Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

93. Encuentro (El Moli)

Perdí la conciencia del tiempo transcurrido, no me interesa, ya que mi destino es incierto. Vagaré por el espacio hasta el fin de mis días sin llegar a ningún destino.

Lo había perdido todo, por eso acepté la misión; mi futuro era el mismo que aquí en el espacio. Soledad física y afectiva. Nada me ataba para quedarme. El silencio es atronador, solo el siseo de los equipos y alguna transmisión desde el control; preguntan que veo desde la escotilla. La tierra sólo es un punto azul que pronto dejaré de ver y ese enorme cometa que cada vez está más cerca y coincide con mi órbita.

Eso nadie me lo dijo…

34 Respuestas

  1. Patricia Mejías

    Veo un vislumbre de desencanto y rebeldía de alguien que aunque está desilucionado y cansado de la vida, no se esperaba ese final. Fue elegido por esa condición como víctima propiciatoria y sin que mediara su decisióbn, pero sin embargo cuando ve los alcances de la misión, ya no se siente tan seguro al enfrentarse a ese destino.
    Breve y conciso. De lo mejor que te he leído, Moli.
    ABrazos y saludos, Moli.

  2. Hola, Moli.

    Un tipo desencantado que acepta una misión porque no le queda nada a lo que aferrarse. Me da pena la actitud del protagonista, porque si algo no hay que perder nunca es la esperanza.
    En fin, que haya suerte con el cometa.
    Abrazos.

  3. Ángel Saiz Mora

    No debe haber soledad más grande y profunda que la que pueda sentir una persona aislada en el espacio. Aunque tu protagonista tampoco estaba más acompañado en su planeta natal, lleno de gente. Quizá el encuentro con ese cometa, que no parece vaya a ser suave, sea la liberación que necesita, el paso a otra dimensión en la que tal vez si que encaje.
    Un abrazo, Moli

  4. Y qué más le daba el cometa a esa persona tan desahuciada, ni siquiera parece que sienta esas ausencias o pérdidas. Quizá, lo del comenta, en este caso, sea lo mejor que le pueda pasar, igual así la adrenalina vuelva a galopar por su sangre.
    Buena suerte y buena vida.

  5. Calamanda

    Luis Alberto, entre tanto pesimismo se atisba un cambio. Nos dejas con el suspense de si es para mejor. Bien llevada esa actitiud tan desesperanzada en tu cuento. Suerte y saludos

  6. M Belén Mateos Galán

    Cuando la soledad se hace presente, deseas alejarte de ella, aunque sea fuera de tu planeta. Ese silencio ensordece y la vista le hace ver que su futuro será una explosión que quizás le haga despertar en un mundo con más felicidad.
    Buen relato Luis Alberto.
    Un abrazo y suerte.

  7. J u a n P é r e z

    Me encanta que hayas traído una figura de Antihéroe; muchas veces, sus dramas edifican más que los oropeles oficialmente reconocidos. La tribulación cósmica que leemos en Él, es muy interesante.
    ¡¡¡Buena Travesía Muchacho!!!

    ” J “

  8. Ton Pedraz

    Hola Molí. Yo quiero pensar que tu protagonista hará todo lo posible por apartarse de esa órbita maldita. Él, en el fondo, quiere vivir, aunque sea en soledad.
    Me ha gustado mucho la tensión que destila el monólogo del protagonista.
    Un abrazo y mucha suerte.
    Ton.

  9. Reve Llyn

    Pues le has buscado a tu prota el mejor final posible.(¡Bravo!)¿Para qué vagar y vagar en soledad y sin destino? al menos ahora hay algo que esperar…

  10. Un relato que nos enseña con buen oficio lo que pasa cuando no tienes nada que perder, y como cambia el baremo de la propia vida cuando nada dejas atrás. En muy poco nos llevas a ese final que además de inquietar propone al lector desear una alternativa. Gracias por comoartirlo y mucha suerte 🙂

Dejar una respuesta