Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

103. Efecto secundario del amor (Barlon Mrando/Juan Fuente)

Bum bum
Me marea esta montaña rusa que avanza a empellones.
Bum bum
Recorriendo irresoluto esta mina de túneles y galerías.
Bum bum
Y a setenta besos por minuto.
Bum bum
Ya no me dejas volver. Ya no deseo volver.
Bum bum
No desde que entré en tu corazón.
Literalmente.

54 Respuestas

    1. Yo diría que va un poco más allá de la pasión, de los peligros que puede acarrear. LO he parido con un lado perturbador, al menos a mi punto de vista. Si tú no lo ves así es perfectamente válido y de agradecer. Espero te sientas a gusto en mi chavola.

      Besísimos.

  1. Modes Lobato Marcos

    Pues yo no sé si dejarte mi comentario, porque seguro que aún sigues irritado conmigo…

    Bueno, sabes que te digo?
    Que me la pela.
    Que yo te voy a comentar te pongas como te pongas, porque me niego a pensar que hayas olvidado los buenos momentos que pasamos frotandonos jabón de La Toja, oh baby…

    A ver, nenaza, acabas de crear el híbrido perfecto entre prosa y verso.
    Y, lo importante es que el estilo elegido encaja a la perfección con el tema de tu relato.
    La historia de amor más bella e intensa que he leído en años.

    Nadar en sus venas, entrar en su corazón literalmente…

    Pelos como escarpias, macho.

    Y, claro, ahora me dirás que si te hago la pelota y milongas similares, y yo te diré…de eso nada, monada.

    Que me ha llegado, que es muy bueno, tío.

    Maldito talentoso incrédulo…

    Un beso apasionado, Juanillo.

    Ah, y no huyó de ti.
    Es que simplemente he escuchado leyendas acerca del falo descomunal que caracteriza a los hombres de Boiro, y, claro…
    El miedo es libre, amore…

    1. No voy a entrar en lo del palo, que parece que la cosa está que arde. Solo te haré una confesión: La idea no era hacer un relato romántico superlativo, más bien uno perverso, donde el final no sea del todo perfecto. Nuestro protagonista podría ser victima de una devorahombres, también literalmente.

      Y sí, lo del jabón de tojos es algo que recordaré toda la vida hasta que lo olvide. Pero desde que estás con Tim…

      Besis.

  2. Salvador Esteve

    Barlon, nos adentras en un laberinto sanguíneo de pasión y amor, si no tiene un paro cardiaco este amor promete, jajaja. Me ha gustado mucho. Abrazos.

    1. Pues no había pensado yo en el infarto. Más bien me imaginaba al señoriño con una espátula y una bolsa recogiendo colesterol. Muchísimas gracias, compañero por verte en mi caseta.

      Abracísimos.

    1. Rosy, es que sin ese “literalmente” para mí el relato se queda en nada, se pierde en la mediocridad. He de decirte también que el día que deje de ser original me retiro, ya haré chapuzas o cosas decentes, pero hay cosas que no pueden faltar.

      Superbesísimos.

  3. Ángel Saiz Mora

    Esto sí que es una buena idea con una genial puesta en práctica, onomatopeyas incluidas. Ritmo frenético en un laberinto circular, malditos (o benditos) efectos secundarios.
    Fantástico.
    Un abrazo

    1. No te voy a decir que no a lo de la buena idea, del resto ya no digo nada. Sobre si son malditos o no que cada lector piense lo que desee, yo tengo mi propia visión. Fantástico tú, amigo.

      Abracísimos.

  4. Señor Barlon. Su relato se eleva por encima de todos (y muy buenos) laberintos leídos hasta el momento para estallar en el aire y dibujar una bonita y colorida palmera de colores que nos deja embobados mirando al cielo. Me parece una nueva genialidad de las suyas a las que para nuestro delite y disfrute ya nos tiene acostumbrados. Jolín (por no decir joder), pero qué bueno. Mucha suerte 🙂

    1. Sin palabras. Diría que te has excedido ¿Has pensado antes de darle a enviar? ¿Has bebido arcol en cantidades suficientes para escribir alucinaciones? ¿Aceptarías un lote de agradecimientos un poco más humildes?

      Abracísimos, tocayo.

  5. A mí también me ha gustado mucho tu relato Barlon (no como a ti los míos..ejem…ejem). Tiene ritmo y fuerza, cosa complicada de conseguir. A Modes le ha excitado y todo, aunque también se pone tontorrón viendo a Mariló Montero, pero no se lo tengas en cuenta.
    Seguro que este mes arrasas. Un abrazo microlunático

    1. Quien bien te quiere te hará llorar. Te aprecio lo suficiente como para no dorarte la píldora con piropos vacuos. ¿Ves cómo no estás en tus cabales? Arrasar dice…otro que ha bebido.

      Abracísimos microlunáticos efervescentes.

    1. Ya se ha puesto Modes meloso contigo. Ya no funciona ni el bozal. No te preocupes, le daremos unos electrocalambrazos con bombillas en la nariz. A ver sin alumbran. Y me estoy tragando las ganas de ponerme ladino yo. Muchas gracias, más de 12.

      Besísimos.

    1. Ah, que eso va por el relato, no por mí. Ya decía yo que faltaban adjetivos: hermoso, divertido, ininteligente, adorable, etc. Mil gracias por dignarte a leerlo. Puedes hacerlo más veces si quieres, que es gratis.

      Besísimos.

    1. No sé que hora era pero mala no sería. Se ha hacido lo que se ha pudido.

      Y sí, del mismo Boiro donde juega al fútbol el Boiro, donde está Rianxeira (de las conservas), de donde son los remeros de Cabo de cruz, donde hay playa, montaña, hermosos mozalbetes y bellas damiselas. A tiro de piedra en coche de Santiago. El mundo es pequeño, si, y Boiro más.

      Muchas gracias, Arantza.

      Besísimos.

    1. Muchas gracias, todavía llego a tiempo. Pero no me has destripato el relatito. Te noto distante, supongo que ya no estoy a la altura de tus miras. Me iré a llorar al rincón.

      Besísimos con lágrimas.

  6. Antonia

    Es que soy “juradaaaaaaaa”, ¿no te has enterado, con lo orgullosa que voy yo por las calles con mi cargo?
    Limpiate los mocos, digo las lágrimas, que son saladas y dan sed.
    Venga te dejo mi pañuelito, luego ya pongo la lavadora.
    Un abrazote.

  7. Antonia

    Con decirte que los revendí para la fiesta zarzuelera.Y aún me quedan, y los que espero. 🙂
    P.S.
    Podríais enviar también unos vinos de crianza?

  8. Aqui Crianza no tenemos, usamos Albarito, Ribero, algo del Rosal y unos buenos tintos de la Ribeira sacra. ¿Los quieres con corcho o en tetrabrick?

    Me dice el cerdo que por favor no más, que ya le cuesta mucho andar con tres patas. No le gusta el orinal con ruedas que le ofrecí.

  9. Antonia

    La duda ofende, por supuesto en tetrabrick de diseño, que todavía hay clases, lo venden en la sección “gurmet barato”.
    P.S. El corcho me lo envías aparte, que los reciclo para hacer collares, salvamanteles. los vendo en la sección “Vintage económico, de diseño”, claro!

    Aviso en general, no me mandéis más jamones,me da pena el cerdito .

  10. Ana Fúster

    Juan Barlon I, no termino de entender tu relato, pero eso de meterse en el corazón de alguien da mucho miedo. Y el “literalmente” ese del final, ahí solito, aún más. Besos y suerte.

    1. No soy uien para decirle al lector que es lo que debe ver en un relato, pero mi idea era tenebrosamente romántica. Te lo voy a explicar con palabras: un señoriño desea tanto que una mujer lo ame que termina de algún modo por entrar fisícamente en su corazón, perdiéndose luego por el laberinto de venas y arterias. Pos eso, que si da un poquito de miedo no pasa nada, yo lo tendría. Y suerte creo que tengo, lo que me falta es saber escribir.

      Besísimos

  11. Hay amores que matan, otros que te pierden, otros que te enloquecen, etc, etc…Curiosete ya no está mal, tampoco se me puede pedir mucho más. (Ahhyy, eso quisiera saber yo, que la quería mucho. Desapareció un día y no he vuelto a saber nada más de ella, salvo que siga por ahí con algún disfraz. Me temo que problemas personales le han afectado mucho. La echo de menos.)
    Saludísimos.

Dejar una respuesta