Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC16. LA CHICA DE LA 101, de Begoña Heredia

Escuché el traqueteo rítmico de las ruedas de su maleta. Llegaba antes de lo previsto. Con disimulo la llevé lejos de allí, dejando a los demás decorando el hotel: cada adorno en su lugar, como ella siempre había deseado y yo nunca había cumplido. Cuando todo estuvo preparado, entramos juntos; ella no esperaba ese recibimiento y mucho menos aquel día. Durante la noche celebramos una navidad muy especial. El final de esta historia podría haber sido completamente cinematográfico, apareciendo un verdadero Papá Noel, pero no fue así. Pasadas las tres de la mañana, llegó un cliente inesperado pidiendo un refresco en aquella noche calurosa de septiembre. Y pensé que no se podía vivir la navidad cuando uno quiere ni siquiera por la chica de la 101. Estaba equivocado. En ese momento ella salió con el refresco solicitado saludando con un “Feliz Navidad” y repentinamente comenzó a nevar. El hombre debió pensar que estábamos locos. Segundos después, se fue insultando a quien desde el balcón sacudía una bolsa con migas de pan, pero ella no lo oyó, y yo no lo quise escuchar.

37 Respuestas

    1. Estoy muy de acuedo contigo “El pudor contenido es ésteril; la novela bizantina también”. Hay novelas de todo tipo, relatos y cuentos de muchas clases, y los hay que cuentan sucesos que ocurrieron y al final solo eran migas de pan cayendo desde un balcón, pero ¿ Es malo pensar que pudo ser nieve? Gracias por tu comentatio, pero no se si es lo mejor que he escrito, no lo creo.

    2. Por cierto , me alegro de que la sinceridad sincera te/os sea grata de entender ( si se pudieran poner aquí un smile te colocaría uno sonriendo y guiñando un ojo.) Y por supuesto ¡ viva la chica de la 101 !

    1. Gracias Virtudes. El narrador cuenta la historía ya sabiendo lo que pasó así que su corazoncito está perferctamente, eso si , aprendio que uno si quiere tambien puede ser Navidad es septiembre, pero claro si quieres.

    1. Mucas gracias Ricardo. Asi es , la navidad es como uno quiere, y eso que yo soy muy tradicional con ella, Y permiteme que te confiese que yo mas bien diria que este cuento ya es historia

    1. Epi, ya sabia yo que lo de los hoteles y otras habitaciones te gustaría, desde luego situación extraña donde las haya es la que cuenta el relato, lo de otras parejas, nada hay en el que se diga así, pero tu puedes entenderlo como mas te guste,Gracias por comentar, y contigo voy a hacer una excepción, por que no me gusta felicitar antes de tiempo, pero …. claro que si, FELIZ NAVIDAD. Un beso Epi.

  1. Begoña, no está mal hacer las cosas cuando uno quiere y no por imposición y más en este caso, todo por la chica.
    Me ha gustado mucho.
    Ah, decirte que me agradó enormemente escucharte en la radio en compañía de Jams. Tienes una voz muy radiofónica.
    Te mando un saludo
    María Elena

    1. Gracia Elena, por el comentario, me alegro de que te haya gustado mi relato y mi intervención en Onda Cero, intento, como ya os he dicho, relatarlo con el sentimiento que creo que su autor pone al escribirlo y vuelvo a pedir disculpas por si en alguna ocasión no es así.

  2. El relato de Jams es él que se lleva el aplauso, a mi personalmente me pareció cuando lo leí por primera vez,que era uno de esos cuentos que bien podría figurar en la lista de ganadores. Y gracias por escucharme en la radio. Un abrazo y felices fiestas también para ti.

  3. El regreso de una hija a casa siempre es motivo de celebración, y como siempre vuelven por Navidad, Navidad será siempre que vuelvan. Relato abierto a completar con la imaginación pero con pinceladas para poder completar la historia, todo sea por la chica de la 101!!! Me ha gustado

  4. Ya te digo, tu si que le has completado con imaginación, pero siento decirte que la chica de la 101 no es la hija, ni la hermana, ni nada parecido, es otra cosa creo que mucho mejor jejejeje, pero me encanta que te guste.

  5. Qué felicidad poder celebrar lo que uno quiere en el momento que se quiere. ¿Para qué andar pendientes de relojes, calendarios y fechas? Me gusta, Begoña, y el detalle de las migas de pan del final me ha encantado. Besos y suerte.

    1. no es por justificarme, pero cuando lo oí pensé tierra trágame, yo creo que iba a decir desprestigiado , y me salio eso que no tiene ni perdón de Dios. Feliz navidad y un fuerte abrazo Jesús.

  6. Lo de las migas de pan es una imagen fantástica. La chica de la 101 la elevo a símbolo, no sé si del espíritu navideño que debe vivir durante todo el año u otra cosa que se me escapa. Pero eso demuestra lo grande que es tu relato, pues abre puertas a la reflexión e imaginación.

Dejar una respuesta