Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

10. El cazador

Los dos perros brincan, juguetones, a su alrededor y la chica de la mochila verde les dedica unas caricias. Silbo y vuelven a la carrera. Cuando la peregrina llega a mi altura, me disculpo y ella le resta importancia al episodio y me sonríe. Les sonríe. Mis perros jadean. Están contentos. Nos miran. Buen camino, le digo. Entonces descubre el bote de pintura detrás del tronco donde está pintada, todavía fresca, la última flecha amarilla que la ha conducido hasta mí.

53 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Ay, David, no has debido darnos esa pista en la respuesta al comentario de Paloma. Has cavado tu propia tumba. Fuera bromas, yo había oído que en el Camino de Santiago hay algunos propietarios de locales de hostelería que falsean las señales para atraer a los peregrinos, pero que un asesino o violador, si es el caso, lo haga síque es curioso. Suerte, David. Saludos.

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    Rectifico, acabo de recordar que el asesino de una chica norteamericana que hacía el camino, hará algo más de un año, solía atraer a las chicas engañándolas al darles información para poder robarlas.

  3. Martín Zurita

    Hola, David.
    Tu texto es susceptible de una interpretación poliédrica, y a mí me gustan mucho ese tipo de textos que dejan jugar al lector imaginando esto o aquello. ¿Cuál es la intención del pintor de señalizaciones? Mejor que se quede en el secreto del sumario, vaya, parece que mi imaginación, como diría el bueno de Jesús, ha quedado retratada. Felicidades y un abrazote.

    1. Hola, Martín. Un poco de juego sí que reconozco que hay aunque no suele ser una receta que emplee a menudo. Gracias por tus palabras y un abrazote para ti también.

    1. Muchas gracias, Rafa. Celebro que te haya gustado este relato que tan breve me salió. ¿Zoofilia? Locos, estáis todos locos.

      Mucha suerte para ti también, amigo.

  4. Ángel Saiz Mora

    Bajo una escena casi idílica, se camuflan intenciones aviesas y un futuro próximo preocupante para esa peregrina. Aprenderá pronto, pero cuando lo haga será tarde, que hay cazadores de muchos tipos.
    Un abrazo, David. Suerte

  5. María José Viz Blanco

    Vaya, David, en tan pocas palabras pasas de mostrarnos una situación amable, bonita y hasta tierna para, al final, dejarnos un sabor un tanto agridulce pues nos tememos lo peor…
    Muy buen relato, sin duda.
    Un abrazo.

    1. Opino, por regla general, que los textos que requieren más de una lectura son fallidos. Sin embargo, reconozco que en este he jugado algo con eso. Casi casi lo he buscado.

      Gracias por tus palabras, amigo. ¡Suerte a ti también!

  6. Hola, David, confieso que en una primera lectura, pensé en una historia simple y amable, -chico astuto liga con chica solitaria-, pero tu comentario hacia Paloma, me bajó de la nube para comprobar el gran micro que tenía delante. ¡Felicidades!
    Un abrazo y suerte.

    Por cierto, yo venía aquí para hablar de tu libro y darte las gracias -lo de arriba era una simple excusa-,
    me está gustando más de lo que te imaginas
    Ahora, un beso

    1. Fenomenal, Rosy, no sabes cuánto alegra leer algo así. ¡Que ni un amigo ni familiar se queden sin saber lo mucho que te está gustando el libro! Gracias por ejercer el apostolado interior muy bruto 😉

      Feliz año, abrazo y suerte en esta convocatoria enteciana.

  7. Muy buen micro, cualquiera que sea la lectura que se haga, aunque ese título de “El cazador” nos conduce, casi inevitablemente, a una “presa”.

    P.D. No puedo dejar de hacerte un apunte: cuando leí lo de “la chica de la mochila verde” no puede evitar rememorar la letra de la famosa canción “La de la mochila azul”, aunque la música no acompañe al relato, jaja

    Un placer leerte, David. Saludos.

    1. Gracias, Manoli, me alegro de que te haya gustado. En el microrrelato uno siempre intenta encontrar la palabra precisa para cada hueco y, en este caso, creo que el título es el que tenía que ser. De haberlo titulado “La de ojitos dormilones” no habría funcionado igual, creo 😉

      Saludos de vuelta.

    1. Cielos, practicas el laconismo del proverbio chino y no sé muy bien qué responderte. Pero me alegra que te haya gustado y te deseo la mejor de las suertes en esta convocatoria. Un abrazo, amigo Javier.

      1. javier palanca

        ¡Qué bueno eres! Sin saber que responder me has sacado una sonrisa que tendré que pagar con alguna cerveza en nuestra próxima interacción de cuerpo presente.
        Otro abrazo, amigo.

  8. Guau guau, me gusta el relato, a mi que me gusta lo verde y ella tiene una mochila verde, la veo un negro futuro, uno que se va a poner morado y otra roja de vergüenza.
    Para gustos se inventaron los colores David.
    Un abrazo y suerte

    1. Perdonado. Feliz, y mucho, de que te haya gustado el relato, maestro.

      Otro abrazo para ti y mucha suerte en la convocatoria de ENTC y en esta Noche de Reyes.

  9. Salvador Esteve

    La peregrina en busca de una experiencia de vida sigue las señales de un depredador del camino. El título nos hace presagiar un final nada halagüeño. Inquietante e impactante, David. Abrazos y suerte.

  10. ¡Qué bonito David! Se trata de un Cupido disfrazado de cazador. Oh, pues no, me he puesto a leer los comentarios y no, creo que mi vena romántica me ha jugado mala pasada. Ya me quedo menos tranquila y se me quitó la sonrisa que se había dibujado en mi cara, no quiero seguir imaginando porque ahora ya no hay nada bueno por llegar. Has sido malvado, creo que jugaste muy bien al escondite con ese cazador, sus flechas y sus perros, el relato muy bueno pero me estoy alegrando de que te saliese breve, me aterra el resto de la historia ¡Mucha suerte!

    Y saludos.

    1. La vena romántica puede ser muy traicionera pero dejémoslo en que cada uno se quede con la interpretación que más le gusta y, así, todos contentos.

      Gracias por la felicitación y los buenos deseos. Mucha suerte para ti también en esta convocatoria.

  11. El camino de Santiago se presta a tantas historias y leyendas. Muy bien hilado con el tema del mes.
    En la forma no se puede pedir más, pocas palabras para contar mucho. Me gusta sobre todo cómo dejas la puerta abierta a que cada uno imagine qué pasará luego.
    En definitiva buenísimo, en mi opinión.
    Un abrazo

  12. MªBelén

    Esa flecha amarilla me ha dejado helada, todo parecía tan bucólico… Uffff…
    Gran relato el tuyo, desde luego no deja indiferente y las muchas interpretaciones, que dado mucho juego, así lo han demostrado.

    Un abrazo David.

    1. Gracias por tu comentario, Mª Belén. Celebro, aunque quede un poco mal, haberte dejado mal cuerpo en un texto de tan pocas líneas. Algo debo de haber hecho bien esta vez, jejeje. Otro abrazo para ti.

  13. Ana Fúster

    Ni se me había ocurrido lo del romanticismo hasta leer el primer comentario. Ese final augura el principio de una historia siniestra, más aterradora aún porque queda a la imaginación del lector. Y ya sabes de qué tipo es la imaginación que gastamos por esta santa casa… Muy bueno. Besos y suerte.

    1. Ya sé el tipo de imaginación que gastamos por esta santa casa… y ya me vas pillando el truco, que también, jejeje. Gracias por el comentario, Ana. Besos y suerte de vuelta.

Dejar una respuesta