Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC86. FELIZ NAVIDAD, de Ana María Carela Pérez (mujer de Sotirios)

Bajo el precioso abeto, decorado con adornos navideños, estaba Susanita abriendo sus regalos radiante de felicidad. Los villancicos sonaban por todo el salón impregnando la atmósfera con su magia navideña. En el centro había una suntuosa mesa colmada de todo tipo de comidas y dulces navideños. En el medio de la mesa había un pavo enorme, dorado y listo para degustar.
— ¡Qué dichosa soy! ¡Cómo les quiero! ¡Feliz Navidad! — dijo Susanita abrazando toda la familia.
— ¡Feliz Navidad, princesita!— le contestaron todos al unísono.
El rumor de una rata hizo despertar a la pequeña niña. Entre los cartones hizo una fuerza descomunal para moverse; pero su pequeño lánguido cuerpo estaba entumecido. El frío, la inanición y la alta fiebre hicieron mella en ella. Su pequeño cuerpecito se estremeció, le pesaron los parpados, se le nublaron los ojos azules y el sueño eterno se apoderó de ella.
—Susanita, vamos—dijo un niño.
— ¿Quién eres tú? —repuso sorprendida.
—Yo soy la vida eterna, pero tú llámame Jesusito.
—Y, ¿adónde nos vamos, Jesusito?
—Nos iremos en un mundo donde el hambre no existe; y toda la gente son muy felices; y donde los niños disfrutan la Navidad en un enorme jardín eternamente.

78 Respuestas

  1. Soti, luego comentaré esta cosa que has escrito. Ahora necesito preguntar a los habitantes del mundo mundial cómo es posible que pasada la época de los Flavios romanos, la anunciación del Salvador por los angelitos, y la llegada de los tiempos de la igualdad de géneros….la pretendida autora del cuento de Susanita – la de los brazos tan largos que era capaz de abrazar a toda su familía mientras hablaba como hacía Sotirios en el cuento del borracho conductor; cuando decía: ! queridos hijitos, CUANTO LES QUIERO-, se presente a un concurso literario como “mujer de”.

  2. ¿Esto es de soti como dice el señor de arriba? Entonces, ¿puedo mandar micros con el nick de mis sobrinitos? Y en ese caso, ¿puedo poner “aficionada a los encurtidos”? Es por saber, y me busco una afición más glamurosa.

  3. Feliz Navidad también para ti. Y ahora que nos sabemos hermanos en Cristo es el momento de hablar de la verdad que nos hace libres.
    Me has decepcionado. Te he defendido y aconsejado. En mis comentarios recientes incluso he alabado las mejoras evidentes en tu forma de escribir.
    Yo participo en el blog para compartir, no para recibir premios. Esté de acuerdo o no con las decisiones del jurado respeto las normas establecidas y conocidas por todos nosotros. Una simple, entendible, y de imposible confusión es la que prohíbe el envío de más de un cuento por participante y por mes.
    Del sueño y despertar de Susanita sólo quiero decirte que “impregnar” de aromas a incienso, como hace el protagonista del cuento del sabio chino, e “impregnar” de Navidad la localización de un pavo gordo y dorado, es físicamente discutible en ambos casos, y demuestra la repetición de un error que sólo puede darse en quien desconozca el significado del concepto que expresa el vocablo que he entrecomillado. Y que en el Paraíso, de seguro, toda la gente es muy feliz aunque no toda la gente son muy felices; si bien es posible que, con eso del Cisma, por el Egeo cuenten de forma distinta que por aquí.
    En fin, y deseándote lo mejor para ti y los tuyos, también quiero decirte que me disgustaba tu decisión de abandonar el blog pero he mudado de opinión.

    1. Amigo, Ignacio, veo has salido del armario y me enseñas como verdaderamente eres. Las reglas del concurso son muy claras y relato por participante. Si el registrador me lo pide yo con mucho gusto le mando el DNI EN fotocopia por email de mi mujer. No hice nada ilegal excepto a ayudar a mi mujer a corregir su relato. De las equivocaciones no me hacen el más mínimo daño porque una de los razanos que abandono el blog es mi falta de conocimiento y especialmente la gramática. Durante el transcurso de mi vida me han celado de todo. No sé que tengo y la gente me envidia siempre y quiere hacerme daño. La verdad soy guapo, hablo 5 idiomas (estudié en WSU lenguas extrajeras, francés, inglés, español, e italiano) y mi porte es excepcional (como puedes ver también soy muy modesto). Estoy seguro si mañana me iré a dormir bajo de un puente la gente se celará de mí. Pensarán: este ca… ha elegido he mejor sitio. Me alegro que hayas mudado opinión. Yo te deseo Feliz Navidad, que mi señor Jesucristo te da amor, felicidad y muchos éxitos pera ti y toda tu familia. Te quiero mucho, tu amigo del alma y servidor, Sotirios.

  4. Ricardo, primero tengo que agradecerle por tantos comentarios gracias a ti otra vez esta de los más leídos. Mi mujer me dijo, ¿Sotirios, eso que es? Cariño eso es la gente que me quiere tanto en este blog. Allá tú, contesta tú a tus amigos, yo he escrito un relato Navideño de amor, no un relato bélico. Así el pobre santo varón Sotirios conocido como el glorioso por mera cortesía contesta a los mensajes. No entiendo por qué tanta trifulca si yo les quiero a todos tanto. ¿Cómo mi pobre mujer va a contestar si todos habláis de mí? ¿No será que tenéis miedo que el relato va a ser entre los seleccionados? Yo, personalmente, cuanto leí el relato tenía los párpados rojos de llanto. Es un relato Navideño salido de corazón de mi amada esposa y hay que disfrutarlo como todos los relatos navideños. ¿Qué yo le ha ayudado? Claro que sí. Todo el mundo sabe de sobra que mis textos los corrige mi hija, así yo también ayudé mi mujer a redactarlo. Amigo, Ricardo, por favor, en estas fiestas entrañables soy muy tierno no quiero discutir con nadie, así ese inútil escritor que no come jamás ni una rosca si te ha ofendido te pido perdón. Feliz Navidad, y Dios te bendiga.

  5. Ana, mi mujer te da las gracias por tus hermosas palabras. Hace dos semanas ella me dijo: Me gustaría escribir un cuento Navideño, hazlo le dije yo te ayudaré a redactarlo. Pasaron unos días y me dijo. Recuerdas este documental de Brasil que hemos visto hace unos años donde los niños dormían en la calle. Es muy difícil olvidar una cosa tan atroz—dije. Pues esta es mi idea una niña que sueña con la Navidad, despierta entre cartones muy enferma y finalmente muere, pero le aparece Dios y la llave contigo. Así nació el relato. Que la ayudado, sí mi hija también ayuda a mí ¿Qué mal tiene?
    Cuando una persona muere (deja el cuerpo físico) lo primero que vea son sus familiares. Durante el transcurso de mi vida siempre me preguntaba a mí mismo ¿Por qué yo veo, escucho y experimento cosas que los demás ni lo pueden ni imaginar que existan? Pasé casi la mitad de mi vida preguntándome hasta un día a los 40 años entendí porque me sucedía a mí y no a los demás. Con la simple razón que amo tanto a Dios y él para compensar mi incondicional amor me permite ver y experimentar cosas que los demás ni pueden ni imaginar.
    Así decidí a contarte una experiencia Navideña que jamás la he contado a ningún ser humano.
    Era navidad, escuche una hola,(estaba en la cama )abrí los ojos y he visto un chico con el pelo castaño claro mirándome y esbozándome una cálida sonrisa. Detrás de él había entre 5 o 7 personas con instrumentos de música. De súbito, Todos se inclinaron (como una reverencia) y empezaron tocar los instrumentos con una melodía sublime. Yo, soy una te las pocas personas en el mundo que le gustan tanto las canciones de Navidad.(tengo una amplísima colección)Ni te lo puedes imaginar la sensación que he experimentado escuchando el más hermoso canción de Navidad que jamás he escuchado. Me erizan los pelos sólo de recordarlo. Me quedé anonadado con la boca abierta, me han hecho otra reverencia todos con cálidas sonrisas y se esfumaron. Y, ahora viene la peor parte. Como te he Conrado escuché he mejor canción navideño de mi vida. Oh, qué ingrata es la vida, porque yo tengo tengo que experimentar tan desagradables momentos. Sí, amiga, no recordaba ni un palabra de canción, pero ni una. Qué terrible castigo es lo mío. Porque el cielo, no me permitió recordar aunque una palabra. Durante muchos años pensé que ya si pudiera recordar el canción sería inmortal y mi nombre perduraría hasta el fin del mundo.(Quizás por eso no me permitieron recordarlo porque su autor está en el cielo). Gracias por compartir esta experiencia conmigo, queridísima amiga, Feliz Navidad, Sotirios.

  6. A mi el relato me ha gustado y me ha parecido entrañable. Ademas es acorde con el tema del mes. Por eso felicito a la autora y la animo a seguir escribiendo si le gusta hacerlo porque es una de las cosas mas gratificantes, al menos para mi.
    Por otro lado pienso que cualquiera es libre de participar.Mi mujer lo ha hecho dos veces aqui, la última el año pasado por estas fechas y cualquiera que leyera su cuento podría pensar que es obra mia ya que yo le ayude a corregirlo e inevitablemente hice algunos pequeños cambios. Creo que eso es lo normal ya que al no escribir con asiduidad estaba insegura con el resultado.
    Creo que no hay nada malo en ello y entiendo que en vista de los comentarios la autora se abstenga de responder.
    Lo importante es mostrar tu trabajo y disfrutar leyendo el de los demás compañeros. Para decidir lo que esta bien o mal ya esta el jurado.
    Sin animo de ofender a nadie pienso que no hay que hilar tan fino.
    Saludos a todos

  7. Ricardo, yo con mucho gusto contesto los mensajes. No tengo la gran elocuencia de mío marido y tampoco me gusta excederme mucho, pero como voy a contestar si todos los mensajes hablan de Sotirios bastante tengo que aguantarlo en la casa para hablar de él también en los mensajes. Feliz Navidad, Ana María esposa de pesado.

  8. Querido Sotirios, mentiría si no dijera que he dudado sobre la autoría de este relato. Tenía mucho de tu estilo y tus palabras. Pero no sé como se expresa tu esposa, así que carezco de base para aseverar algo. Primero, me dolió pensar que en tu obcecación por ganar y ya que te retirabas, era una manera de permanecer sin aparentemente estar y así no dar tu brazo a torcer. Opté por no comentar y me sentí defraudada. También esperaba ver reacciones. Creo que hay una cosa que no es de entender demasiado: Si en realidad es tu esposa quien escribe, desde el primer momento que hubo una duda razonable, tú o ella debisteis explicar la historia, tal cual has hecho no hace muchos comentarios. Tu callada por respuesta y tu “Feliz navidad”, sin más, daban pie a pocas aclaraciones. Luego, has hablado desde el corazón, sin falsas vergüenzas, tal como dice Ana y solo una persona muy ladina podría hacer eso si no fuera cierto. Yo creo en tu sinceridad cuando lo explicas, si es así, perfecto, si fuera un timo, solo te engañarías y desvalorizarías tú mismo. A veces, somos injustos y exigentes con los fallos ajenos sin darnos cuenta de que quizás con el corazón más impío, sin prejuicios, veríamos la verdad. Yo, la primera. Otra cosa es que a ratos, resultes muy chuleta, pedante o pagado de ti mismo, pero lo compensas con tu inocencia, pureza de ideas y profunda espiritualidad. Yo te creo, y quizás debiéramos cerrar todos ya este contratiempo en las relaciones amistosas que son de lo mejor de este blog, junto con los escritos. Seamos todos más nobles y olvidemos lo dicho en momentos de confusión y dudas. Tienes muchas virtudes, defectos, todos los tenemos, así que no nos juzguemos más. Me gustaría que fuera tu esposa la que respondiera, pero solo si lo desea, si tú lo haces quizás se malinterprete. También, ya que sabemos que es tu mujer, el próximo no es necesario que diga que es tu mujer.
    El relato es tierno y tiene un espíritu de amor y de compadecerse de los que menos tiene. Es tierno y esperanzador aunque triste.
    Os deseo paz, amor y buen rollo. Es Navidad, buenas fechas para estar alegres. Siempre debieran ser buenas fechas para la alegría. Besos a toda tu familia y a ti.

    1. Antonia, parece que atraqué un Banco. De que te sientes defraudada de leer un cuento Navideño. He tardado mucho, pero al fin me he enterado aunque muy tarde que eso finalmente es una competición donde todos quieren ganar. Sí, me sentí muy celoso leyendo tantos relatos Navideños yo he escrito un relato para ayudar la gente a vivir más años. Espero un día alguien se da cuenta el enorme favor que les ha hecho. Sabes de sobra que jamás estoy entre los nominados, por qué tanta desconfianza. Yo supliqué a mi mujer a pensar un relato Navideño y ella como menciono ha tenido la maravillosa idea. La he ayudado a redactarlo. En definitiva, creo que no hice nada mal. Mi decisión de marcharme, finalmente, es muy acertada, porque cada vez me siento menos y menos querido en este blog. Feliz Navidad, Sotirios

    2. Me sentí defraudada al pensar que tú podías estar engañando, he dicho que creo lo que dices y ya está. El cuento no era el tema. Y sobre el cuento también he opinado y me gusta. Mira Soti, lo de sentirse querido o no también lo hemos comentado y no voy a decirte lo que te han dicho y sabes. Hay personas que valoran el afecto de diversas maneras. Aqui solo hay palabras, y esas siempre han sido y son buenas para ti. Un beso.

  9. Admitiría pulpo como… pero antes tendía que conocer la nacionalidad de la esposa de quien, mantengo, es el autor del relato.
    El mió marido y la corta extensión del exceso, me hacen creer que la respuesta a Ricardo está tecleada por las mismas manos que anuncian una eterna despedida.
    Puede que todo sea cuestión de fe; y, reconozco, de este bien estoy escaso.
    Pero; la cuestión no es ya siquiera si alguien, que manifiesta repetidamente sus carencias gramaticales, es capaz de corregir un texto ajeno; tampoco es si el autor/a del relato permite que lo enmiende una persona de quien, por convivencia, debe conocer cómo escribe.
    Es lógico pensar que, por razones sentimentales de amplio espectro, la autora – según versión de su marido- permita en este caso una intromisión en su obra. Ahora bien, ¿cuál es límite de la, supuesta, colaboración?
    Sin pretender ser el mejor exégeta, considero que muchas de las palabras del cuento al que me refiero suenan a ya escuchadas; que las ideas subyacentes en el texto han sido ya utilizadas, y que la forma de expresión proviene de un hacer literario reconocible.
    En el fondo, me interesa nada si el verdadero autor continúa jugando con sí mismo.
    Me preocupa, algo, que juegue con los demás; pero no soy redentor de nadie ni defiendo causas perdidas.
    Pronostico que muy pronto aparecerá una segunda colaboración en el blog, que vendrá bajo el nombre de una mujer, o de la amante del pastelero de la esquina: pero que tendrá el sonido inconfundible de la canción de las sirenas que condujeron a la ruina a los compañeros de Ulises; sólo por que ya conocían la letra y deseaban oírla de nuevo.

    1. Queridísimo amigo, Ignacio, veo que sigues con tus treces. Es un relato Navideño, no sé por qué te pones así. Te he dicho que a mí eso te los errores gramaticales no me hace daño por el simple razón que conozco mis carencias. Mis textos los corrige mi hija que va al tercero de universidad (filología española) Todos estamos en este espacio para disfrutar leyendo relatos y no para armar trifulcas. Te pido por favor a ti y a Ricardo que tomáis alguna tila y me dejáis en paz. En 15 días no vais a escuchar nada más de mí; paciencia amigos, ten paciencia. Feliz Navidad, Sotirios.(conocido como el glorioso, porque tarda ,pero siempre, pero siempre triunfa)

    2. Ignacio, Ricardo, en mi vida pasé tantas humillaciones que estoy francamente anestesiado. Tengo el culo pelado como los monos de vivir tanto. No quiero marearles, pero me gustaría compartir con vosotros una grande humillación donde 10000 personas estaban descojonándose conmigo. Aquí va una de las historias de santo varón Sotirios haciendo el ridículo total y absoluto ofrecido a mis dos nuevos amigos que de tanto quererme no se despejan de este relato.
      1880 , Recibí una beca en estados unidos y llegué a Pulman donde está WSU la universidad donde 4 años me pagó todo y donde pasé las mejores años de mi vida. En el aeropuerto me esperaba el famoso entrenador Chaplin. Bienvenido, griego, que lastima que no te has llegado unos días antes porque mañana tiene competición. Yo, a decir verdad, siempre fui un atrevido y un bicho. Qué dices entrenador mañana compito, vaya, griego, tú sí que tienes cojones.
      Al día siguiente entre en el estadio de pista cubierta (era enero)y me quede anonadado ,era un estadio de dimensiones colosales , para que lo entendéis queridísimos amigos las dimensiones de la pista cubierta en Europa tiene entre 170m y 200 metros. ¡Dios santo! Pensé este es un coloso. En la salida me dijeron que era 1000 yardas. 1000yardas respondí qué es esto. Más o menos 800 metros me respondieron. Pitaron, y salí como un demonio, como la rencarnación de mismísimo diablo, no sólo a ganarlos, pero a humillarlos, pisotearlos y enseñar a todo el mundo que la ciudad tiene un nuevo rey el gran Sotirios. Según corría miré te refilón atrás y vi mis rivales mirándome desesperados en una distancia considerable. Entré en la recta final saludando en la grada la gente que me miraban con los ojos desmesuradamente abiertos. Cuando iba a terminar escuche la voz de un juez, one more l… Que quiere decir una vuelta más. Miré la grada y vi 10.000 personas descojonándose, Francamente muriéndose de risa. Menos mal que había un subterráneo y me metí para esconderme. Después vine el entrenador riéndose y me dijo. Griego, así que no tienes idea que son 1000 yardas.
      Gracias por compartir conmigo esta anécdota amigos, feliz Navidad, Sotirios.

    3. Se me ha ido la olla (y no es la primer vez)1980. JA ,JA JA. Pero te lo seguro el 2080 estaré vivo y coleando como nunca. A ver si me mandas tu dirección para mandarte los regalos en mi relato te mandé mi email un montón de veces. Feliz Navidad, Sotirios.

  10. Soy amiga de Sotirios. Y le creo. Daría igual que si un relato seleccionado por un jurado como el de ENTC, totlamente honesto, lo hubiera escrito Pepe Mari y lo firmara Mari Pepi. Aparecería en el libro por méritos propios, lo leerían con gusto y el autor-autora habría jugado con ventaja ¿y qué? . No somos la Inquisición, Se mal pensó, se presta a ello el estilo, las palabras, pero Sotirios lo explicó y a partir de ahí y desde ahí, lo crees o no. Y ya está, pero no ha de decir más. Personalmente me parece fantástico y tierno y amoroso que él hable tan bien de su mujer, de su amor, que sea tan tierno alabando la idea de Ana Maria. Sería muy tonto si creyera que somos tontos, y Soti es creído, es orgulloso, pero no tonto. Y es sincero y no se avergüenza de sentimientos y emociones. Y repito, yo lo creo. Y quien no lo crea, una vez habérselo comunicado, me parece ya doloroso el insistir.
    Feliz Navidad a todos y que de verdad el espíritu de la generosidad y la tolerancia nos acerque un poco más.

    1. Ja, ja ja, lo acabo de leer y me ha alegrado el corazón, o sea que me río a solas ante el PC. Creo que ya lo tuyo es de estudio, ricardo. yo soy quien tú quieras, como dice Ana U, con mucho salero. Somos clones, uhhh, ja ja ja . En serio ricardo, no tengo nada contra nadie aquí, creo que fuera tampoco, no sé, pero qué tal si nos dedicaramos a divertirnos a aceptarnos, y ya está
      . Vale, soy Soti, que es Ana, que es Soti, claro, pero que es Antonia, que soy yo, si no fuera porque fuese Soti,…
      En fin .
      De verdad, , de corazón, feliz navidad.

  11. Hola, Ana María.

    Yo voy a hablar del relato porque no me gustan las polémicas, para eso ya hay otros foros.

    Como te decía, Ana María, el relato es dulce y está en consonancia conla época en la que estamos. Describe una bonita estampa familiar y me deja un buen sabor en la boca. Destacaré estas últimas frases: “…un mundo donde el hambre no existe; y toda la gente son muy felices; y donde los niños disfrutan la Navidad en un enorme jardín…” Ojalá, llegue un día en que todos esos deseos se hagan realidad.

    Un abrazo muy grande para todos.

    1. Yowanda, mi marido no hace más que hablar de ti. Qué maja es Towanda, qué buena persona es Towanda.Towanda es un ángel. Tengo que dar la razón a mi marido, eres una persona extraordinaria. Gracias, por tus hermosas palabras. Te deseo una feliz Navidad, Ana María.

  12. No sé si me corresponde intervenir como representante del concurso, lo he dudado, pero intentaré hacer un simple comentario y desaparecer de este espacio. Le pido disculpas a Ana María de antemano por usar su espacio para hablar de otro participante, pero supongo que a estas alturas lo habrá asumido.
    Efectivamente, Sotirios me parece todo un campeón: tal vez le falte la técnica suficiente, pero es un estratega en la carrera que se propone, y siempre acaba siendo mucho más protagonista que cualquier otro participante. El concurso se ha planteado desde la confianza, y (aunque dispondremos de algún control más desde enero) creo que no va a cambiar ahora. No podemos solucionar la identidad de este relato… porque no tenemos las herramientas directas para hacerlo, pero no dudo de que cada uno, cada una, ya tenga sus conclusiones, y con eso tenemos que conformarnos. Creo que, en muchas ocasiones, vuestros silencios son más poderosos que cualquier argumento, y todos los casos (los conocidos) en los que la autoría era discutible han terminado solucionándose con el tiempo. En este blog somos un verdadero monstruo de “cientos de ojos y cerebros”, es difícil escapar mucho tiempo a nuestra atención. No sé si merece la pena perder el tiempo en lo que no podremos demostrar ni solucionar (dejemos que juzgue las evidencias el jurado) mientras decenas de autores y relatos esperan en el blog un poquito de nuestra atención.
    Aún así, gracias por mantener ese tono controlado en todo momento, yo os lo agradezco personalmente, porque la moderación de los comentarios es, con diferencia, mi labor más desagradable y difícil, y nunca estoy convencido de administrarla bien.
    Me vuelvo a la camita que estoy enfermo… portaos bien¡¡¡¡ ja ja ja

  13. Queridísimo, Jams, veo que te has tardado, pero, finalmente, te has enterado que soy un auténtico campeón. El relato es de mi mujer ella ha tenido la idea, la inspiración y la gentiliza de contarlo. Qué lástima me dijo yo no puedo escribirlo con buenas palabras. Cariño, le dije, no te preocupes yo te voy a ayudar. Y es verdad, la ayudado a rectarlo, pero tengo que decir que mi hija también me ayudó durante 2 años. ¿Hay algo malo en eso? Yo creo que no. Estoy orgullosísimo de ayudar a redactar un relato tan bonito, no les escondo que durante los momentos que le ayudaba mis ojos estaban anegados de lágrimas. Es un relato que se ha escrito del alma y no del cerebro. Van a escribir 180 relatos y yo pido a los jueces ser unas personas honestas, y juzgan el relato Navideño como uno más y si tiene que salir que sale y si no, no pasa nada, pero sería desagradable ser rechazado porque otra vez se menciona el santo varón Sotirios. Confío en vuestra honestidad. Lo prometido es lo prometido te mando tu regalo Navideño como te ha prometido hace tiempo. No es nada importante es un pequeño obsequio, para que no creas que hay mal rollo entre nosotros. Un fuerte abrazo, amigo, solo queda 14 días y me voy a esfumar como un duende. Feliz Navidad, Sotirios.

  14. María Elena, muchas gracias por tu visita. El relato está inspirado de los niños de Brasil que están durmiendo en la calle. Es muy triste que en la época actual sucedan este tipo de cosas, pero por desgracia existen de verdad. También tengo que agradecer mi marido públicamente por ayudarme a redactarlo, sin su ayuda jamás saldría un relato tan bueno. Estoy muy contenta y para mí fue el mejor regalo Navideño de toda mi vida. Él es un obsesionado de ganar, pero yo creo que participar con bellísimas personas como vosotras que más puede desear alguien. También quiero recalcar que el relato está ofrecido a nuestro señor Jesucristo. Feliz Navidad, Ana María.

  15. A mi también me ha gustado vuestro trabajo. Es cierto que es tristísimo pensar que algo así está pasando a diario, pero, al menos, el final abre el camino a la esperanza de que no todo acaba aquí, de que hay algo con más sentido que esta vida de penas y amarguras que les toca vivir a muchas personas.
    Ojalá así sea.
    Feliz Navidad a ambos.
    Un abrazo.

    1. Gracias, Belén. Hace dos días mi marido me ha enseñado, Pueblo poeta. Cuando leí, UNA NOCHE DE DICIEMBRE, no te escondo que me emocionado; esto sí que es un buen trabajo. Le deseo feliz Navidad y Dios cumple todos tus deseos, Ana María.

    2. Gracias Ana María por haber visitado mi casa!. Me alegro de que te haya gustado el villancico!.
      Como habrás visto, normalmente, hago mis pinitos en poesía, pero disfruto mucho jugando con los relatos e intentando aprender de tanta buena literatura como encuentro por estos espacios.
      Os dejo mis mejores deseos de paz, amor y felicidad en estos días tan especiales.
      Besos.

  16. Uf, por fin llego. Ana María, chica, has entrado por la puerta grande: vaya retahíla de comentarios.
    Decirte que el relato es muy triste, se te encoje el estómago imaginando una realidad así. Espero seguir leyéndote.
    Os deseó una Feliz Navidad a toda la familia.
    Muchos besos!!!

  17. Gracias, Inés. Si mi marido me ayuda plasmar mis ideas en el papel porque no, no, lo descarto. Por desgracia es realidad, como ya he mencionado está inspirado en un reportaje que he visto con mi marido sobre niños que viven en la calle de Brasil. Gracias por tu visita te deseo una feliz Navidad, Ana María.

  18. Hola Ana María, muy emotivo. Con la mezcla del pasado, la cruda realidad del presente y el viaje final, has conseguido un auténtico cuento de navideño.
    Un saludo y aprovecho para desearte un felicísimo 2014.
    Rosy

  19. Gracias, Rosy. Cuando mi marido me ayudaba a redactarlo no paraba de llorar. Madre mía le decía para de llorar. En definitiva, si la gente le gusta como a Soti seguro que va a tener mucho éxito. Lo mismo digo feliz 2014, Ana María.

Dejar una respuesta