Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

29. El náufrago y sus discípulas (María Elena Sánchez Álvarez)

La entrevista grupal se inició con las presentaciones, para continuar con una única pregunta: ¿Qué se llevarían a una isla habitada exclusivamente por mujeres?
Desconozco la respuesta del candidato, pero semanas más tarde Yael emprendía su viaje. Después aconteció el devenir.
Los que le conocían, jamás habrían imaginado que sus intenciones desembocarían en semejante desenlace.
Todo comenzó aquel amanecer, cuando decenas de mujeres, atónitas, vieron resurgir del mar a un náufrago que minutos más tarde cayó exhausto sobre la arena. Nunca habían contemplado semejante ejemplar. Se acercaron recelosamente, le quitaron la ropa para examinar minuciosamente su anatomía, preguntándose qué deriva le habría arrastrado hasta la Isla de las Mujeres. ¿A qué espécimen pertenecía aquel majestuoso animal, que entre sus piernas nacían exóticas prominencias.
Sin vacilar, las más osadas se prestaron a acariciarle, después a lamerle. Más tarde mordisquearon su cuello hasta encontrarse con el torso, para proseguir hasta perderse. El animal, estremeciéndose, empezó a sentirse a salvo. Parecía renacer, cuando el desuello acabó con el ritual, quedando el cuerpo inerte y cubierto con su propia piel.
Abandonado a la suerte de otras criaturas, las hojas de sus ya huérfanos manuales taxidérmicos encarroñaban al muerto.

19 Respuestas

  1. calamanda

    María Elena, has partido del concurso de forma original, y nos llevas al inesperado final con naturalidad y ritmo. Suerte y saludos

  2. Ángel Saiz Mora

    Una isla llena de terror sensual con final inesperado, hasta para el mismo protagonista.
    Un texto interesante que sobrecoge y en modo alguno deja indiferente.
    Suerte y un saludo.

    1. María Elena Sánchez Álvarez

      Ángel, me alegra que no te haya dejado indiferente.
      Gracias por comentar. Tu siempre tan amable.
      Un saludo para ti también.

  3. Salvador Esteve

    María Elena, original e inquietante relato. Creo entender que el protagonista se encontró con un recibimiento acorde con sus intenciones. Muy bueno. Abrazos.

    1. María Elena Sánchez Álvarez

      Salvador, posiblemente sus intenciones no fueran las mejores. Pero lo que no le ayudó nada fueron esos manuales que ellas pusieron en práctica.
      Gracias por pasarte.
      Abrazos y suerte también para ti.

  4. Hola, María Elena.

    Pobrecillo, no sabía qué le esperaba.
    Me gusta mucho esta frase: “las hojas de sus ya huérfanos manuales taxidérmicos encarroñaban al muerto”… Es estupenda.
    Te deseo mucha suerte.
    Unos besos.

    1. María Elena Sánchez Álvarez

      Towanda, tienes razón este hombre no sabía lo que le esperaba. Tampoco sabemos con certeza sus intensiones. En fin el pobre halló la muerte.
      Besos también para ti.

  5. María Elena, que cambio de registro, esperaba un lugar de placer y esparcimiento y lo has convertido en un infierno.
    Estáis muy lejos de lo que nos gusta, bueno sobre todo a mi.
    Un beso

    1. María Elena Sánchez Álvarez

      Si Epi un infierno total. A mi me hubiera gustado que esto no hubiera ocurrido, pero así son las cosas.
      Un beso también para ti

  6. Hola, María Elena, me parece original el relato, sobre todo, en el desconocimiento de ellas sobre lo humano, pues hablan de ‘animal’. Pero no sé si lo he llegado a entender del todo bien. Se trata de alguien que busca trabajo y después, movido por la pregunta, acaba en una isla, pero el título sus discípulas… Hay detalles en los que me pierdo, una ayudita please.

  7. María Elena Sánchez Álvarez

    Muchas gracias a todos por pasaros, me alegro de que os haya gustado.
    Estos meses los tengo más complicados y llego tarde a los comentarios.
    Disculpadme por ello.
    Un beso para todos.

Dejar una respuesta