Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

103. Duelo con minúsculas

La mañana discurre tranquila, fatigada a causa de un sol madrugador y terco. Unas pisadas firmes van trazando una cremallera cerrada sobre el piso lechoso. El rival le espera en el centro de la explanada.  Se detiene, igual que se suspende la respiración y el tiempo;  por un momento solo son una anónima fotografía en blanco y negro.  De repente todo comienza: sin una señal, sin una voz. Los rivales embisten apostando a todo o nada. Las fintas, golpes y respuestas se suceden como siguiendo un guion preestablecido. Sus ojos infinitos la observan en todo momento para asegurarse de que su amada espera al triunfador.  Un ataque, un quiebro, un error y una vida perforada se vierte sobre el delicado trabajo de varias horas.  Las repentinas flores rojas destacan como la firma de una victoria.  El silencio se condensa. El campeón toma aliento y se relaja, emprendiendo sin demora el vuelo hacia la hembra. Se posa sobre la pared pintando nieve con sus patas manchadas de nata. Ella espera con las alas abiertas, deseosa de darle incontables larvas.

48 Respuestas

  1. calamanda

    Juan, original trama. La descripción de la parafernalia de la batalla tiene fuerza y la lucha de machos por la hembra queda clara y están bien conseguidas las imagenes. Suerte y abrazos

    1. Bueno, siempre intento ser original, pero no siempre consigo trasladarlo al texto como es debido. Y aunque seaun relato sin aspiraciones parace que esta vez lo he conseguido. Muchas gracias.

      Besísimos.

  2. Modes Lobato Marcos

    Que bueno eres rufián, y como te gusta autoflagelarte…
    Pedazo de micro, repleto de originalidad y con expresiones que elevan la prosa a la categoría de arte.
    Yo que quieres que te diga…el jurado opinará,pero a mi me ha encantado.
    A ver que tal se nos da, compañero.
    Y NO OLVIDES QUE TODA LA CULPA ES MÍA!!!

    1. Hombre, toda tuya, evidentemente. Y no me vengas con patrañas, tú y dos más os llevareis la gloria. Al jurado no le gustará un relatillo sobre moscas. Y no te deseo suerte, que no la necesitas.

      Besísimos microlunáticos.

    1. Ya me los imagino con sus larvitas paseando por el parque. Lo cierto es que me sorprende que me digais tanto que es bonito. Me esperaba más original, diferente, sorprendente…pero non eso. En fin, miles de gracias.

        1. aurora royo

          Bueno, con tanto lío de bosques y ramas ¿serían insectos-rama-fásmidos de Mastar & Comander?, no he llegado a lo importante: que el relato me ha gustado mucho, la cremallera, las flores rojas y las patas de nata me han encantado!! Yo había pensado en mariquitas, más que en moscas. Me parecen más románticas, no?

          Otro abrazo.

          1. Eva

            ‘Mojka sisina subespecie lujulárvica’, Aurora, esa debe ser la especie 😛
            Secso desbocado= sin boca o sin bocados, no mola Bar 😀

  3. Ángel Saiz Mora

    Aunque no lo parezca, sí que hay moscas en invierno, son muy pesadas, resistentes y ponen los huevos de las que nos darán la murga desde primavera, así que me alegro de que haya una menos. Ahora más en serio, no sé que me gusta más, si la originalidad, las descripciones o la modestia tras los comentarios (A ver qué sale de este) Suerte merece y me uno a las enhorabuenas. Un saludo.

  4. Pues muchas gracias, Ángel, pero ya he dejado de hacerme ilusiones que me he llevado palos. Además no lo veo yo serio pare ser elegido. Pero como ya dije el premio gordo son vuestras palabras. Mil gracias de nuevo.
    Abracísimos.

  5. Antonia

    Pensé que eran aves, no me cuadraba sobre quien daba larvas, para comer. Pensaron que eran mariposas, tampoco cuadraban las flores rojas de heridas. Sí tiene todo el sentido si son moscas. Tal vez debió tener una pista el título, pero bueno, tal vez no.
    Me ha gustado la metáfora de la cremallera y la poesía de las flores rojas. Un conjunto de vida animal y sentimientos humanos que dan una buena mezcla. No sé si habrá moscas en la nieve, pero tampoco importa demasiado, si tú las vistes, seguro que estaban.
    Releyendo, creo que podrías perfectamente escribir cosas más extensas, para poder continuar una historia con descripciones, personajes varios, sentimientos. Tienes buen ritmo narrativo y capacidad de observación y de mostrar. Suerte y un beso. Espero que sea esta o cuando sea estés entre los ganadores.Tiempo hay.

  6. Hayyy Antonia, Antonia mía. Estás delante de un nuevo fracaso. Si no has podido ver que de verdadera nieve no hay nada, que el campo nevado es una tarta de nata y los copos solo manchas en la pared, mal vamos. Y ya no hablamos de otras cosillas sutiles que están. Snif, snif…

    No tengo paciencia para escribir cosas extensas, soy muy vagoneto.

    Abracísimos.

  7. Antonia

    A ver, mozo. Ese hay te quita 100 puntos por lo menos.
    Vamos al pastel. Pensé que el delicado trabajo de horas sería la nevada. Por metáforas que no quede. Me parecía que sobraba nata cuando dijiste pintó nieve, pero te lo perdonaba.Lo de lechoso, me parecía demasiado rebuscado (te dije que te lo destrozaría). Pero todo eso no eran más que pequeños fallos a mi entender, porque lo superaba lo bueno. Qué más te da a ti, que te daba lo mismo cualquier bicho, que la nata sea nieve, que las flores rojas sean adornos tarteros o vísceras de monstruos alados. Tú no puedes decidir la imaginación del lector, así que era una nevada, eran unos enamorados. Pisadas, pisadas de una mosca, me parecen excesivas, pero también te lo perdono.
    Me alegro de que poco a poco se vaya aclarando el pastel níveo o nevado, la nevada de dulce y que los infinitos ojos, que ahí también me devanaba la neurona. Un abrazo con muchas facetas, patas, tarta, nieve y larvitas futuras.
    Que está muy bien, soy yo que imagino y me lío y me lían y todo eso.
    También soy vaga, menos para debatir con personas que valen la pena, como tú.
    Suerte trenecillo.

  8. Cierto, ese “hayyy” no tiene perdon. Ahy. Pues mira tú que me gusta que en el delicado trabajo de horas vieras la nieve, pues era era mi intención, que se pudiese entender que era la nevada y a la vez que se pudiese aplicar al pastel. Ya no digo nada de que era verano, con un sol tempranero y terco. Y ya.

    Besísimos.

  9. Antonia

    Perdone usted master off class, o como sea que se diga. Que había sol,yes. Que pudo haber nevado antes durante días u horas, más yeses, luego, pudo salir el terco de sun ese, así fuera pelono winter. Ahora no añadas estíos a la historia. Me gustó que te gustara que yo viera la nieve. Es que con el sol me deslumbró y no pude evitarlo.
    Kissitos.

  10. Belén Rodríguez

    Yo también pensé, al principio de la lectura, que los protagonistas eran algún tipo de ave pero, al comprobar que la nieve era nata de una tarta, tuve que decantarme por animalillos más pequeños.
    Ahora que sé que son moscas, el relato tiene otro sentido.
    Lo que no he visto nunca ha sido una mosca matar a otra… pero supongo que los crímenes suceden en todas las especies. ¿O no?.
    En cualquier caso me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    1. Bueno, me he permitido algunas licencias, claro está. Las moscas no se matan entre ellas ni se clavan nada, ni dejan pisadas en la nata. Pero coñe, un poco de fantasía no sobra. Muchas gracias por la visita.

      Abracísimos.

  11. Barlon, todo un combate ilegal, por como lo cuentas y lo escondes hasta el final, cuyo premio es todo un lujo. Una sesión de sexo duro, y ojo, permitido por la Iglesia, pues es para procrear.

    Buenas imágenes y costuras para hilvanar un buen microrrelato.

    ¡Suerte para el concurso!

    Saludos, microlunático.

    1. Lo del secso duro no lo he ponido yo. Cada uno que se imagine lo que quiera. Y lo de la iglesia no sé: procreación sin casamiento…
      Muchas gracias por pasarte por mi caseta.

      Saludísimos microlunáticos.

  12. Salvador Esteve

    Barlon, majestuoso combate, y tuvieron la delicadeza de no consumar su amor en la nata. Por si acaso, yo me paso a la vainilla. Me ha gustado mucho. Abrazos.

  13. Mª Belén Mateos

    Una lucha en blanco y negro por conseguir a la dama alada. Una tarta que dulce y empalagosa cautiva a los amantes para procrear tras la batalla. Vuelo de moscas que queda atrapado en tu genial relato.
    un abrazo y suerte Barlon.

Dejar una respuesta