Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

115. Eterno llanto efímero

No recordaba cómo había llegado allí. Despertó con el dolor de las primeras contracciones. Sus gritos no obtuvieron ninguna respuesta. Las paredes amortiguaron su eco entre los desconchones de varias capas de pintura. Una pequeña lamparilla parpadeante iluminaba intermitentemente sus ojos llorosos, mientras sus manos estrujaban la sucia colcha de color indefinido. Sobre ella las encontró, dos días después, el gerente de aquel tugurio. Su historia apenas ocupó unas líneas en la prensa local, que ni siquiera pudo dar sus iniciales. La habitación 23, al fondo a la derecha del único pasillo de aquel hostal de carretera, no estuvo vacía ni 48 horas. No es un lugar donde se pueda exigir mucho, pero algunos clientes se han quejado del llanto de un bebé que no les deja terminar la faena.

2 Respuestas

  1. Mar, un microrrelato original, que juega con la aparición de ese misterioso niño que profana la tranquilidad de ese motel de encuentros amorosos. No sé si para asustarlos con sus llantos o para moralizarlos. En cualquier caso, yo he querido ver, una visión muy personal, una especie de Portal de Belén al que poco a poco se irán uniendo, los camellos, los pastores, los Reyes Magos, su padre y su madre…

    ¡Buen trabajo y mucha suerte!

    Saludos.

Dejar una respuesta