Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

21. EL CUERPO DE LOS ESPEJOS (Mª Belén Mateos )

Sara despertó de un sueño, tras muchos años de soñarlo.

Su piel se tornaba blanquecina y blanda. Una capa de suntuosa grasa aumentaba el centro de su cuerpo, proporcionándole un colchón alrededor de sus desgastados órganos. Y a medida que esta aumentaba iba perdiendo células, minerales y agua.

Comenzaba a disipar centímetros de vertical que se mudaban a la horizontalidad de su cuerpo.

Su desequilibrio le daba muestras de la inestabilidad de su vida y en cada caída se levantaba y seguía en su somnolencia.

Su espalda encorvada era un problema. Iba de la cabeza a los pies buscando acomodo en la soledad presente en la que se encontraba.

Se desperezó, meditó unos minutos para serenarse y se levantó.

Sacudió las sábanas que adornaban los espejos y volvió a la realidad de su cuerpo. Quizás la escarcha de la edad la estaba convirtiendo en un monstruo, pero como heroína del ciclo de la vida, se enfrentaba cada día a esos sueños y los vencía tras su reflejo.

Se preparó un desayuno bajo en grasa y prendió, tras un suspiro, un cigarrillo de tregua con el tiempo.

40 Respuestas

  1. Belén un relato abstracto del que destaco esa bella frase del final: “un cigarrillo de tregua con el tiempo”. Se nota tu vena lírica en expresiones como “escarcha de la edad”. Mucha suerte que vas lanzada.

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Lorenzo. Una pipa de la paz como dirían en el viejo Oeste.
      La edad es un concepto abstracto como el relato, bien lo dices tú, No importa la que tengas es la que sientes. Y ella lucha con su reflejo por no sentirse como se empeña en mostrarla el espejo.
      Un beso enorme lorenzo.

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Isabel. Una gran luchadora desde hace mucho tiempo. Lucha incluso contra sus sueños de verse vencida por el tiempo.
      un beso.

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Calamanda. Me gusta esa elegancia que ves en mi texto. La parte lírica, ya me conoces, sale a escondidas y se muestra.
      Saludos con beso.

  2. Ton Pedraz

    Es lo que nos toca a todos los que hemos tenido la suerte de existir. Metamorfosis desde el primer segundo de vida, y asumir ese caminar inexorable del tiempo.
    Me gustó cómo lo cuentas. Te deseo mucha suerte.

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Ton. Es cierto lo que dices. Nada más nacer ya estás condenado al tiempo de envejecer. La naturaleza así nos ha creado. El único pacto quizás sería el de permanecer un periodo más largo del que el destino nos tiene preparado.
      Un abrazo.

    1. Mª Belén Mateos

      Mayor gusto es el mio al saber que su breve lectura te ha sido de agrado.
      Nos transformamos día a día de cuerpo y de mente. Unas veces para bien otras mejor dejarlo.
      Gracias. Un abrazo Reve.

  3. Beto Monte Ros

    La lectura inicial me sugirió una persona con obesidad mórbida, pero luego veo que sí tiene movilidad. Es alguien que no está a gusto con su físico, al final hace las paces consigo misma y empieza a tomar medidas para cambiar su realidad. Bueno, esa es la lectura que saco de este microrrelato bellamente narrado, Buena historia, suerte.
    Saludos.

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Beto. la clave está en el paso del tiempo por nuestro cuerpo, como lo va cambiando. El interior se va deteriorando y perdiendo fuerza, el exterior nos va arrugando, emblandeciendo y afeando. Pero ella se enfrenta cada día a su reflejo y lucha por sentirse un poquito más joven, tratando de conseguir un pacto para no envejecer tan rápido. Aunque tu lectura también es muy valida y me alegra que la hayas tenido, es lo bueno de los textos un tanto indefinidos.
      Un abrazo.

  4. Ángel Saiz Mora

    Todo lo que nace se deteriora y termina, es algo que deberíamos asumir, otra cosa es la necesaria resistencia, el no bajar los brazos ni entregarse, nada de muertos en vida, si estamos aquí es para dar guerra en esa guerra que es la vida. La caída es inevitable, pero en nuestras manos está la dignidad, que he visto simbolizado en ese cigarrillo rebelde de tu protagonista.
    Un abrazo, María Belén

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Ángel. Me gusta ese “nada de muertos en vida” es la clave del relato. hay que aceptar ese paso del tiempo por nuestro cuerpo y llevarlo con dignidad. Cada edad tiene un encanto y ese es el que debemos encontrar y disfrutar.
      Un cigarrillo con muchas connotaciones entre ellas está la tuya.
      Un beso.

  5. Towanda

    Hola, María Belén.
    Escpero y confio en que ese cigarrillo le diera la tregua que buscaba, aunque yo le animaría a quererse con esa grasilla acumulada en la barriga y esas arruguitas que, bien seguro, embellecen sus ojos.
    Es un texto repleto de figuras preciosas. Se nota (muuuuucho) esa vena poética que tantas alegrías y éxitos te está dando.
    Un beso muy grande, guapa, y muchísima suerte.

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Towi. También creo en la belleza de esa grasilla y arruguitas que el tiempo nos va regalando, dándonos una categoría y elegancia de saber pasar por la vida y saber vivirla.
      Trato de apartar a veces esa vena poética que dices, pero en cuanto me descuido me asalta y se pronuncia, jajaja.
      Un beso enorme preciosa.

  6. Qué perspectiva tan original. Y además tu dominio de la narración poética. Así que son dos valores en un mismo relato que permiten disfrutar de varios niveles de lectura. Este tiene que estar en el libro sí o sí. Un besazo, ya sabes que no me pierdo nada tuyo, estoy enganchada.

    1. Mª Belén Mateos

      Ains… que haría yo sin mi Tocaya.Gracias y regracias.
      Traté de buscar un modo diferente de ver el tema y quise dar una perspectiva real(con matices poéticos) a lo que nos pasa a cada uno de los que vamos viviendo y vamos consumiendo la vida. No por ello hemos de evitar el espejo, tenemos que estar orgullosos de lo que refleja y ser felices con lo que tenemos. Creo que ese es uno de los misterios de la vida que te hacen tener siempre una sonrisa.
      Besos infinitos Belén.

    1. Mª Belén Mateos

      Pero que bonito lo que dices de mi relato. Gracias Edita.
      Cumplir años y vivirlos en un estado de alegría es la mejor recompensa que puedes darte. Tengas grasa, arrugas, estés estupenda o canosa, has de verte bien y ello hará que los demás te admiren y te quieran como te muestres.
      Un beso grande.

  7. Tratas un tema que asusta, pero lo haces con la mirada decidida y con intención de plantarle cara al pesimismo. Me gusta la redacción y algunas de las figuras que utilizas. Se nota que hay muy buena mano detrás del relato. Aprovecho para felicitarte por tus recientes éxitos. No paras !! :). Un abrazo y mucha suerte 🙂

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias por tus felicitaciones y por tu comentario Juan Antonio.
      Todos llegamos poco a poco y en según que casos a zancadas a envejecer. Mirarlo con pesimismo no sirve de nada, hay que exprimir los días y vivir con optimismo y alegría lo que la vida nos ofrece en cada ciclo que vivimos. la esencia está ser felicites y no mirar lo que fuimos. Un tiempo de meditación, como ese cigarrillo, va bien para seguir adelante.
      No sé si buena mano pero ilusión se pone.
      un beso grande.

  8. Virtudes Torres

    Un relato precioso. Una lucha que cada día mantiene con su reflejo y que soluciona con una tregua. Bien por ella.
    Un beso y mis felicitaciones.

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Virtudes, siempre tan atenta y encantadora. El mirar su reflejo es una afrenta diaria que supera con optimismo, aunque una tregua de vez en cuando no le vendría mal para parar lo que la naturaleza nos destina a todos.
      un beso guapa.

  9. salvador esteve

    Mª Belén, el espejo refleja nuestra oxidación y deterioro físico, pero hay que saber ver el interior de ese reflejo, ver la vida vivida y la que nos queda por vivir. Me ha gustado mucho el relato y el mensaje que nos transmite. Abrazos y mucha suerte.

    1. Mª Belén Mateos

      la vida nos da deterioro y alegrías. Saber vivirlas es lo que hemos de aprender.
      El exterior por naturaleza nos degrada. El interior se crece con las vivencias y experiencias. Por ellas hemos de vivir y saber vivir con ellas.
      Un reflejo es eso.. nada más.
      Gracias por tu lectura salvador. Un abrazo.

  10. Ana Fúster

    Como he leído por ahí arriba, al principio yo también he pensado en alguien con obesidad mórbida. Tanto si el relato trata de eso como del envejecimiento, está claro que mientras estemos aquí, más o menos bellos por fuera, tenemos que asumirnos como somos y, sobre todo, ser fuertes, vitales y luchadores. En especial por dentro, aunque en este mundo de realidades virtuales y photoshop el “interiorismo” cada vez pierde más puntos frente a la “fachada”. Besos y suerte.

    1. Mª Belén Mateos

      Siento la confusión. la vejez es lo que he querido transmitir. Ella siempre nos deteriora y perdemos esas células, minerales y agua conforme vamos viviendo. El espíritu y la fortaleza nos acompaña y nos salva. Creo que el “interiorismo” lo tenemos en esencia y es difícil ocultarlo. somos lo que somos, a pesar de nuestro físico, es lo que al final cuenta. Una cara boinit@ es fácil de obtener, un espíritu bello es lo que hay que demostrar.
      Un beso grande preciosa Ana.

  11. Yo no fumo pero me como algún que otro pastelito de “tregua”. Envejecer es natural y así debemos asumirlo, por suerte creo que la seguridad en nosotros mismos que adquirimos con los años nos aporta la frescura que perdemos en el físico (o eso quiero pensar)
    Un beso.

    1. Mª Belén Mateos

      Esos pastelitos son más sanos que el cigarrillo y más dulces. cierto todo lo que dices Asunción. Envejecer es natural y hemos de acomodarnos al paso del tiempo, cada momento en la vida tiene su encanto y hemos de disfrutar de ello.la madurez nos da otra mira de la vida y estamos más enriquecidos, aposentados y tranquilos.
      Gracias. Un beso guapa

    1. Mª Belén Mateos

      El reflejo nos muestra el exterior, aunque si nos empeñamos en mirar más profundo podemos encontrar un interior más joven, en la mirada, en los gestos, en la actitud…
      valiente ante el paso del tiempo, pero solo es eso..tiempo. La vida es mucho más.
      Un beso Mariángeles, gracias.

  12. Blanca Oteiza

    Belén,
    Historia abstracta contada liricamente. La edad avanza para todos, pero tu protagonista es una valiente que lucha contra sueño y todo.
    Muy bello. Un beso

  13. J u a n P é r e z

    No pensé que iba a decir otra vez en un comentario…¡No somos más que polvo!..Sin embargo, hay que ver los vermes y alimañas, en la fría huesa, unos comerán más que otros. Tu texto es categórico y da el aldabonazo con la idea de que si en La Escolástica y La Filosofía en general, La Vida ya es complicada, en las rutinas de algunas personas con añadidos insalubres ¡¡¡¡¡¡¡ Más Aún !!!!!!! Permite, querida Belén, que con tu aquiescencia, clame “Mens Sana In Corpore Sana” [ Divisa del Santuario de Delfos, donde tuve El Honor hace algunos años de meditar sobre La Contingencia Humana.
    ¡Toda La Buenaventura del Mundo con Este Texto….e n t o d o s

    l o s s e n t i d o s . . . . ¡BÉSOTE , BELÉN!

  14. Mª Belén Mateos

    Gracias Juan por tu buenaventura para mi texto y por tan alto y loable comentario.
    Cierto, la vida es complicada y total para terminar siendo polvo…
    El paso del tiempo hace mella en nuestro cuerpo pero con una mente sana, positiva y joven podemos hacerle frente hasta que lleguemos al termino de ella. Una sonrisa y a seguir viviendo, que como dicen, solo son dos días.
    Un abrazo grande con todos los sentidos.

  15. En la primera lectura me ha costado seguir el cuento. En la segunda sigo perdido. Seguro que es muy sencillo pero no sé. ¿Los primeros párrafos son la explicación del sueño? “Sacudió las sábanas que adornaban los espejos”: con esto qué quiere decir exactamente. Adornaban para embellecer o utilizaba las sábanas para no verse reflejada?, en tal caso el verbo embellecer no es adecuado, me despista. En fin, problema mío, seguro.

    1. Mª Belén Mateos

      Buenas Javier. la culpa no es del lee si no del escribe siempre, si no consigues transmitir lo que por tu cabeza pasa es problema de uno mismo.
      la verdad es que es un texto que quise hacerlo un tanto abstracto. El paso del tiempo por el cuerpo, como va perdiendo células y agua y la grasa se va aposentando a otros sitios, estropeando la figura.
      Los espejos son tapados para no verse, pero se enfrenta a ellos cada día como una apuesta a vencer su temor a envejecer. la palabra embellecer no está puesta, si no adornar, sin más pretensión que prosar el texto.
      Gracias por tu critica siempre se aprende de ellas, para eso estamos, para avanzar y corregir los fallos.
      Un abrazo Javier.

  16. María Belén, creo que tu protagonista necesita un caja de cigarros o a lo mejor un conteiner. Pobre mujer da mucha pena. Muy bueno y terrorífico, amiga, me parece muy bueno. Un fuerte abrazo, Sotirios.

    1. Mª Belén Mateos

      Gracias Sotirios.
      la verdad es que igual necesita un estanco entero, jajajaja… Enfrentarse al envejecimiento del cuerpo es tarea ardua, hay que tener conciencia de ello y aclimatarse al paso del tiempo. No todos lo llevan de igual manera.
      la actitud es lo que importa y la belleza, si es que las has tenido, siempre está por dentro.

      Efímera lindeza en el cuerpo que se recrea en fundir delicadeza, gracia y serenidad con el implacable tiempo.
      Fuerte abrazo y beso.

Dejar una respuesta