Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

112. El seductor (Barlon Mrando. Que bien ma quedao lo de sedutor)

Fuimos a la fiesta de carnaval: ella de sirena y yo de recatada monja. Pronto, Bea quedó varada en un apuesto marinero mientras yo me perdía en una marea de esperpentos y beldades. No tardó en abordarme el diablo, atraído por mi inocente vestimenta. Sus palabras olían a lujuria y sabían a fuego, y su voz era un anzuelo enganchado en el corazón. Me habló del bien y del mal, de la tentación y el pecado, del nombre de las cosas sin nombre. Me negué, pero se aventuró más para enroscarse a mí en susurros; casi podía sentir sus manos bajo mi ropa cuando me negué otra vez. Sus ojos hablaron entonces, tras la máscara, y ya solo pude perderme en ellos. Mi cuerpo dejó de pertenecerme para dejarse caer en sus infiernos. En alguna cama de algún lugar le regalé mi alma a cambio de más, fundiéndome en una oscuridad donde solo refulgía su mirada. Me despertó el inicio de su ausencia. Encendí la luz para descubrirlo yéndose sin su disfraz. Me asusté. No, no crean que era el mismísimo Satanás; fue aquella túnica blanca y la corona de espinas lo que desbordó mi vida.

36 Respuestas

  1. Modes Lobato Marcos

    La madre que te parió!
    Ya has mandado el mío al carajo. Ambos tienen el mismo protagonista, pero tu relato es mejor.
    Joeee…anda, échale un vistazo al 21…

        1. Modes Lobato Marcos

          Ah…pues me has convencido con el pre y el post. El mio está en perfecto estado operativo, y el tuyo es, como si dijéramos, más zombi.
          Venga, pues compartamos el oro, la gloria y las perras del premio gordo.
          A ver que opinan las bellas damas del jurado…

  2. Gracias Ana, he querido mostrar el lado malote y viciosillo del Cristo, que ser todopoderoso y no poder disfrutar de ciertas cosas ¿pa quée vale? Y vete tú a saber si el Papa Paco no es igual de seductor.

    Besísimos.

  3. Gratas palabras las tuyas, Monty (espero que no te moleste que te llame así, que hay confianza) Lo he sacado a dar una vuelta, sí, que hacía tiempo que el Cristo no soltaba un disparo. Suerte necesitaré. Muchas gracias. Tómate argo del mueble bar.

    Abracísimos.

  4. Ángel Saiz Mora

    Vaya tíos valientes y atrevidos Modes y tú, hay que ver a quién convertís en personaje de relato, muy, muy humano, tomando al pie de la letra aquello de que se hizo hombre para habitar entre nosotros. El texto está lleno de jugosos detalles, como esa sirena que queda “varada”, No me extraña que a la muchacha protagonista, con la revelación, se le desbordase la vida, como dices al final. A esto se le llama fuerza narrativa. Suerte y un saludo.

  5. Es que yo o me meto en berengenales o no estoy a gusto. Yo diría que más que una revelación fue una pillada in fraganti, que el picarón quería irse sin dejar nota. Pero eso, quería otorgarle alto grado de humanidad al muchacho. Esto…¿lo de fuerza narrativa es a mí? Creo que te has equivocado de persona. Muchas gracias, Ángel, por visitar mi garito y dignarte a comentar.

    Abracísimos.

  6. Me he quedao ciega del deslumbre, jomío. Debe ser cosa de tanta nube y vidas, digo ríos desbordados y vueltos a bordar.
    Esto no se hace, colega, lo quieres todo pa ti ¡que agonías!.
    Un bico y pequeño.

  7. La Marca Amarilla

    Joder, Barlon, me ha encantado!!! Me parece maravillosamente escrito. Es una pasada!
    Debo decir que el final me ha dejado frío, lo veo de recurso fácil… Pero el resto del relato es una filigrana literaria: “Me despertó el inicio de su ausencia.” por ejemplo … Una pasada!
    Enhorabuena y SUERTE!!! 😉

    Un abrazo @Microlunatico.

  8. Tíndaro del Val

    Suscribo lo dicho anteriormente. La madre que te parió Barlon!! Un tema espinoso, nunca mejor dicho. A mí, al contrario que La Marca, me gusta mucho el final. No sé qué pensará Rouco, pero tampoco nos importa demasiado.
    Escribes de lujo, canalla. Un abrazo microlunático

  9. Paloma Casado

    Modes y Barlon, no os peguéis que los dos cuentos son buenos. En el de
    Modes, la figura de Cristo es la del hombre doliente que tiene que renunciar al amor y abrazar, a su pesar, el sacrificio. El Cristo de Barlon es un seductor que ya está de vuelta, narrado con imágenes muy potentes. Originales planteamientos para el tema del mes.

      1. Sí, Paloma, nos matamos porque con los pelos de la cara rascamos y nos destrozamos el cutis. Tanto dinero gastado en cremas para nada. Y tienes razón, el mío es más potente que el de Modes. Muchas gracias Paloma, no soy digno de que entres en mi caseto.

        Besuquísimos.

  10. Un relato muy bien llevado con ese juego de engaños. Lo que pasa que ese final no me hace gracia, no, y mira que no trago a los obispos y en ocasiones creo que dios y el diablo tienen los papeles cambiados, pero mira que nunca pondría en ese papel a Jesús, un tipo que debió ser buena persona. En fin, ya sabes, problema mío y en este caso seguro.

    1. Venga, Javier, que se puede ser bueno y perderse los ojos detras de una falda y que se levante el ánimo. Entiendo que el problema no de redacción, sino de gustos. Ahí no puedo hacer nada, pero me reconforta no haber metido la pata otra vez. Muchas gracias por la visita.

      Abracísimos.

  11. Y digo, Barlon, si se dejó la corona es que no debió de quedar muy contento. Debió pensar que ya había penado bastante con esta Magdalena, ¿no?. Tan bueno como irreverente. Mejor que suerte, te deseo indulgencias.
    Un abrazo.

    1. Que eme digas que se dejó la corona no me regocija. Indica que no has pillado lo que quería transmitir y eso no es wueno. Es que el final me amargó la vida, y ajustar el número de palabras, y que quería colgarlo de una vez, y…, y que me vendrán bien las indulgencias. Muchas gracias.
      (Creo que la Magdalena se la comió con el café con leche)

      Abracísimos.

  12. Juan Antonio

    Señor Barlon. Arrodíllese ahora mismo ante mí y diga en voz alta que yo tenía razón: su relato llegó en tiempo y en forma, como ya predije. Dicho lo cual, sepa que esta historia me ganó, por buena y por canalla. Gran giro final y exquisito redactado. 🙂

  13. Salvador Esteve

    Barlon, ya solo falta que surja fruto de esta pasión para liarla parda. Un buen abogado y a repartirse el Vaticano, jajaja. Me ha gustado mucho. Abrazos.

    1. No pasa ná, si ocurriese decimos que fue una paloma. Hay precedentes. Para sacar tajada del dinero vaticano habría que comparar los ADN, y no sé si habrá muestra del de arriba. Muchas gracias por la visita.

      Abracísimos.

Dejar una respuesta