Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

112. EN POS DE LA BELLA DURMIENTE (Yolanda Nava)

El Príncipe Azul no tenía un buen día. Su caballo estaba agotado por las largas jornadas sin descanso y se negaba a caminar. Agobiado porque pronto expiraría el plazo, decidió dejarlo junto a un lago y continuar a pie. Hacia días que únicamente lo guiaba la intuición.
Consultó a una niña que corría tras un conejo, esta aseguró no conocer el camino y además orientarse fatal. Más adelante halló una casa, llamó y le abrió una joven muy bella pero haraposa que en lugar de escucharlo se dedicó a lloriquear, estaba desolada por un baile al que no podría acudir porque no tenía vestido. La consoló brevemente y partió. Temía que se le adelantase otro príncipe y que al llegar al palacio la princesa ya estuviese despierta y comprometida.
Por suerte se encontró con un niño jovial y atento que aseguró conocer el camino. Has de avanzar unos cien metros en línea recta, otro tanto una vez gires a la derecha y después, a unos cincuentas pasos, hallarás una arboleda detrás de la cual se alza el palacio.
Agradecido, le dio unas monedas. Achacó al agotamiento la visión del aumento repentino en el tamaño de la nariz del muchacho.

20 Respuestas

  1. aurora

    No sé qué me da, pero me parece que ese Príncipe Azul sigue libre si alguien quiere pillarlo. Y ¿dónde estaba Pepito Grillo mientras tanto? ¿Perdido en algún laberinto? Ay, ay, ay…

    Abrazo

  2. María Ordóñez

    Jajaja! Me encanta. Cómo necesitamos textos así, que nos rescaten de la realidad y nos lleven a los cuentos que tanto amamos. Felicidades!!!

  3. Modes Lobato Marcos

    Joe, Yolanda, que bien te está sentando pasar los días en el Bar Paco,s.
    Aprendes de jurgol, castigas el hígado con puros y coñac, ganas concursos de poesía, y encuentras inspiración para tu precioso relato de este mes…

    Porque Pinocho es el dueño del Paco,s, cuando te asegura que en su local tan chic jamás se ha puesto garrafón…

    Vaya filón has encontrado, darling.

    Oye. Que muy bueno, en serio.

  4. Yolanda

    Gracias por acercaros a leer y comentar.
    ¡Ay Modes! Que me has descubierto… ¿de qué iba yo a escribir nada si no fuera con la ayuda del bálsamo del Paco,s?, pero guárdame el secreto por favor, que ya sabes que después se extiende el rumor y unas cosas llevan a otras y acaba una con un sambenito de esos que ya no hay manera de quitar. En fin, lo de la poesía fue suerte, nunca estaré a la altura de monstruos de tu tamaño en esas lides, pero me hizo ilusión verla impresa, sí.
    Un abrazo para tod@s.
    Voy a celebrar San Juan, que hoy es festivo aquí en León.
    😉

  5. Jajaja, Yolanda me gusta tu mundo de cuento y la creación de Schrek V pena que el final sea para Pinocho jajaja la mentira es algo consustancial a la literatura y a la vida misma. Mucha suerte me ha encantado.

  6. Ángel Saiz Mora

    Un relato muy simpático, con homenaje a los cuentos clásicos, en el que Pinocho tiene un papel primordial y malévolo.
    Una lectura muy agradable.
    Suerte y un saludo

  7. Mª Belén Mateos

    Me ha encantado !!! siempre la referencia a los clásicos es una apuesta arriesgada y tu la has hilado cuento a cuento estupendamente.
    Suerte, un beso.

  8. Ana Fúster

    Yolanda, se me había escapado tu relato! Está claro que la realeza anda muy desnortada últimamente. A tu príncipe le vendría bien un gps y sobre todo leer más… Un besote y suerte.

Dejar una respuesta