Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

57. EL MAL DON

Bajo el incesante chaparrón, apenas alcanza a balbucir unas palabras de dolor: “¿Por qué este mal don?”

El ahora apenado meteorólogo se descubrió de joven la capacidad para manejar a su antojo las altas y bajas presiones, las isobaras y sus hectopascales, poniendo aquí o allá soles o nubes, y acertando con tal precisión, e incluso contra los patrones numéricos, que no le hizo falta esperar a que una vocación lo llamara: sería hombre del tiempo.

No tardó en ser solicitado por todas las cadenas, tentado por los ayuntamientos turísticos, consultado por las comarcas agrícolas, para modificar las previsiones en beneficio del bien común. En efecto, no tardó nada en ser indispensable.

Y hoy llora porque su mal don ha dislocado de modo irreversible el sistema atmosférico, y ya no sabe cómo evitar el cambio climático.

Bajo la tormenta, apenas alcanza a balbucir unas palabras de dolor: “¿Por qué este mal don?”

27 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    Me cae muy bien tu hechicero moderno, con sus insólitas habilidades que desembocan en un lamento, teñido de esa soledad de fondo del que sabe que ha poseído la cara y la cruz de Su Poder, siempre elevado con Su Don por encima del común de los mortales. Un personaje tremendamente original y de los que sería aún más interesante conocer… ¡Estupendo sin ninguna duda J . M a n u e l . ¡¡¡Buenas Tardes!!!

  2. A los humanos se nos ha dado el don de dominar y gobernar sobre todos los seres vivos de la tierra pero en nuestra megalomanía hemos querido subyugar a la naturaleza, y modificar el clima. No nos hemos dado que, a pesar de nuestro poder, al final seremos vencidos. Buen relato Juan M. Con varias interpretaciones, esta es la mía.

    Saludos.

  3. calamanda

    Juan Manuel, las lecturas que podemos hacer de tu cuento son diversas, con ese final abierto, yo apuesto por que se vuelve as positivo y lo reorganiza todo de nuevo. Suerte y saludos

  4. Ángel Saiz Mora

    Qué manía tiene el hombre de jugar con la naturaleza, que es como jugar a ser lo que no es: Dios. De todas formas, el protagonista tenía un don por algún motivo, al que de alguna forma tendría que dar uso. O enmienda el desastre o lo arregla. Un relato muy interesante. Saludos.

    1. Gracias, Ángel. La historia es eso mismo, un tipo que desperdicia sus dones en su beneficio, hasta que se le escapa la situación de las manos, precisamente como un creador al que sus criaturas se le desmandan.
      Un saludo
      JM

  5. Juan Antonio

    Me parece una manera muy original de tratar el tema de las tormentas. Me los imagino a todos corriendo si a tu protagonista se le escapa eso de “anda y que te parta un rayo” :). Mucha suerte.

  6. Salvador Esteve

    Juan Manuel, creíamos que el cambio climático lo producía el efecto invernadero, y resulta que era el protagonista de tu relato, jajaja. No se puede ir alterando la naturaleza, ya que ésta es sabia. Me ha gustado. Abrazos.

    1. En realidad -todos los científicos lo dicen- el cambio climático es el resultado de la lucha secreta entre las cadenas de televisión por imponer sus criterios en el parte meteorológico… Si no, ¿por qué ponen publicidad durante la emisión? Hay mucho en juego.
      Un saludo
      JM

  7. Virtudes Torres

    Lo peor del ser humano es que tenga poderes sobrehumanos.
    Al abusar de ellos, su poder sobrepasa a la persona que los tiene.
    Entonces se vuelven incontrolables.
    Saludos.

  8. Hola, Juan M.

    Pienso que ese tipo de dones acaban por arruinarte la vida. Basta que tengas un poder especial para que todos te quieran tener a su lado, pero ¿y si falla?
    Me da pena este pobre hombre que se lamenta de su don… y no me extraña.
    Muy bueno, me parece muy bueno.
    Unos besos.

  9. Juan Manuel, a veces queremos dominarlo todo y la naturaleza se nos revela. Es como cuando dicen que un rio se ha llevado las casas, ¿por qué no reconocemos que no se puede edificar en su curso, o a ras de la playa o en laderas volcánicas? B ueno no sigo que estas cosas me sobrepasan… y no callaría. Suerte.
    Besicos muchos.

  10. Lo de tener un Don es algo difícil de asumir, sobre todo si no sabes sacarle beneficio, y tu protagonista se creyó el dueño de la situacion y esta se le fué de las manos.
    Muy bueno, suerte para este mes.
    Besos.

  11. Hola, Juan Manuel, como siempre tan original. El señor de las isobaras has creado. Tiene algo de Dios e incluso me recuerda un poco a alguna escena de esa película de Jim Carrey, que después de concederse tantos deseos y de otra gente acaba por crear caos en el mundo.

Dejar una respuesta