Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC84. MEJOR NO SE LO DIGO, de Manuel Montesinos

Escribió la carta de su puño y letra, la introdujo en un sobre ribeteado de cuadrados azules y rojos con un sello estampado en color índigo donde podía leerse By Air Mail. “Llegará volando a Oriente”, le decía a su gatito y sonreía apretando mucho los labios para que no se escapara ni un soplo de felicidad.
Rebosante de vigor como poseída por el avatar de un chihuahua no paraba ni un instante. Recogía pulcramente su cuarto, no protestaba para ir a la ducha, comía cualquier plato incluso los verdes y no transgredía límites. Ya no bajaba las escaleras de dos en dos, bebía sin derramar, se marchaba sola a la cama temprano y dejó de dar vueltas infinitas en el sillón del despacho. Por fin, llegó la gran noche. “Mejor no les pongas coñac en las copas, por si les para la Guardia Civil ¿vale mamá?”.

20 Respuestas

  1. Eso. Que ya no se sabe donde van a poner los controles de alcoholemia.
    Me ha encantado la descripción de los nervios de la espera, los buenos propósitos anteriores al gran día y el inesperado final.
    Suerte.
    Feliz Navidad.
    Un abrazo.

  2. No se sabe, cuánto tiempo los padres creen que los hijos no lo saben, como al revés, cuando los hijos disimulan para que ellos sean felices y no se enteren.
    Muy simpático el viceversa que has creado.
    Un abrazo y feliz Navidad

  3. Hola, Monte.

    Así eran mis noches antes de la llegada de los Reyes. Cuántos recuerdos me trae tu micro…

    Me encanta, por lo divertido e ingenioso, eso de “rebosante de vigor como poseída por el avatar de un chihuahua…” Es fantástico; felicidades.

    Un abrazo.

  4. Jeje, qué ilusión a de los peques con los regalos. El final es simpático y mediatizado. No llego a captar el título, aunque me identifica al narrador, la madre. Quizás aquí resida lo no dicho en el relato, que la madre dejará al hijo que siga con la ilusión.

  5. Gracias a todos y todas por estos comentarios, en general tan motivadores. Mi primer esfuerzo iba encaminado a transmitir la ansiedad y la impaciencia que los niños y niñas pasan y hemos pasado esperando la gran noche, espero haberlo conseguido.
    La segunda era remover la famosa cuestión del cuándo y cómo se lo decimos y de ese juego sale el título, pero la frase final, demuestra que la niña sabe más de lo que parece como siempre y en un tirabuzón de madurez suelta lo de la Guardia Civil. En fin por ahí iban los tiros. Abrazos a todos y gracias por leerme. os debo lecturas a todos.

  6. Entrañable y mágico. Me gusta como vas aportando detalles sobre la niña que ha crecido, que ya no baja los escalones de dos en dos,… y que al final suelta esa frase memorable. Me ha recordado a una niña que conozco yo, que no decía todo lo que ya sabía por si acaso se quedaba sin regalos.
    Mucha suerte. Saludos,

  7. Que ilusion la de los niños en esa noche y en las vísperas, deberíamos ser mas veces como ellos y creer en lo imposible. Yo que ya peino alguna que otra cana a veces me transformo en niña en esa noche y creo en los reyes magos, no veáis lo bien que lo paso.
    Muy bien traido este micro en estos dias, los recuerdos aparecieron de forma voraz al leer tu historia.
    Un abrazo y mis mejores deseos para el año que pronto va a comenzar.
    Puri

Dejar una respuesta