Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

94. En el centro comercial

Aquel desarrapadillo se sentó en mis rodillas y mientras el fotógrafo disparaba el flash, comentó con desparpajo:

— Hola. Me he portado bien. Estudio y hago los deberes, obedezco a mis papás y quiero mucho a mi hermanita Violeta.

— Muy bien, campeón, ¿cómo te llamas?

— Carlos Martínez. Calle Santander 13, puerta 5.

— ¿Has entregado tu carta al paje?

— No he escrito ninguna; no necesito nada.

Esas palabras me sorprendieron. Dirigí entonces la vista hacia su madre, una mujer ojerosa que al cuidado de un viejo carrito de bebé y con un abrigo que también parecía prestado, nos contemplaba sonriendo.

— ¿Y eso? ¿Por qué no quieres nada, Carlos? Entonces, ¿para qué has venido?

— Soy pequeño, pero no soy tonto, Melchor o como te llames. Sé que el día de Reyes tendré algunos juguetes usados que mi padre habrá sacado de algún sitio. Por eso solo quiero pedirte que a él le consigas una bicicleta. Ayer le robaron la suya y necesita una para ir a trabajar. Júrame que lo harás. Sé que puedes aunque no seas ni rey, ni mago. Júramelo, anda. Tienes cara de buena persona, Melchor o como te llames.

8 Respuestas

  1. María Jesús Briones

    Leyendo el relato, me ha venido a la cabeza “Ladrón de bicicletas”, sólo que narrada desde el punto de vista de un niño pobre.
    Muy emocionante, Rafa

  2. Ángel Saiz Mora

    Al igual que a María Jesús, tu relato me ha recordado la película “Ladrón de bicicletas”, todavía la tengo en VHS. Lo difícil va a ser que Melchor o como se llame cumpla el sensato deseo del niño, y de no hacerlo, la consiguiente decepción, aunque, a la vista de su madurez, seguro que no le pilla de susto.
    Suerte y un abrazo, Rafa

  3. Mª Belén Mateos

    Madurez temprana, realidad triste y desoladora, deseo de un niño que sin caprichos solo espera cumplir con la única linea de su carta no escrita: Una bici para que su padre pueda seguir trabajando.
    Genial Rafa, suerte.

Dejar una respuesta