Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

109. ENTRE RELIGIONES Y TENTACIONES

“Deus, in adiutorium meum indente. Domine, ad adiuvandum me festina…” Con el rezo de vísperas, se rompe la penumbra al prendido de candelas y hachones en hacheros de madera rebosantes de cera reseca. Su centelleo crea juegos de inquietantes sombras en los muros, trepando hasta las bóvedas. El perdurable olor a incienso, el humo de la cera, los ecos de la plegaria; crean un singular ambiente. Se incrementa al llegar los silencios. Silencios, que a través de las celosías, hace audible el almuédano convocando a la oración.

                          Prosigue nuestro rezo: ” Magnificat ánima mea Dominum…” Esta cárcel, estos hierros en que el alma está metida, no proclaman la grandeza del Señor. Mi alma evoca los versos reiterados por Joshua, de su Torá, de nuestra Biblia: “¡ Mi amada es para mí, yo soy para mi amado… Qué hermosa eres, amada mía, qué hermosa            eres! “

                           Terminando el rezo, vuelvo a oír el chirrido de los goznes del portón. Joshua, el médico judío, ha terminado la cura de la madre Micaela. Se va solo. ” Et ne nos indúcas in tentationem, sed libera nos a malo. Amén.”  Permanezco en mi cenobio, que muero porque no muero. Con mi Dios, Yahvé y Alá.

                       

4 Respuestas

  1. Al final las vocaciones, aunque salen de dentro, solo son ejes transversales que cruzan a la propia persona, lo que en alguna ocasión le puede llevar a enfrentar lo que ha escogido ser, con lo que en ese momento quiere. El lenguaje, ambientación y trato que le has dado a la situación que nos presentas me parece exquisito. Mucha suerte 🙂

    1. Ángel Rubio

      Muchas gracias Juan Antonio por tu comentario. Has sabido intuir lo que yo quería expresar.Otra cosa, es que lo haya conseguido.Y gracias por leerlo, creo que con tanto latín desde el comienzo, no invita mucho a la lectura.Un abrazo.

  2. Ángel Rubio

    Gracias Ana, me alegro que haya sido de tu agrado. Sí, esa era la idea, tratar en un ambiente conventual, la convivencia de las tres culturas, religiones. Todo en un marco de enriquecimiento, tolerancia y de paz. Como así fue en su momento.

Dejar una respuesta