Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

76. EL DOMADOR DE JARDINES (REVE LLYN)

El primer fonema que me salpicó era fricativo y labial. Saltó desde la repisa donde mi madre tenía el aparato de radio, atravesando con violencia la cuna y plantándose en mí. A él le siguieron muchos otros antes de que empezaran a agruparse formando palabras.

Ya con esa forma me llovían constantemente, yo las recogía a manos llenas dejándome empapar por completo. Entre ellas me sentía tan protegido como antes lo había estado en el líquido amniótico. Agarraba una tras otra y trataba de ordenarlas. Algunas, demasiado cargadas de hercios, me dejaban el cuerpo arrasado, yermo, como un domingo vacío. Otras, en cambio, crecían en mi umbría haciendo dentro un vergel.

 

Con los años aprendí su oculta genética, la razón de sus raíces, el eslabón perdido entre el verbo y los silencios. Dejé de comer, de dormir. Dijeron que me había vuelto loco y vinieron a buscarme. Con una sonrisa trémula me deje hacer. No necesitaba  ya ningún aparato, allí donde fuera llevaba la radio puesta.

 

19 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    ¡Apreciada E v e . . . ! : Tiene gracia; iba a ponerte lo que pienso de tu cuento de “Febrerillo El Loco” y he visto que te has aproximado al mío. ¡Al turrón! . . . .De veras creo que hace tiempo que no leía nada tan bueno por esta casa literaria. De verdad E v e l y n que desde el título(parece sobre el canon mismo de teoría del microrrelato) a cómo acontece todo fantasiosamente, parece que lo haya escrito el propio Manuel Moyano(uno de mis autores predilectos)
    ¡Hala, ahí tienes un besazo bien merecido!
    Post Scriptum : ¡¡¡¡¡¡¡Con semejante presea no necesitas fortuna!!!!!!

  2. Ángel Saiz Mora

    Una adicción y dependencia absolutas hacia las palabras que flotan en el aire, un mundo sin duda fascinante, accesible en profundidad sólo para unos pocos Quizá tu protagonista esté loco, pero al desentrañar el conocimiento total de los fonemas parece haber encontrado la dicha, nada más parece hacerle falta, como tampoco a este texto, lleno de singularidad.
    Un abrazo y suerte, Evelyn

  3. Mª Belén Mateos

    Bendita locura literaria. Un relato salpicado de fonemas, ordenado de manera perfecta, cargado de imaginación y buen hacer.
    Una historia bien trabajada y que me ha encantado leer.
    Besos y suerte.

  4. Calamanda Nevado

    Evelyn, el poder de los medios y de las palabras, pareces decir con tu cuento y lo que supone si nos dejamos seducir por ellos. Suerte y saludos

  5. Salvador Esteve

    Una lluvia de palabras y de sonidos que van fraguando la mente del protagonista, creando una simbiosis total con las ondas. Me ha encantado, Evelyn. Abrazos.

  6. Un relato muy bueno. Y muy bien llevado en todos los sentidos. Me ha gustado mucho. Está todo tan bien cuidado y tan bien dicho que te deja ese poso de gratitud por que te lo hayan dejado disfrutar. Estará arriba. Mucha suerte 🙂

  7. EDUARDO MARTÍN ZURITA

    La indeleble influencia de la radio que no se raya,”el eslabón perdido entre el verbo y los silencios”, escribes. Hay que volverse loco por la radio. Y a mí, tu texto me vuelve loco por tierra, mar y aire. Tu microrrelato me ha «loqueado» en el mejor sentido de la palabra. Felicidades.
    Un beso.

Dejar una respuesta