Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

10. En la casa de Dios.

-De nuevo ha sido sin querer. Bueno quizás no tanto –se sinceró arrepentido ante su confidente.

-Hijo mío, debes poner fin a este asunto incómodo. O no podremos hacer nada más por ti.

-Le juro que es más poderoso que yo ¡Exímame padre! –imploró quejoso, arrumbado contra el costado más lúgubre del confesionario.

-Rogativa y contrición hermano –dictó el confesor, mientras lo santificaba desde la punta de sus dedos, trazando una cruz imaginaria sobre él.

Tras la jaculatoria se incorporó redimido. Sintiéndose otro.

Palmeó el polvo de la sotana y se ajustó con desenvoltura el alzacuello. Cuando atravesaba la nave central, las campanadas requirieron la entrada de los feligreses, y ante el altar un grupo de niños en catequesis por el año nuevo caminaba al encuentro de la sacristía.

Entonces se le adivinó una sonrisa; la misma de siempre, mientras sus ojos lascivos hostigaban henchidos de apetencia al último de la fila. Al más rubio de todos.

15 Respuestas

  1. Ton Pedraz

    Muchas gracias a los cuatro por vuestros comentarios. Blanca, Virtudes, Carmen y Manuel. Visitaré vuestras propuestas. Y Manuel ha de saber que lo visito de vez en cuando en su “Montesinadas”,desde que nos conocimos este agosto en Baños de la Encina.

  2. Gloria Arcos Lado

    Terrible lo que se intuye, y por lo que está saliendo en los medios más habitual de lo que pensamos. Esperemos que el rubito y sus compañeros sepan escapar de ese depredador sin alma.Muy buena tu historia aunque terrorífica.Gloria

Dejar una respuesta