Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC135. VOLVER, de José Ángel Gozalo Molina

Una brisa helada se lleva las lágrimas de Angélica, lágrimas que nadie puede ver. Al otro lado de la ventana, como cada año, su familia celebra la Nochebuena disfrutando de una suculenta cena todos juntos. A pesar de lo ocurrido en el accidente, parecen felices. Quizás ya se han olvidado de su pequeña hija.
¡Cuánto quisiera poder abrazar a sus padres y a su hermano de nuevo!
Pero eso es imposible, pues por mucho que grite, ellos ya no pueden verla ni oírla.
De pronto, se obra el milagro. Todos han dejado lo que estaban haciendo, y la observan sonrientes reparando en su presencia. Emocionada, también descubre el plato de más que hay servido en la mesa.
En la penumbra de una habitación de hospital, una hija sostiene la mano de su anciana madre agonizante, mientras la lluvia golpea con fuerza contra los cristales, y la ciudad, engalanada de luces, celebra la Navidad.
La mujer, que hacía solamente un momento lloraba, muestra en su último latido de vida, una sonrisa radiante de felicidad.
A muchos kilómetros de allí, un viento aullante se cuela ente las rendijas de una vieja casa destartalada, convirtiéndose en risas de niños y música de villancicos.

http://pensarenletra.blogspot.com.es/

15 Respuestas

    1. Hola El Moli, gracias por comentar. Las navidades son una época difícil para muchas personas. Depende de la experiencia de cada uno, en especial cuando coinciden col la muerte de algunos ser querido.
      Un saludo y felices fiestas para ti también.

  1. Tres escenas muy emotivas en las que se siente el espíritu de la Navidad envolviéndolo todo. Tres historias con, a pesar de todo un final feliz, aunque yo me quedo con ese viento que se convierte en risas de niños, que me parece la forma perfecta de acabar cualquier cosa. Suerte y feliz Navidad. Un abrazo.

  2. Bonito cuento navideño donde nos muestras tres escenas llenas de melancolia, tristeza pero a la vez bellas y llenas de amor y ternura.
    Desde luego que hay muchas Navidades y cada uno vive la suya cada año.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta