Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

93. Enfermedad neurodegenerativa de nueve letras (Luisa Hurtado)

Durante los primeros años de vida apenas fui consciente de su presencia y de su sonrisa, pero supongo que siempre supe que estaba ahí, que podía recurrir a él si tenía algún problema. Sé ahora que me vigilaba de reojo mientras iba rellenando con letra pulcra, poco a poco, los libros de pasatiempos con los que siempre se entretuvo.

Cumplí años, soplé velas y pasamos las tardes juntos, cada uno en sus juegos y en sus tareas.

Hoy, recién cumplidos diez años, sintiéndome mayor y fuerte, me paro junto a él y lo miro. Su sonrisa sigue ahí, pero no tiene gracia alguna. Sus ojos están fijos en un punto más allá de mi espalda pero no me ve. Estamos a la misma habitación de siempre pero está perdido, y yo no logro encontrar a mi abuelo en él aunque lo sea.

Bajo la cabeza. El cuaderno de pasatiempos está en sus manos, abierto por la página 36 con ese laberinto gigante que no creo que vaya a terminar nunca. Es entonces cuando decido dejar de jugar, que lo haré yo y que lo traeré de vuelta.

22 Respuestas

  1. Vaya qué pena que la solución sea Alzheimer. Qué triste es tu relato. Este es otro de los temas architratados y has conseguido darle una nueva mirada, la del nieto de diez años que sí puede recordar a su abuelo en mejores situaciones que la presente. Me ha gustado mucho y tienes muchas posibilidades de entrar en verano con el micro seleccionado. De los que más me han gustado bajo tu firma.

    1. Gracias, Lorenzo.
      Soy consciente de que… es un tema muy muy tratado, tienes toda la razón.
      No sé si tengo probabilidades o no (más bien pienso que no, fijate) porque… si bien no me pasa todo lo que me gustaría por aquí, he escrito algunos otros (hace miles de años) que me han gustado más y no han sido seleccionados.
      En cualquier caso, gracias, muy amable.

  2. calamanda

    Luisa, nos dejas pensar que para un niño no hay nada imposible, eso cree él, y nos lo dices de forma amable y positiva. Suerte y saludos

  3. Ángel Saiz Mora

    Una palabra de nueve letras, que es a la vez una enfermedad terrible,ha hecho de una persona, sin duda maravillosa, poco más que una sombra.
    Los finales siempre son terribles, de una forma o de otra, pero lo son mucho más si conllevan un desangrado lento y previo.
    Un relato duro, que contrasta con el toque de ternura del punto de vista infantil.
    Suerte y un saludo.

  4. Mª Belén Mateos

    Describes con una gran delicia y delicadeza una enfermedad terrible para aquel que la padece y el tiene que cuidarla y tratarla.Un beso, mucha suerte.

  5. Me parece un relato precioso tratado con muchísimo sentimiento. Otra propuesta que por mí se postula para lo más alto. Tu historia llega, toca el corazón, provoca sentimientos y además está contada con unos giros deliciosos. ¿Qué más se le puede pedir?. Mucha suerte 🙂

  6. Fantástico relato, Luisa. Narrado con la dosis justa de sensibilidad, sin pasarte. El punto de vista centrado en el niño es un gran acierto.
    El mejor laberinto que he leído hasta el momento. Felicidades.
    Suerte y abrazos

Dejar una respuesta