Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

119. Dos puntos cardinales

En la isla de las mujeres había dos puntos cardinales: Porunlado y Porelotro. Un día apareció un niño Porelotro. Ellas lo miraron y él se quedó mirando. Una alargó los brazos y dijo mi niño, y él extendió los suyos y repitió mi niño. Lo llamaron Alteración X21. Alteración creció intentando adaptarse a aquella realidad. Cuando empezó a oler demasiado, usó flores silvestres; cuando salieron pelos en su cuerpo, utilizó cera caliente, y cuando su voz se volvió grave, ya no supo qué hacer. Se echó al mar en una balsa, con una inmensa confusión y un mapa con dos flechas. Una apuntaba Porunlado y señalaba al Sol, y la otra Porelotro e indicaba la Luna. Miró al frente y vio el Sol, y creyó ir en la buena dirección. Al cabo, llegó a la isla de los hombres. Estos notaron que atraía a las abejas, tenía poco pelo y sufría amigdalitis, y lo llamaron Down X21. El muchacho supo entonces quién era y, aunque lo trataron bien, solo se quedó el tiempo justo para descansar, cargar la balsa con provisiones y despedirse de los amigos. ¿A dónde vas?, le preguntaron. ¿A dónde vas?, repitió, y puso rumbo Haciaotrositio.

17 Respuestas

    1. Gracias, Juan Antonio, por comentar, y por esa habilidad tuya de extraer el sentido de las cosas. Si, creo que de eso se trata, de ser uno mismo y buscar nuestro camino en la vida. Tomaré nota de que te causó confusión los nombres que aparecen en el relato, para otra vez. Graias de nuevo.

  1. Que original, desde luego es distinto y divertido. Quizá le veamos Poraqui, o Porallá.
    Me ha gustado mucho, es como un juego, aunque sospecho que tiene mucha reflexión detrás.
    Saludos

  2. Gracias, Asun, por tus comentarios.Original, distinto, divertido. Ya se me han cargado las pilas para el próximo. Se ve que te ha gustado lo de los puntos cardinales, ¿eh? Poraquí y Porallá, jaja.

  3. calamanda

    José Ignacio, nos llevas de la mano de tu protagonista con interes e intriga, al final; lo comprendemos, y lo dejamos continuar. Suerte y saludos.

  4. María

    Manía que tenemos de etiquetarlo todo y a todos. Qué bueno que existe un Haciaotro sitio, a donde cualquiera que se sienta asediado, pueda escapar. Me encantó. Gracias José Ignacio. Felicidades!

  5. Presentas un relato que me es difícil de comentar, me gusta mucho por la necesidad de reflexión que conlleva sobre las personas con el síndrome. Creo que el juego de nombres de orientaciones y rumbos está muy meditado. Aparece por otro lado, no por el más frecuente, son minorías, son diferentes. Aciertas al dar pistas con los nombres que le ponen al niño (aquí la foto que ilustra da demasiadas pistas, es decir, el relato se hace más profundo sin esa foto, requiere algo de conocimiento por el síndrome, algo de sesera para el lector). Me alegra que en ambas islas le trataran bien (ojalá fuera eso siempre cierto) y me deja dudas sobre ese ir haciaotrositio, no sé, es como si él necesitara buscar otra isla, pero si solo hay Sol y Luna. No sé. Lo dicho, relato con mucha chica, y sin moralina. Te veo bien situado en la lista de fin de mes.

Dejar una respuesta