Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC138. EL BOOMERANG, de Arantza Portabales Santomé

Apareció por Navidad. El año en que cumplí diez. El mismo en el que había alcanzado la madurez suficiente para saber por qué llevaba solo el apellido de mi madre. Un día llamó al timbre y me dijo, “Hola Andrés” mientras me sacudía el pelo. Yo me quedé callado y cuándo mamá se acercó a él y se abrazaron con fuerza comprendí quién era. Y que si deseas algo mucho, sucede.
En los días siguientes descubrí que tener padre era lo más. Venía cargado de historias de viajes y de su mochila extraía todo tipo de objetos fascinantes: un boomerang, un látigo o una máscara de faraón…No me cansaba de escucharle.
Cada detalle de las siguientes dos semanas está clavado en mi memoria: la sopa de tapioca de Nochebuena, el vestido que estrenó mamá en Navidad, a Michael Jackson vestido de zombi en fin de año y la cabalgata de reyes.
Pero sobre todo recuerdo la sonrisa de mamá y lo feliz que parecía.
Cuando desperté el día seis, mamá tenía los ojos rojos. Ya no sonreía.
Desayunamos en silencio. Solos. Bajo del árbol encontré el boomerang.
Me asomé al balcón y lo tiré con rabia.
Inexplicablemente, tampoco volvió.

31 Respuestas

    1. Ya me han vetado, no me quieren más de dos veces….una lástima, tengo odas para rato, jajaja. Este mes es horrible. de trabajo hasta arriba y luego todo lo de la Navidad…..estoy agotada…entre ser masterchef y mamá noel no queda tiempo para nada…Felices fiestas Rafa

  1. Arantza yo creo que ese niño alcanzó la madurez suficiente como para dejar de esperar a papá noel, los reyes y a su padre. Una navidad de transiciones ha tenido el pobre. Un abrazo y feliz año!

  2. Arantza, muy bonito relató el que has dibujado. Es como una montaña rusa de emociones. Muy visual. Sí señor.
    Con todo, lo que me ha parecido un micro en sí, un auténtico hallazgo, es esa última frase (ya sabes lo que me gusta el surrealismo, la incógnita sin muchos visos de resolución). Parece encerrar una elipsis sobre la extrañeza (y perdona que esto te pueda sonarte a resaca berbenera). Tú léela tal cual, sin tener en cuenta el tema de este mes ni nada.

    “Me asomé al balcón y tiré el boomerang con rabia. Inexplicablemente, tampoco volvió”

    PD 1: ¿Demasiado loco? (vale, vale, me voy a tomar el haloperidol).
    PD 2: un abraaaaazo enorme

  3. Arantza, muy bonito relató el que has dibujado. Es como una montaña rusa de emociones. Muy visual. Sí señor.
    Con todo, lo que me ha parecido un micro en sí, un auténtico hallazgo, es esa última frase (ya sabes lo que me gusta el surrealismo, la incógnita sin muchos visos de resolución). Parece encerrar una elipsis sobre la extrañeza (y perdona que esto te pueda sonarte a resaca berbenera). Tú léela tal cual, sin tener en cuenta el tema de este mes ni nada.

    “Me asomé al balcón y tiré el boomerang con rabia. Inexplicablemente, tampoco volvió”

    PD 1: ¿Demasiado loco? (vale, vale, me voy a tomar el haloperidol).
    PD 2: un abraaaaazo enorme

  4. Está muy logrado por la voz del niño y por el paralelismo del boomerang. Y por supuesto por la mano de la autora. Tres perfiles en muy pocas líneas que dejan mucho a la imaginación del lector para completarlos a su gusto.
    Un abrazo.

  5. Hola, Arantza.
    Me parece que es un micro cargado de aciertos. Primero, la voz narrativa en un niño. Segundo, la transición de escenas coincidiendo con las fiestas. Tercero, lo visual de ese día seis desayunando solos y con esa mamá con los ojos rojos…
    Y, por último, ese boomerang que no vuelve.
    Estupendo, para podium o laureles…
    Felicidades.

    Un abrazo fuerte.

  6. Buenísimo micro, el final es para mi tan perfecto como demoledor.
    Felicidades, porque parece sencillo, pero meternos en la historia y retratar así a los personajes, no lo es en absoluto.
    Besos

  7. Arantza como siempre admirador de su obra, de sus personajes y sus perfiles, de su acción y de sus cuentos en pequeño que nos hacen grandes lectores a todos.
    Ojalá el boomerang no haya vuelto porque ha golpeado al padre en la nuca.
    Abrazos y ay puestos feliz añuco

  8. Lo he leído dos veces, Arantza, por el regusto de disfrutarlo. Has conseguido que imagine muy bien lo que puede sentir un niño viendo que falta el padre, y grabando en la memoria esos días de felicidad en la madre. Un acierto lo del boomerang.

  9. Tu historia Arantza, simboliza esas idas y venidas de los adultos que “dividieron sus vidas” en un momento determinado y la tristeza que provocan las ausencias. La figura final del boomerang que no regresa, es esa parte de la historia que resume los sentimientos del niño.

    Me gusta Arantza. Un abrazo para ti.

  10. Gracias a todos. Me resulta imposible contestaros a todos pero os agradezco de corazón que os hayáis acercaros a leerme. Esta mañana lancé mi boomerang desde mi balcón, desde donde hay una vista impagable del Pico Sacro y llegó cargado de todos vuestros mensajes de apoyo. Feliz Navidad chicos y que en 2014 sigamos construyendo micromundos para compartirlos. Gracias por estar siempre ahí.

Dejar una respuesta