Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

81. El reencuentro

Para celebrar el inesperado éxito de su primera novela, La asesina enmascarada, Marcos organizó una fiesta de carnaval con algunos antiguos compañeros de universidad.

La luna, semioculta tras un antifaz de nubes, presidía la noche. Marcos, vigilante desde una de las ventanas del ático, presenció la llegada al viejo caserón del último de los invitados. Todos vinieron por separado y debidamente ataviados para la ocasión, ciñéndose a las indicaciones del anfitrión.
La pista de baile se convirtió en un mosaico caleidoscópico al sonar los primeros compases de la música. Tal como estaba convenido bailarían a media luz y en absoluto silencio, siendo las siluetas y movimientos de los cuerpos de los bailarines las únicas claves para poder reconocerse. Marcos, mezclándose entre ellos, los fue contando y vio, sorprendido, que eran catorce, cuando solo trece habían confirmado la asistencia. Fue aproximándose a cada uno, afanado en conseguir una rápida identificación, y se quedó perplejo al observar que una de las máscaras, la de diseño más peculiar y sofisticado, era exacta a la que él había imaginado para la protagonista de su novela y que había intentado reproducir, sin conseguirlo, para ilustrar la portada. La enmascarada, sintiéndose observada, le dio la espalda.

49 Respuestas

  1. Juan Antonio

    Me gusta mucho el clima de intriga que has creado y que te envuelve de principio a fin. La situación además de interesante está muy bien lograda. Mucha suerte 🙂

    1. Me ha hecho mucha gracia tu comentario “No me he perdido ni una coma…”, porque en el relato hay unas cuantas. Muchas gracias por tu estupenda valoración del texto, que si además completas con aplausos… ¡Qué más puedo pedir! Un abrazo.

  2. Ángel Saiz Mora

    Me estaba preguntando, Juana, cuando llegaría tu relato. Ha sido de noche, con la luna “semioculta tras un antifaz de nubes”, escenario apropiado para una narración que lleva adheridos sutiles escalofríos. He oído muchas veces, incluso lo he sentido, que los personajes cobran vida propia cuando los escribimos. La asesina enmascarada decidió acudir a una fiesta en la que tendría que haber sido invitada, dado su éxito literario. Es inevitable pensar que en al amparo de esa oscuridad se comportará con el rol para el que fue creada, es el imaginarlo lo que produce miedo, más que una descripción de los crímenes explícitos. Original y muy bien construido. Mucha suerte y un abrazo, Juana.

    1. En primer lugar, el que alguien me diga que espera mi relato, me parece todo un lujo. En cuanto a lo que comentas sobre el miedo, estoy totalmente de acuerdo en que produce más miedo la atmósfera creada
      para que ocurra el crimen, que el crimen como tal. Bueno, Ángel, muchísimas gracias por estos comentarios tan al detalle que, a mí y a otros compeñeros, nos haces habitualmente. Un abrazo

  3. Intrigante, quien será ese invitado que aparece por sorpresa y deja al anfitrión totalmente desconcertado, sobre todo si lo identifica con la protagonista de su novela.
    Muy interesante la historia.
    Un saludo

    1. Vete a saber, igual uno de los invitados acabó asistiendo a la fiesta sin haber confirmado su asistencia; siempre hay gente más informal en todo. Bueno, pero llevar justamente esa máscara, que sólo existía en la imaginación del autor…
      Agradezco mucho que me leas y comentes. Un saludo

  4. Un relato que engancha, que deseas averiguar qué pretende el protagonista con tanto misterio en su fiesta de disfraces, para sorprendernos, después, con ese personaje discordante y atractivo que desconcierta incluso al protagonista…, y que como a él, nos dejas con las ganas de saber…
    Me ha gustado mucho, Juana.

    Un abrazo

  5. Esperanza Tirado Jiménez

    Me ha encantado. No sé por qué lo he asociado a una escena de la serie Castle, de la que han sacado varios libros. Tu prota enmascarada me ha recordado a Nikki Heat, la prota de las novelas.
    Un relato que podría filmarse.
    Enhorabuena y Suerte.

  6. ¡Qué bueno, Juana!
    Una protagonista de ficción que quiere serlo también en la vida real. Es tan inquietante que, creo y auguro, será un exitazo.
    Enhorabuena, guapa.
    Un beso.

  7. Rafa Heredero

    Buen relato de intriga, Juana. Mantienes la tensión y el misterio más allá del final. Parece que la protagonista de la novela es reacia a dejarse atrapar por su autor.
    Suerte y saludos.

  8. María Elena Sánchez Álvarez

    Juana, un relato de intriga muy bien escrito que nos deja con la interrogación de cuáles serán las intenciones de la enmascarada y con un anfitrión muy meticuloso que cuenta a sus invitados…
    Te felicito.
    Suerte y saludos

    1. A mí también me dejó con la intriga de qué acabaría haciendo la intrusa, pero yo tampoco estaba invitada, a pesar de ser la autora del autor de la prota. Conmigo ya iban a ser quince y para ese Marcos tan controlador…
      Mil gracias, María Elena, por comentar y tus buenos deseos. Saludos

  9. Mira que no haberla invitado, que poco tacto ese Marcos. Después de lo que ella había hecho por él. No creo que la fiesta acabe muy bien ¿verdad?
    Bromas aparte, Juana, me gusta mucho tu relato y en particular el uso que haces de las imágenes para ir creando una atmósfera: “la luna, semioculta tras un antifaz de nubes”, sencillamente genial.
    Suerte y abrazos

    1. Si la llega a invitar y yo me entero… Después de lo que yo he hecho por ellos…
      Me alegra que te haya gustado tanto la frase de la luna. Es que la luna siempre nos inspira mucho a todos. Gracias por tus palabras y buenos deseos. Abrazos

  10. Hola Juana, tenemos ya a la enmascarada, pero no sabemos, nos queda la duda de confirmar si es o no asesina. Al menos en la ficción así lo parece, lo será ne la realidad y será ése el comienzo de otra novela?
    Sería un bucle que ha inciado y que tendremos que averiguar el desenlace en la novela.-
    Abrazos y suerte me gustó.

Dejar una respuesta