Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

05. Elecciones y cebolla

Siempre hice caso a mi madre, y más desde que padre se fuera, dejándonos viviendo a los dos de su sueldo de profesora particular de inglés en un triste piso de alquiler donde los vinilos de Franky eran el máximo lujo. Sinatra fue mi segundo padre, la voz masculina omnipresente en mi infancia, el otro hombre por el que mi madre llegó a suspirar y elevar a excusa el picar cebolla al ritmo de My way.
Crecí, estudié Filología Inglesa y me independicé de esa mujer entrada en años, apegada a sus discos y al pastel de cebolla. Me casé con Rosa, la hija de su mejor amiga. Lograba ganarme la vida traduciendo a autores estadounidenses y explotando modestamente mi vena literaria, hasta que mi mujer me puso los pies en el suelo. Oposité para obtener una plaza seria ligada a un sueldo estable. Aunque ella quería fundar una familia, yo no deseaba hijos. Sin embargo, alegó buenas razones y tuvimos a Isabel. Aparqué la literatura. Leer colmaba mis ansias. Luego vinieron Marta, Adela y, finalmente, el chiquitín. Yo elegí su nombre, Francisco, porque siempre me gustó hacer las cosas a mi manera.

10 Respuestas

  1. Jajaja, a su manera, dice el pobre… si quien no se conforma es porque no quiere.
    Al menos de queda el nombre del niño… pero apuesto algo a que le obligarán a llamarle Francisco, y no le dejarán usar Frank.
    Un saludo,
    Carme.

  2. Y es que el que no se consuela es porque no quiere. Muy buena esa historia que contrapones con ese final en el que descubres por donde respira (poco sitio le dejan, la verdad) el protagonista a pesar de todo. Me ha hecho mucha gracia. No sé si era tu intención pero a mi me has sacado una gran sonrisa. Mucha suerte 🙂

  3. María

    Qué tal, Mikel. Excelente historia. No dejo de sonreír pensando que la vida es así y lo mejor, pareciera ser que es, vivir como lo hacía tu madre: disfrutando un buen pastel de cebollas, con los ojos rojos de tanto canturrear: A Mi Manera… ¡Muy bien! Me ha encantado!

Dejar una respuesta