Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC93. COMPAÑEROS, de Reyes Alejano Monge

Corría dando zancadas imposibles con sus piernas aún cortas, para no ser alcanzado por el chucho rabioso. De un bote subió a un árbol; y descubrió cuanto le gustaba ver el mundo desde arriba. El arce se convirtió en su secreto refugio, receptor de llantos, dispersor de risas, silencioso confidente. En el otoño de sus ochenta y cinco años, aún ágil, ya cansado, trepó a su árbol una vez más un día de nieve y calma. Se acurrucó en su hueco y se durmió. Los suaves copos abrigaron su cuerpo, y las hojas susurraron una canción triste de despedida…solo cuando el arce se liberó de todas sus hojas otoñales le encontraron. En Navidad.

www.adondelcaminoira.blogspot.com

11 Respuestas

  1. A mi me parece una relación muy bonita entre un hombre y un árbol. Crecen juntos y el hombre elige reposar para siempre junto a su compañero de vida.
    Precioso. Yo también quiero un árbol así.

  2. que bello! Ale… está muy bien escrito y es conmovedor… también quisiera tener la sabiduría de ese señor y elegir mi árbol… e irme acurrucadita y protegida, hermoso! te abrazo (Adriana Ríos)

Dejar una respuesta