Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

20. En busca y captura

Caminó hasta sentarse en el banco de un parque tranquilo. Sacó lápiz y cuaderno, y esperó a que se le presentaran ante sus ojos los personajes de su próxima novela. Pasó por delante de él un hombre de cuerpo hercúleo. “Un perfecto Adonis, será el protagonista”, pensó el escritor. Luego se fijó en una hermosa joven embarazada. “Ya tiene novia mi Adonis. Aunque el hijo que ella lleva dentro no es de él, sino fruto de una violación”, y apuntó en su libreta: “Marta, la novia, la dejan embarazada durante un secuestro”. No pudo reprimir escrutar a una señora que deambulaba llorando por el parque. “Esa es la madre de Marta que la busca desesperada en una de las batidas”. Fue cuando oyó las sirenas de un coche de policía. “Un chivatazo, van a liberarla”. Solo le faltaba el antagonista, el malo. Entonces un individuo con barba desaliñada y mirada de tigre se le quedó observando. “Te capturé. Vas a ir a la cárcel”, se enorgulleció pensando el desenlace de su obra. Pero antes de ponerle las esposas a su personaje, este le apuntó con una pistola y le pegó un certero disparo en la frente.

13 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    ¡¡¡¡¡¡¡ Sobresaliente mescolanza de delirios creativos , cómo se funde al final todo el pandemónium del fecundo escritor a pie de calle, y me revienta en plena faz la tragedia !!!!!!! Tan de matrícula de honor lo has compuesto, que tengo algunas gotitas de sangre en el cuello de mi camisa. Con tu permiso, me retiro ya que voy a limpiarme, pero eso sí, mientras me lavo seguiré admirándote…
    J u a n….¡ ¡ ¡ A l D i a b l o M i C a m i s a ! ! !

  2. Ángel Saiz Mora

    No hay historia cuyos personajes no tengan algún correlato con la realidad, como también es difícil que no existan toques autobiográficos en lo que se cuenta. En tu relato se cumple todo ello, con la particularidad de que uno de esos personajes es él mismo. El precio que paga por ello, por esta cierta vanidad que le lleva a otorgarse protagonismo a sí mismo, es alto, sangriento y definitivo, un broche final para no dejar indiferente.
    Un abrazo, Lorenzo, Suerte
    (Aprovecho y, al margen del texto, te deseo lo mejor en los acontecimientos de los que en breve vas a ser personaje protagonista)

    1. Hola, Ángel, se nota que eres de los mejores lectores de este blog y gracias a tu lectura y comentario he cambiado una palabra para evitar una posible ambigüedad que creo que es lo que te ha dado una interpretación que no es la que quería otorgarle al relato. He puesto “desenlace” por “a sí mismo”. Si lo leyeras de nuevo, me dices si has entendido la misma trama cambiando esa palabra, ¿vale?.
      Por otro lado, mil gracias por tu lectura y sobre todo por los deseos. Ya estoy en capilla. 🙂

  3. Muy buena esa figura que representas, Lorenzo, con la clásica libreta tomando notas a pie de calle, que acaba sorprendida por la misma historia que está intentando gestar. Leyendo los comentarios, he visto que has corregido (como cuentas a Ángel) una palabra. En mi opinión el relato ha mejorado así, y el mensaje llega claro y directo al lector.

    Te felicito por este texto conciso e incisivo a la vez.

    Un saludo.

  4. Salvador Esteve

    Un escritor que con el arma de la imaginación caza a sus personajes otorgándoles vida en su universo. Pero el malvado se ha revelado, y a la fuerza ha adquirido el protagonismo que le da la realidad. Buenísimo, Lorenzo. Abrazos y suerte.

  5. MªBelén

    Captura de personajes al vuelo de una mirada, todos reales van formando parte de la irrealidad de su historia, los disfraza en las líneas que va trazando con el lápiz y su imaginación, pero como en todas ellas el malo al final es que tiene el arma y el que dispara de manera certera cercenando la fantasia de su relato.
    Genial siempre, es una maravilla leerte Lorenzo.
    Un beso.

  6. ¿Y quién de nosotros no ve personajes e historias cuando algo le llama la atención? Debemos estar atentos y no dejar pasar sin apuntar esa inspiración que a veces nos llega. Pero con el final a tu relato, nos dejas muertos.
    Chaupeau!!
    Una abraçada.
    Carme.

Dejar una respuesta