Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC19. CERRADO POR NAVIDAD, de María Elena Sánchez Álvarez

Todo comenzó aquella tarde tras visitar a mi abuela, justo en la esquina de la calle Hermosilla mi madre accedió a satisfacer mis deseos. Braulio, fue mi mejor amigo hasta aquella Navidad en la que mis padres decidieron darlo en adopción, yo sabía lo que al pobre le esperaba, siempre recordaré su despedida con aquel quiquiriquí atragantado, se había convertido en un arrogante gallo. Jamás lo olvidaré, tanto es así, y que Braulio me perdone, lo que hubiera dado por darle un bocado cuando me despidieron años más tarde de los Almacenes Sepu, entonces apenas tenía que llevarme a la boca. También me acordé de aquellos basureros que le adoptaron y decidí seguir sus pasos, me subí al carro ahora tan de moda de los emprendedores y me hice recogedor de basura, confiriendo al negocio algunas innovaciones. Llevo años viajando por toda España y no me va mal, la basura es muy sucia y crea morbo, mis principales clientes: prensa, radio y televisión. Ahora, próximas las navidades me tomo unas vacaciones, la escoria se cubrirá con los mejores regalos, deseos y promesas que como todos los años vuelven por Navidad.

32 Respuestas

  1. Madre mía, ” Quien calcula compra en Sepu” Pero cuantos años tenemos ya, por Dios. ???
    El final del relato lo mejor, y ya sabemos que por desgracia es así, todo se cubre en Navidad, pero , aunque siempre queda vivirlas de otra manera mucho mejor, de todas formas yo hago apología de la Navidad, pese a todo lo malo que ella también tiene, ya se sabe, no hay paloma negra del todo negra, ni blanca del todo blanca.

    1. Hola Begoña, has visto que mayor soy, que he llegado a conocer Sepu. Estoy de acuerdo contigo la Navidad también tiene sus cosas buenas y entrañables, lo que pasa es que cada vez hay más parafernalia a la hora de celebrarla. Pero ya es cosa de cada uno cómo disfrutarla
      Muchas gracias Begoña por visitarme
      Un abrazo.
      María Elena

  2. MARÍA ELENA, como bien escribes: se piensa mal cuando hay hambre, efectivamente. Las mejores navidades las vividas con los que quieres y aprecias; las vacaciones ayudan a convivir mas estrechamente, eso es una gran ventaja tambien. Suerte, saludos y felices fiestas

    1. Hola Calamanda, afortunadamente la Navidad también tiene otras apreciaciones más agradables y entrañables que la que yo he reflejado, esto es sólo una visión más.
      Gracias por leerme y yo también te deseo que pases una feliz Navidad.
      Un saludo.
      María Elena

  3. María Elena, tu relato es tan real que seguro que millones de españoles que están en situación precaria se bañarían sus mejillas leyéndolo. Por desgracia la Navidad este año no será igual que otros años por el tema de la maldita crisis que asola España.. Muy buen relato con contenido didáctico y muy real. Felices fiestas, amiga. Sotirios.

    1. Hola Sotirios, tienes razón en estas fechas unos lo pasarán mejor que otros, pero hay que seguir luchando. Lo importante es estar junto a la familia que es el principal apoyo de todos nosotros.
      Muchas gracias por acercarte a mi relato, yo también te deseo felices fiestas y espero seguir leyendo tus relatos en este espacio, que es el de todos.
      Un abrazo amigo.

  4. Hola Mª Elena, Cuántos querrían darle un bocadito a Braulio.
    Tu relato aunque un poco cruel es totalmente real. Y cuánto “recogedor de basura” hay en estos tiempos. Con todo mi respeto para los trabajadores de este sector.
    Feliz Navidad

  5. María, aunque un poco triste, he sonreído, porque es cierto, que por lo menos yo estoy mayor y he recordado unas navidades de mi infancia. Mi padre trajo del pueblo un pavo a primeros de diciembre y con los días nos hicimos amigos de él, dormía en el cuarto de aseo de servicio, le dábamos de comer y le soltábamos por el pasillo. Mis hermanas (4) y yo, lloramos el día de la ejecución y no comimos. Yo creo que no he vuelto a comer pavo, por lo menos conscientemente.
    Un beso y felicidades.
    Por una Navidad sin pavo.

    1. Hola Epi, que lástima de pavo, no me extraña que no quisieras comerlo, nosotros a Braulio lo dimos en adopción, fueron otros los que se lo comieron, probre….
      Bueno, me alegra haberte hecho reír y gracias por pasarte.
      Un beso también para ti y Feliz Navidad.

  6. Bueno, crítica a la pompa hueca de la Navidad, sí mejor trabajar con basura real que es un trabajo más limpio que el de otros. Me he quedado contenta no sabía lo que eran los almacenes Sepu, me he sentido joven, que biennnn.
    Abrazos

    1. Hola Mel, si que eres joven, al menos más que yo, Los almacenes Sepu estaban ubicados en plena Gran Vía, de Madrid, ahora en su lugar se encuentra un H&M.
      En cuanto a la basura, ya ves cómo estamos. Habrá que confiar que vengan tiempos mejores.
      Un abrazo también para ti.

  7. Los almacenes SEPU, en La Rambla de Barcelona, cerraron ayer sus puertas. La Sociedad Española de Precios Únicos, el nombre al que corresponden sus siglas, ha estado en el número 160 de La Rambla desde 1935. El inmueble que ocupaban los almacenes, un edificio de 2.500 metros cuadrados, será derribado.
    http://elpais.com/diario/2000/09/17/catalunya/969152838_850215.html

    y de http://es.wikipedia.org/wiki/SEPU
    SEPU (Sociedad Española de Precios Únicos) fue el primer gran almacén de España. “Quien calcula compra en SEPU” fue el popular eslogan de los almacenes. Fue fundado en Barcelona el 9 de enero de 1934 por los empresarios suizos de origen judío Henry Reisembach y Edouard Worms, que al tiempo abrieron también una sucursal en Madrid.

    1. Que interesante Antonia, he estado echando un vistazo, lo miraré con más calma, yo estos no los he conocido, cerraron el 1940 y yo no había nacido, por lo que he leído en su lugar el Corte Inglés tuvo sus primeros almacenes. Parece ser que en Madrid no tuvieron mucha aceptación.
      Gracias de nuevo

  8. María Elena, una historia real, y como tal mezcla de todo, alegrías y decepciones. Así son las navidades, yo empiezo con una ilusión tremenda, pero poco a poco todo se va complicando, visitas familiares, regalos imposibles, comidas que se atragantan, y además sabiendo que tanta gente lo está pasando tan mal.
    Y por cierto también conocí los almacenes Sepu, cuanta nostalgia.
    Besos

  9. Asun, estas fechas son muy entrañables, pero al mismo tiempo tristes por los ausentes.
    Lo que no me gusta es que se adelanten tanto y meramente por motivos comerciales. Antes comenzaban el día 22 con el sorteo de la loteria pero ahora es demasiada la parafernalia que nos han montado. Claro que para eso somos libres de no dejarnos manipular.
    Tienes razón que nostalgia recordando a los almacenes Sepu, madre mía que tiempos.
    Besos también para ti

  10. Hola, María Elena.

    Estoy contigo, sobre todo en la última frase y es que los buenos deseos y esas parafernalias vuelven siempre a casa por Navidad… ¿y el resto del año, qué?

    Muy buen cuento que muestra otra de las posibles realidades que obvian los multicentros comerciales.
    Enhorabuena y mucha suerte.
    Besos.

  11. Me encanta la denuncia contenida en el relato, María Elena. Porque entre basura estamos en este país de escombros, donde damos cabida a los más corruptos y jetas.
    Divertido, nostálgico, evocador, con ese final que engarza con la realidad que vivimos… Me ha gustado.
    Un beso y mucha suerte.

  12. María Elena, un relato que nos habla del empobrecimiento progresivo de la protagonista, desde salvar a un pollo hasta añorar su pechuga. En fin, la basura está en lo alto de todo. Suerte a fin de mes.

  13. Interesante reflexión sobre la Navidad actual, María Elena… consumismo, telebasura… escoria envuelta en papel de regalo… es verdad, se ha perdido el espíritu primigenio, verdad???

    Bueno… yo intento mantener la esencia de estas fechas y disfrutarlas con la gente que quiero y por ello te deseo a ti y a toda esta gran familia de cuentistas unas felices fiestas y un 2014 lleno de nuevas y buenas historias.

    Un fuerte abrazo
    Marta

Dejar una respuesta