Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

105. ESCUDOS

Un escalofrío le recorre  la nuca. Es algo superior a él. Intenta pensar en otra cosa, dejar de mantener en alerta todos los sentidos. Siente la amenaza de la oscuridad. El oído se aguza ante cualquier sonido mínimo. Hasta cree percibir el olor del peligro rojo y oscuro. Hace tiempo que el sol desapareció y la penumbra invade la estancia. Nota en  la boca ese sabor salobre y reseco del miedo. En medio del temor un susurro lo tranquiliza. Ahora, ya al fin seguro, respira. En la pequeña cama duerme apacible su hijo. A él, nadie le va a inculcar el pavor a ese ente, que  nunca vio, pero que sabe que existe: el terrible  coco.

10 Respuestas

    1. Antonia

      Gracias Moli, la verdad es que el Coco no es el coco 🙂 Otro abrazo.

      EL COCO | Poema para niños

      Mi abuelita me decía todas las noches:
      Duérmete niño, que si no, viene el coco,
      que se lleva a los niños que duermen poco.
      Yo no sabía quién era El Coco,
      pero me imaginaba a un monstruo loco,
      grande, feo y lleno de mocos,
      que salía del armario de mi habitación
      o de la oscuridad de un rincón.
      Para que la abuelita no me asustara
      me hacía el dormido
      hasta que ella se marchara,
      sin hacer ruido.
      Luego me dormía
      y se acababa el día.
      Pero una noche apareció El Coco
      y me metió en un saco,
      saltó por la ventana el muy loco
      mientras gritaba Paco,Paco.
      Ay que pena, ay que llanto,
      ni hablo, ni canto,
      ¡que yo soy su cena!
      Por el bosque me llevó hasta su árbol
      y delante de un caldero
      me colocó en la cocina,
      para cocinarme con cecina.
      ¡Socorro, ayudadme,
      que el Coco va a cocinarme!
      Cuando estaba llorando oí una voz que dijo:
      Despierta, hijo, que estas solo soñando.
      Era mi papa.

      Paloma Rivera, de tan sólo 12 años
      http://www.bosquedefantasias.com/

    2. Antonia

      Gracias Lorenzo. Abrazo.

      “¿Quién llegó?” de Gloria Fuertes

      Llegó vestido de azul
      ¿Quién llegó?
      – El Bú.

      Llegó con un traje rojo.
      ¿Quién llegó?
      – El cojo.

      Llegó y asustó a Maruja.
      ¿Quién llegó?
      – La Bruja.

      Llegó muy poquito a poco.
      ¿Quién llegó?
      – El Coco.

      Llegó tosiendo con asma.
      ¿Quién llegó?
      – El fantasma.

      No asustaros de la Bruja,
      ni del Coco del lugar,
      Ni asustaros del fantasma
      Que sólo quieren jugar.

  1. Que viene el coco. Ja, me imagino que es una criatura imaginaria para aterrorizar a los pequeños. El relato transmite el pavor de personaje y las descripciones de terror están muy bien elaboradas. Me gustó mucho, Antonia. Un fuerte abrazo, Sotirios.

  2. Antonia

    LAMIAS:En la Antigüedad, las madres griegas y romanas solían amenazar a sus hijos traviesos con este personaje. ( de wikipedia)

    -La Lamia era el equivalente femenino griego del Coco. (mitologia-griega-en-journey-into-nyx)

    Gracias Soti, me alegro de que te gustara. Otro abrazo.

  3. Salvador Esteve

    El protagonista hace bien en proteger a su hijo de esos temores que nos inculcaban de pequeños y que él aún no ha podido olvidar. Frases en sí inocentes pero que la mente de un niño magnifica hasta extremos paralizantes. Ya se enfrentará a Cocos de todas las formas cuando sea adulto. Me ha gustado mucho, Antonia. Abrazos.

  4. Antonia

    Gracias Juan Antonio. Un abrazo.

    Conferencias de García Lorca
    Las nanas infantiles (fragmento)

    La fuerza mágica del “coco” es precisamente su desdibujo. Nunca puede aparecer, aunque ronde las habitaciones. Y lo delicioso es que sigue desdibujado para todos. Se trata de una abstracción poética, y, por eso, el miedo que produce es un miedo cósmico, un miedo en el cual los sentidos no pueden poner sus límites salvadores, sus paredes objetivas que defienden, dentro del peligro, de otros peligros mayores, porque no tienen explicación posible.

Dejar una respuesta