Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

42. EL SECRETO DE PAPÁ (Edita N.T.)

Los cajones de papá no se pueden tocar. Esa prohibición hace que sean irresistibles y las dos hermanas los tienen perfectamente controlados: en uno se guarda el dinero, cuando hay; en otro, viejos documentos manuscritos, incomprensibles para ellas; en el más grande, libros relacionados con la agricultura, cargados de imágenes, y que ya se saben de memoria. Pero al que permanece siempre bajo llave, no han podido acceder.

Una víspera de Reyes, rebuscando posibles y, seguramente, escasos regalos escondidos, encima de un armario aparece una pequeña llave, que acaba abriendo el cajón misterioso. Las dos niñas tiemblan de emoción y miedo. La sorpresa es triple: El sí de las niñas, La dama de las camelias y El método Ogino. Aunque los títulos no les dicen nada, las dos reconocen al unísono los libros mentados por su padre de vez en cuando; los que leía de joven a escondidas, una y otra vez, hasta las tantas, sin luz eléctrica, después de trabajar todo el día en el campo. Ni se atreven a tocarlos.

23 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un hombre de campo que, a mi entender, está dotado de un honroso lado femenino, que por un pudor antiguo quiere mantener oculto.
    Unas hijas que, probablemente, sean fruto también de ese imperfecto método japonés, con una nada desdeñosa tasa de error que, sin embargo, una vez más, presta mucha atención a la mujer y sus ciclos.
    Que un hombre tuviese estas lecturas como tesoros tras trabajar todo el día en el campo dice mucho de él, algún día lo entenderán esas niñas curiosas que buscaban regalos ocultos.
    Mucha suerte y un saludo.

  2. Juan Antonio

    Me gusta tu relato por muchas cosas. Por aportar algo diferente a lo ya dicho subrayo esa paradoja de las protagonistas, que embisten una vez y otra para descubrir el cofre, y una vez encontrado, no osan abrirlo. Mucha suerte 🙂

  3. Al parecer, la curiosidad no sólo mata a los gatos. A juzgar por la reacción de las niñas, también se mata a sí misma.
    Me gustó mucho la historia (disfruté de su lectura) y tambien los libros que guardaba el cajón de papá 😉

    Un saludo,
    Mariángeles

  4. Salvador Esteve

    Edita, es más placentero la emoción de lo prohibido que el descubrirlo, y tal vez fue el origen del interés por la lectura. Muy original, me ha gustado. Abrazos.

  5. carnota

    Entrañable historia que demuestra la rudeza de un hombre de campo realmente era una pose.
    Yo ampliaría el relato, con calidad inferior, aclarando que las dos hermanas no guardan el mismo recuerdo de lo que vieron: mientras que la mayor recuerda lo que cuenta Edita, la menor no se olvida de “Los ladrones somos gente honrada” y de un manual para escribir cartas de amor.

  6. Virtudes Torres

    Desde siempre la figura del trabajador del campo está asociada a gente sin cultura. Nada más lejos.
    Gracias Edita por -con tu relato- desmitificar esta creencia.
    Bien por este hombre y bien por las niñas, ya que aprendieron que las cosas buenas hay que tenerlas a buen recaudo.
    Saludas

  7. Ya solo por hacernos revivir clásicos de la literatura (reconozco que La dama de las camelias no lo había leído pero he buscado una sinopsis para ponerme al día) este micro vale mucho. Además, unir en un micro dos tramas y un manual supongo para crear una nueva y misteriosa acción tiene mucho mérito. Muy bien, Edita que tengas mucha suerte con las elecciones del jurado de este mes.

  8. Incorporas elementos a investigar por parte del lector, ¿qué tienen esos tres libros? Amores ocultos y bodas forzadas, los amores prohibidos y cómo evitar embarazos. Hubo una época de libros ocultos, sí, a la que nos quieren hacer volver. Me imagino a ese agricultor viajando más allá de la labranza, entre las páginas. Curiosa tu propuesta. Suerte.

Dejar una respuesta