Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

DIC95. UN ACRÓSTICO NAVIDEÑO, de Carmen Martínez Marín

En un cajero al abrigo del frío con los cartones húmedos enrollados hasta que el vigilante llegara y a cajas destempladas los echara, allí estaban. Entré a sacar dinero. Son esos días en los que el dinero se te acaba y tienes que comprar. Dos hombres escribían sobre un papel arrugado:

Nada como los días de fiesta.
Sacad los pastores a cantar.
Consumamos cordero lechal.
Invitemos a un indigente a cenar.

A quién tocará la lotería.
Que brillen las luces sin pagar.
La sombra vendrá en la factura del gas.

Vivir y cantar, comer y dormir.
Cada uno en su casa.
No habrá peleas familiares.

Id de compras señoras.
Derritamos tarjeta de crédito.
La cuesta no llegará hasta enero.

Demos a los pobres los buenos días.
Regalemos lo que no nos sirve.
Derrochemos en generosidad.

A la calle con los niños
En casa manchan las alfombras.
¡Gorros y bufandas qué hace frío!

De hoy para mañana, un año más, venga vamos a celebrarlo:
Feliz navidad, Noche buena, Noche vieja, un año más.
Y, hale a cantar: “Ya vienen los Reyes…”

Me cantaron su villancico a modo de rap. Salí del cajero y me fui a mi casa.

http://aymaricarmen.blogspot.com/

19 Respuestas

  1. ¡ha quedado de maravilla este acróstico!

    Ya me imagino a los hombres escribiendo el villancico en papel arrugado y un poquito de rap para poder leerlo a ritmo de notas entrecortadas. Si vienen los Reyes por estos lares ya te contare….

    ¡¡Un beso amiga y Feliz Navidad!!

  2. Tu relato gana fuerza en la segunda lectura, una vez que el lector ha recolocado la información en orden. Luego mi problema personal, ver versos y no leo. En fin, Carmen, que me gustan más tus relatos.

  3. No soporto ese buen rollismo que hay en Navidad. Y esa manera de consumir como si se acabara el mundo. Estamos un poco locos y, lo peor, nos estamos volviendo insensibles ante la indigencia y el dolor de los otros.

    Por eso me gusta este rap tan inspirado y lleno de fina ironía. Un beso,

Dejar una respuesta