para librarme del dolor que me provocan las agujas del ayer; sin embargo, sigo mi camino atado a una tristeza crónica que nunca deja de gritar; cargado con el lastre de tu inmensa ausencia; viviendo eternamente días con sabor a lunes lluvioso.

16 Respuestas

  1. Enrique Mochón Romera

    Soledad, amargura, nostalgia en su versión más triste…, pero sobre todo una desesperanza sin límite parecen empujar a tu personaje por esos callejones en los que acecha la muerte. Ritmo, intensidad y frases poderosas hacen que este relato, negro donde los haya, se lea no obstante con verdadero placer.
    Enhorabuena, Paul, y mucha suerte con esta gran propuesta.
    Un abrazo.

    1. Pablo Núñez

      Muchísimas gracias, Henry. Uno busca, aunque no siempre encuentra, una historia que sea medianamente interesante, pero, sobre todo, que sea agradable para el lector. Y así le damos vueltas y vueltas y gracias a muchas lecturas de este mundo de microrrelatistas, uno intenta aprender y va puliendo defectos, que son muchos, poquito a poco. Aún me queda bastante, pero bueno, ahí vamos haciendo lo que se puede. Ojalá alguna vez me saliera uno la mitad de bueno que tu “Póstumamente”.

      Un abrazo.

      Pablo

    1. Pablo Núñez

      Muchísimas gracias, Ezequiel. Sé que es triste, de hecho estaba bastante triste el día que lo escribí y eso me ayudó a sacarlo para delante.

      Un abrazo.

      Pablo

    1. Pablo Núñez

      Calamanda, pues lo que me dices me alegra bastante porque esta vez intenté ponerle a este triste relato su punto de lirismo, sin saber si lo conseguía o me ponía empalagoso.

      Muchas gracias por tus palabras.
      Besote.

      Pablo

  2. Manuel Menéndez Miranda

    Hola Brother. Que triste, que melancólico y desesperanzado, que retrato más lírico has hecho de la depresión. Precioso relato de una horrible temática, la oscuridad que todos llevamos dentro y a veces se afana por salir y privarnos de disfrutar de los colores de la vida. Magistral. Un abrazo.

    1. Pablo Núñez

      Brother, me hace especial ilusión que te hayas pasado por aquí. Qué bien expresas el sentir del protagonista, esa oscuridad que todos llevamos dentro y a veces se afana por salir. No lo podría haber explicado yo mejor, y eso que el protagonista lleva una parte de mí.

      Un abrazo.

      Pablo

  3. Miguel Ibáñez

    Si resumiéranos tu relato en pocas palabras nos saldría algo así: un señor que está muy muy triste. Vale, es lo que has elegido. Es tu apuesta. Pero ahí es donde entra el escritor. Uno bueno hace que culquier historia sea interesante, usando para ello todos los recursos a su alcance en forma de palabras. Y es en ese momento misterioso, en esa breve fusión con el lector donde nace la magia.
    Y tú, amigo Pablo, eres de los muy buenos. Y el resultado de tu relato es literatura. A mí me ha gustado mucho leerlo.
    Enhorabuena y suerte.

    1. Pablo Núñez

      Mike, también me hace una especial ilusión verte por aquí, y desde luego encima de mi historia con otro espectacular relato de tu firma. Hasta en el comentario se ve ese estilo tan tuyo que, bajo mi punto de vista, te eleva por encima de la media.
      Me gusta mucho lo que pones. Me guardo tu comentario en el corazón, porque me ha llegado.

      Abrazo fuerte lleno de magia visceral, crack.

  4. Ángel Saiz Mora

    Has dibujado con palabras hermosas y muy bien escogidas el drama de un hombre aquejado sin remedio por la congoja. No podrá llenar esa ausencia que no hace más que punzarle y lo sabe, la misma que tiñe todos sus días de gris. A veces piensa que morir sería una liberación, pero tiene miedo y vuelve a aferrarse a esos jornadas monótonas y dolorosas, donde a la tristeza se le añade la cobardía.
    Da gusto leer algo tan bien escrito, tanto que convierte en atractiva la angustia vital de tu protagonista.
    Un abrazo grande, Pablo. Suerte

    1. Pablo Núñez

      Otro comentario que me llena de alegría, por lo que dices y por quien lo dice. Excelente tu análisis del relato. El respeto que muestras ante el autor (ante todos los que escribimos o lo intentamos) es infinito con esa forma tan acertada que tienes de leer y de exponer lo que te sugiere el cuento, relato, historia o como queramos llamarla.
      Si alguna vez me pidieran que definiese a un hombre bueno, tan solo tendría que decir tu nombre, y estoy seguro que muchísima gente estará de acuerdo contigo.

      Un abrazo, amigo mío.

      Pablo

  5. Angustioso relato, Pablo, me transporta a momentos oscuros, cada uno hemos vivido el nuestro, y como tu protagonista, hemos intentado agarrarnos a cualquier cosa que nos aporte ilusión. Pero cuando no se ve la salida, cuando todo es tan oscuro como ese lunes lluvioso, qué distinto al domingo, este final me ha encantado, lo acertado del día, me ha sorprendido la facilidad con la que nos diriges con tus imágenes, nos llevas de la mano hacia donde tú quieres.

    Sorprendida gratamente con esta historia tan triste pero tan bellamente escrita, mucha suerte y un admirado saludo.

    1. Pablo Núñez

      Yashira, cuánto agradezco tus palabras. Uno lee estos comentarios y se queda en una pequeña nube ☺️.
      La verdad es que para culminar este relato de soledad encadenada al alma del protagonista quise buscar una idea amarga, y qué hay más amargo que un lunes que, para colmo, es lluvioso. Me alegro de que te guste esa frase.

      Un beso muy fuerte y gracias por pasarte por aquí.

  6. La tristeza de tu protagonista es tan visual que dan ganas de llevárselo a tomar unas cañas para que se venga arriba… bromas aparte, me ha encantado y emocionado. Es un bello retrato de algo tan oscuro como es la depresión. Un abrazo, Pablo.

    1. Pablo Núñez

      Muchas gracias, Macarena. Pues sí que es oscura la depresión, y puñetera, pero puede que con unas cañas se venza momentáneamente 😝.

      Un besazo y me alegra que te haya gustado.

      Pablo

Dejar una respuesta