Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

15. EL ORO DE CADA DÍA (REYES ALEJANO)

Apenas los primeros brochazos de azul cuelgan del cielo otro amanecer, las mujeres del douar se levantan silenciosas, colándose en el nuevo día con la ayuda del té dulce y ardiente.  En silencio se deslizan hacia el bosque con la espalda aún erguida, sabiendo que en breve se doblará bajo el peso de la leña que espera, cada vez más escasa. Mientras hombres y niños sueñan despreocupados, ellas tiran su juventud y sus sueños para llevar al douar cada amanecer  el tesoro más valioso, que les permitirá calentarse, cocinar…y despertar un día más con un cielo manchado de brochazos azules y un té ardiente y dulce

*douar , aldea del Rif marroquí

34 Respuestas

  1. Paloma Casado Marco

    Una bella crónica de esas mujeres que hacen la vida posible con sus sacrificios. Se puede ver el azul del cielo y oler el delicioso té caliente.

  2. Virtudes Torres

    Retrato bien pincelado del trabajo duro de muchas mujeres en la aldea de tu relato y en muchas aldeas perdidas.
    Suerte. Un abrazo.

  3. Excelente homenaje a quienes dan todo sin pedir nada, mientras los suyos saben que en casa nada les falta y no lo saben agradecer.
    Un gran abrazo y mucha suerte.

  4. Gracias por tu comentario! trataba de hacer oir la voz de tantas mujeres que no tienen voz,ni derecho a la educación…que se encuentran un destino ya escrito, del que es difícil salir para crear el suyo propio

  5. Salvador Esteve

    Reyes, mujeres con coraje, éstas si que son verdaderas amazonas en esta isla de responsabilidad y sufrimiento. Muy bueno. Abrazos.

  6. Gracias Salvador! El coraje se les supone, también la fortaleza para trabajar… quería reflejar también la situación circular en que están. tienen que trabajar para seguir adelante, pero eso mismo hace que no puedan salirse del circulo marcado

    1. Gracias! Son mujeres que tiran de todo hacia adelante. Muchas no tiene suenos grandes y aceptan su destino. pero duelen mas las que si tienen suenos y tiene tan dificil poder cumplirlos

  7. Rafa Heredero

    Una isla de agua en medio del desierto sustentada solo por mujeres para que el resto se aproveche de su trabajo. ¡Cuánto nos queda por cambiar todavía! Qué duro es leer lo de que tiran su juventud y sus sueños, porque sabemos que no es ficción.
    Suerte y saludos.

  8. No, no es ficción. Y hablando con ellas, comprobé que muchas tienen sueños, a pesar de su falta de cultura (muchas no fueron a la escuela, no sea que aprendan a pensar…). Y con el duro trabajo (yo era incapaz de levantar los fardos de leña que cargaban durante kilómetros) la juventud se pierde, mujeres de veinte años parece que tienen cuarenta, por su físico y por la obligada madurez.
    Gracias por tu comentario!
    un abrazo
    reyes

  9. Hola, Reyes.

    Me parece que has dado a esas mujeres el lugar que les corresponde. Me ha emocionado como sin dramatismos innecesarios nos metes en ese mundo de cargar con leña para hacer confortables sus casas. Delicioso, precioso, emotivo… Olé por ti.

    Un beso muy grande y mucha suerte.

  10. Que me emociono!! Muchísimas gracias por tu comentario, y por darte cuenta de la falta de dramatismo que he usado, a pesar del que para mi sin duda, subyace. Son mujeres que aceptan lo que hay… y aqui hay un debate abierto…¿es bueno que lo acepten y vivan con menos dramatismo? ¿Sería mejor que se rebelaran con todas las rupturas que eso implicaría? Complicado!
    Un abrazo

  11. Blanca Oteiza

    Precioso relato Reyes.
    Me he imaginado ese cielo azul con las mujeres de la aldea trabajando bajo él. Bonito homenaje.
    Un saludo

  12. Antonia

    Un relato con muchos colores y sabores. El azul relajante, el dulce sabor, y también lo oscuro del trabajo, lo amargo de la falta de horizontes. Me gusta la poesía de tu escritura, y su claridad.
    Pero no paso por alto lo de la poca solidaridad de los que sueñan y juegan, sin valorar a ellas. Quizás un día debieran esas mujeres sentarse a tomar el té , a contemplar el azul y nada más. Tal vez alguien distinto vaya a buscar la leña, o no se toma nada. Siempre hay un primer paso, que lleva al destino.
    Suerte y abrazo.

    1. Gracias Antonia,
      me alegra que hayas captado el escenario, atractivo para los sentidos, que quería pintar, mas allá de la difícil situación de las mujeres dentro de él. Me gusta la imagen que propones de ls mujeres tranquilas disfrutando solo del universo sensorial que les rodea… ojalá haya muchos pasos adelante en este sentido
      Un abrazo

  13. Tu relato es un homenaje sentido, sincero y sin caer en sentimentalismos, y eso lo hace más real si cabe. Los brochazos azules del cielo, el te caliente y dulce, todo son sensaciones que nos aproximan a ese mundo (no tan lejano). Has pintado un cuadro crudo y a la vez bello. Mis felicitaciones.
    Suerte y abrazos.

  14. Gracias Anna,
    pensaba que el homenaje no debía ser dramático, porque contrastaría con la actitud de estas mujeres ante su vida. Tienen ante ellas un mundo atractivo, en el que los que vamos de fuera encontramos muchas cosas bellas …pero ellas apenas tienen acceso a eso.
    Un abrazo

  15. Modes Lobato Marcos

    Tu relato se convierta en una crónica periodística.
    Mostrando la realidad del día a día sin adornos, ni florituras.
    El dramatismo, la dureza de sus vidas, va implícito.
    No necesitas recargarlo.
    Por eso me ha gustado aún más.
    Esa narración documental juega, en este caso, en favor del relato.

    Un beso.

    1. Gracias Modes!
      Es un relato desde nuestra perspectiva, porque estas mujeres, sin acceso a la cultura que permite ver más allá, ni siquiera saben que existe más alla. Solo las rebeldes buscan algo más. No le puse dramatismo, porque ellas no lo ven. Es vivir cada día

Dejar una respuesta