Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC71. FLORES PARA LA MEMORIA, de Javier Ximens

Cuentan en los Montes que en la Navidad de 1948 —cuando los rencores iban bajo palio—, Olvido huía de los guardias civiles que el alcalde había mandado en su persecución por habérsela visto llevando leche y mazapanes para los guerrilleros. Quiso la Providencia que el parto se presentara en tales circunstancias, de modo que —con dolores silenciosos— la mujer parió una hermosa niña entre las retamas y la tuvo que dejar allí ante el cerco de los guardias. Se enternecieron los hombres y dejando la cacería llevaron la criatura a la casa del regidor. Como su mujer estaba seca de maternidad acordaron quedarse con ella.

Que la madre muriera fusilada en la cárcel de Talavera por ser del maquis o por intereses ajenos nunca se pudo demostrar.

Desde entonces —todos los 25 de diciembre—, el viento de la sierra tañe en las campanas de la iglesia los gritos del parto, y aquellas retamas maternales alumbran navideñas flores blancas. En el pueblo se las conoce como «Las flores de Olvido» y en sus pétalos se forma un rocío seroso, dorado y con sabor tan triste como difícil de olvidar.

http://ximens-montesdetoledo.blogspot.com.es/

52 Respuestas

  1. Que preciosa historia Javier, has mostrado y has traído la nieve, el frío, las retamas y los sonidos de viento y campanas. Lo has narrado como se cuentan las viejas historias. Lo del rocío seroso y el sabor triste es de lo más poético. Me ha gustado especialmente este registro. Buen inicio y muy buen final. Lo has bordado. Suerte y abrazo.

  2. Magistral. Me ha llegado al alma. ¡Enhorabuena! Felicidades por la mención de noviembre y te deseo que se convierta en premio en diciembre con este estupendo relato, que refleja una una cruda realidad que a muchos tocó sufrir. Un saludo afectuoso

  3. Javier, ya he pasado por la publicidad. Preciosa historia que daría para una novela, repleta de perlas que empiezan con los “rencores bajo palio” y terminan con el “rocío seroso”. Me ha gustado mucho, creo que volverás a estar entre los elegidos.
    Saludos.

  4. Una historia preciosas y llena de sentimiento, me ha llegado muy a dentro, casi me brotan las lágrimas ante el dolor de esa madre al tener que dejar a su hijo abandonado .
    Hay frases impactantes como la de ” las flores para el olvido” “,un rocio seroso ” que dicen mucho sobre la importancia del hecho.
    Enhorabuena por la mencion del mes pasado, y a seguir por esa buena racha.
    Un saludo
    Puri

  5. Hola, Ximens.

    Vayamos por partes, porque el texto lo merece.
    Primero, bien escogido el nombre de la protagonista: Olvido. Es un nombre con mucha carga tanto de olvidos, como de recuerdos. Un acierto.
    Segundo, las imágenes que proyectan tus descripciones. Por ejemplo, rencores bajo palio, dolores silenciosos, seca de maternidad o rocío seroso… Otro acierto porque son muy visuales.
    Y tercero, el hecho de contar la historia como si de una leyenda se tratase le imprime fuerza y veracidad a la narración. Para mí, un cuento hermosísimo.

    Hay una cosa que no me suena bien del todo y es eso de “tañer en las campanas…”, pero estoy segura de que lo habrás comprobado y será una expresión correcta.

    Un abrazo muy grande y este mes: sí o sí.

  6. Con un aire de leyenda en la historia y en el narrador que hace el micro muy apetecible.
    Su final te ha salido lírico, Don Javier, pese a tu negación para la poesía, jajaja. Empléate a fondo con esa mirada poética, que la poesía es cuna de magníficos narradores, pues implica gran amor a la palabra y aspiración a su dominio.
    Lástima que ya no viva por tierras toledanas, que, de ser así, hubiera buscado las flores de Olvido.
    Un abrazo, enhorabuena por la mención de Noviembre y, además, un beso, sin recortes, que estamos en Navidad.

  7. No parece que te haya costado mucho encontrar un nombre para la protagonista… A mi entender, una de las palabras más hermosas de nuestro idioma, por sus resonancias que -en tu texto- adquieren matices tiernos y dolorosos al tiempo.
    Abrazos, siempre

  8. Duro, pero real !!
    Me ha recordado cuando se nos perdió tu padre con 80 años en una retama inmensa en Cañaditas, y eso que llevaba un sombrero de paja tipo segador con bastante ala, solo adivinamos que se había quedado trabado cuando nos volvimos y vimos que se movían mucho las ramas altas.. 😀

  9. Ximens un micro que esos que se quedan en la retina y en el corazón. Con imágenes potentes y sobre todo una trama que duele al leerla. Precioso el nombre de Olvido, a la que no se la olvida, las flores blancas entre las retamas. Admiro que con tan pocas palabras puedas contar tanto y tan intenso.

    abrazos enormes

  10. Bueno, Ximens, nos has dejado la traca final para diciembre. ¡Y decías que no sabías hacerlo mejor! Vaya historia tan bien contada que te deja la rabia a flor de piel, con unas imágenes bellísimas que no vamos a olvidar. Y otra cosa: me apetece muchísimo saber qué fue de la “hija” del regidor. Ya solo el título combinado con el nombre de la protoganista merece un premio. Enhorabuena.
    Saludos y suerte a fin de mes.

  11. Este es el tipo de texto en el que sacas todo su potencial sobre otras cosas que escribes. De los que te he leído aquí este año es el que más me ha gustado. Sobrio en la prosa, potente en las imágenes y con ese toque de leyenda triste de pueblo que sacas a pasear de vez en cuando. Te diría que suerte, pero ésta es que lo hayas escrito.

  12. Ximens, por un momento me has recordado uno de los últimos libros que leí: Rabos de lagartija. No podría decirte por qué exactamente, pero es así. Bien descrito el escenario y el entorno, el conflicto y la leyenda que queda al paso para los años venideros.
    Buen cuento. Saludos

  13. Bueno Ximens ya estoy de vuelta tras meses de ardua andadura documentándome, escribiendo, y corrigiendo mi libro. Y aún me faltan detalles que habré de rematar me han dicho. Parece ser el cuento de nunca acabar.
    En cambio tu relato o cuento sí que está acabado y es magnífico. Como lo ha sido recuperar tu lectura de nuevo. haas rematado muy bien una hermosa leyenda navideña.
    Solome queda felicitarte y me apunto de nuevo a seguirte, pues estoy remozando mi lista de seguidores y tú no podías faltar.

    Un fuerte abrazo desde Madrid.

  14. Una preciosa leyenda que, aunque sea ficción, bien puede trascender el tiempo.
    A partir de ahora, cuando vaya al pueblo (que está al lado de Talavera) buscaré entre las retamas, a ver si encuentro las flores blancas…
    Felicidades por tu nominación.
    En diciembre has escrito uno de los relatos más bellos que he leído hasta ahora.
    Un abrazo.

  15. En difícil lograr la conjunción de las dos historias de tu relato. La cerrada en Talavera y la abierta aún en los telediarios. Tu mérito es grande y tu habilidad patente. Con muy pocas palabras, y afiladas como cuchillos, has logrado sintetizar el clima de post-guerra, y las consecuencias actuales de aquellos desastres de venganza. El cuento es espléndido. Magnifica la alusión al palio. El ritmo fluido del relato deja un rastro de sugerencias. Otra vez: muy bueno.

  16. Me avergüenza llegar de número cuarenta a esta casilla de comentarios, la verdad, porque esta es una de esas piezas que no se puede uno dar el lujo de perderla.

    Con una selección de lenguaje exquisita, con su carga semiótica muy profunda, tanto como la hondura emocional que consigue la historia; este micro es una de esas piezas que no sólo invitan a la relectura, sino que se nos engancha en la reflexión y nos lleva a pensar en todas las injusticias y abusos de estos enfrentamientos cainitas.

    Espero, Ximens, que el jurado valore esta participación como se merece.

    Un abrazo.

  17. Un relato que bien pudiera haber sido real, aunque más arriba ya has comentado que no es así. Como una leyenda, de esas que no se olvidan aunque el personaje se llame precisamente Olvido. Me gusta mucho.
    Suerte y enhorabuena por la mención del mes pasado.

    UN saludo
    Rosa

  18. Es tu relato muy bueno, amigo Javier
    Tiene mucho de “cuento de tradición oral” posiblemente muchas escenas como esta no deberían quedarse en el olvido. Por eso tú lo has escrito.
    Besicos

  19. ¡Me encanta ese final! Las flores del olvido se me han representado en la mente acompañando tu leyenda, tu historia, esa mezcla de realidad y ficción que tan bien conocen tantas personas. Es doloroso, triste, lo cual me hace deducir que de todos los colores que intenté traducir en alegría con la ilustración …¡sólo te sirvieron los copos blancos! Que así sea, Javier. Felicidades por tu nominación en noviembre y que el Olvido nunca sea la excusa para el abandono.

    Un besazo y un abrazo fuerte.

  20. Qué buena voz narradora tienes, ximens, y qué relato más bien medido, se nota que te los has trabajado. Lo único que no me va mucho, aunque no es incorrecto, es el uso que haces de las rayas en el texto, es cosa mía de estética. Con unas comas se entiende igual y me resulta más cercano para un micro.
    Un abrazo.

  21. un bello homenaje. Algunos prefieren olvidar y otros saben que las cicatrices hablan de las heridas sufridas, las batallas perdidas y las ausencias. Somos lo que hemos vivido y no hay escapatoria. Un abrazo y muy felices fiestas.

Dejar una respuesta