Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC153. EL SECRETO DE NOCHEBUENA, de Juana Mª Igarreta Egúzquiza

Todos los años en Nochebuena, antes de cenar, los niños del pueblo mayores de diez años tenemos una cita en casa del Mago José. Nuestros padres no lo saben. Habiendo cumplido diez años uno ya sabe guardar un secreto. Además, aunque estemos mucho tiempo en su casa, nunca llegamos tarde a cenar.
El Mago José nos reúne alrededor del fogón de su viejo comedor. Saca del bolsillo una extraña llave y todo lo que toca con ella queda paralizado. En unos segundos su destartalada casa enmudece. Y nosotros con ella. Cesa el crujir del suelo y dejan de chirriar puertas y ventanas. Tal es la quietud que hasta el espejo se vuelve opaco por momentos y pierde los reflejos. Cuando el Mago José termina la sesión de magia se desvanece envuelto en humo blanco.
Ayer escuché a mi madre decir a mi padre: “Mañana, Nochebuena. ¿Cuántos años hace que desapareció aquel chico que quería ser mago? De niño siempre pedía a los Reyes un juego de magia. Nunca se lo trajeron. Sus padres estaban demasiado ocupados trabajando”.
Estuve a punto de romper el secreto, pero me mordí la lengua. Yo también he pedido a los Reyes un juego de magia.

20 Respuestas

  1. Me han gustado especialmente la atmósfera que transmite la historia, las descripciones tan bien expresadas, el ritmo en que avanza la historia y los efectos con que envuelves de magia la historia. Suerte, abrazo y muy feliz año nuevo.

    1. Mil gracias, Antonia, por tus palabras. Me alegra saber que te han gustado las descripciones, ya que tú eres diestra en ellas. Suerte también para ti (que creo la vas a tener) y te deseo nuevamente muy feliz año 2014. Un abrazo

  2. Juana, me ha encantado a la vez que inquietado tu cuento.
    Esos niños que todas las noches de Nochebuena se reúnen, tan callados, con un secreto compartido… además el día de mañana serán mayores y a la vez padres ¿y entonces? ¿Dejarán que sus hijos pidan un juego de magia? ¿o lo pedirán ellos y desaparecerán también?
    ¡lagarto, lagarto!
    Muchos besos nada inquietantes y tranquilo 2014

Dejar una respuesta