Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

122. El laberinto de la vida

La abuela tenía una enorme verruga en el pómulo derecho. Cuando se ponía nerviosa se lo bordeaba con el dedo corazón. Así conseguía unir la vida que partía del inicio de la sangre con esa protuberancia formada sólo por piel.  De niña creía  que de esa verruga había partido el resto de su cuerpo. Me gustaba pensar  que la abuela había  nacido de un pequeño garbanzo de piel. Era pequeña,  escurridiza y hablaba poco. Andaba por la casa sin hacerse notar como en el laberinto de las cosas por colocar. A su paso todo quedaba siempre en su sitio. Yo tenía siete años cuando desapareció. Se inventaron historias sobre Dios y el cielo. Yo supe siempre que se había escapado rodando hacia otro lugar en el que volver a crecer para escurrirse de nuevo entre las cosas.

13 Respuestas

  1. Muchas gracias, si es cierto Barlon el título lo puse un poco a las prisas, el relato lo escribí con el corazón y eso siempre se nota en cualquier faceta de la vida. Gracias Manuel, seguro que has tenido una abuela parecida. Gracias María y Reve por leer mi relato.

  2. Mª Belén Mateos

    Precioso y entrañable como dicen los compañeros. Se nota que lo has escrito con el corazón, pues los sentimientos que desprende el relato se van mostrando en cada una de tus palabras.
    Suerte. un beso.

  3. María Jesús Briones

    La imágen de una abuela siempre es entrañable, y tu lo has descrito con exactitud.
    El título me ha despistado un poco.
    Suerte

Dejar una respuesta