Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ENCUENTRO 1 1 2 . SEGUNDA RONDA

PALABRAS

MÓNICA SEMPERE / ERNESTO ORTEGA

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes de las 14 horas (hora local española) del JUEVES 28 DE ENERO y cuya única condición será que incluya estas tres palabras en cualquier tiempo, género o número:

ALTO /AMPUTAR / SOPA

Una vez publicado no habrá posibilidad de corregir ni reeditar.

Tras la publicación de los dos relatos publicaremos en cada entrada un formulario para la Votación Popular que permanecerá abierto hasta el viernes 29 DE ENERO a las 14 horas.

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección EnoTiCias.

PODÉIS VOTAR EN ESTE ENLACE

9 Respuestas

  1. HILOS PARENTALES
    Madre e hijo apuraban los días sorbiendo sopa con las últimas luces. Él extrañamente alto. Ella extrañamente hueca. Él demasiado monstruo. Ella demasiado madre. Hacía tiempo que lo veía sin mirarlo y cuanto más lo observaba más aprensión sentía. La mujer fue incapaz de contarle cuentos, enseñarle a atarse los zapatos o darle besos de buenas noches. Escondía la adicción de su hijo por amputar dedos, piernas y cabezas. Ocultaba la colección de cuchillos y lloraba en la oscuridad de su cuarto. A veces él preguntaba por su padre. Ella callaba siempre, juró no volver jamás a aquel laberinto.

  2. Ernesto Ortega

    AMOR ETERNO
    Desde que salgo con Luis, Pablo está pesadísimo. Me lo encuentro hasta en la sopa. El sábado lo descubrí a nuestro lado en el cine y ayer apareció de repente en el portal, mientras nos besábamos. Casi me muero del susto. Tan alto, vestido de traje y con el ramo de rosas en una mano, parecía todo un caballero. Un poco pálido, quizás. Además, la pierna amputada le daba un aspecto terrorífico. Tengo que dejarle claro que, cueste lo que cueste, quiero rehacer mi vida, aunque todavía lo amé, aunque no pueda olvidarlo.

Dejar una respuesta