Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

1. Feliz Año Nuevo (Miguel Ángel Pegarz)

Allí estaba otra maldita Nochevieja con su rica tía, dispuesto a dejarse ir otro año más. tras las campanadas de Año Nuevo no iba a ser mejor persona, no tenía un gran proyecto, no iba a apuntarse al gimnasio ni a hacerse voluntario o socio de ninguna ONG. Pero intuía que iba a ser un gran año.

A la tercera campanada tía se atraganta,

a la sexta tiene un tono azulado,

a la décima boquea

y con la última se ha desplomado inerte.

Sí, tiempo de sobra ha tenido para tratar de liberar su garganta, pero también memoria de sus doce años y la cama de la tía.

Y haciendo cuentas…

45 Respuestas

  1. Gloria Arcos Lado

    Lo que dejas a nuestra imaginación no parece demasiado bueno, no me extraña que no hiciera ningún esfuerzo por salvarla. Ahora además de los recuerdos recibirá una posición desahogada. Las próximas navidades parece que serán mejores.

  2. Mª Belén Mateos

    Me encanta la tranquilidad que se intuye en el paso de las campadas. Como logras trasmitir ese pensamiento de no hacer nada, de verla como se le escapa la vida… Una venganza que le dejara tranquilo de cama y tía.
    Un abrazo Miguel Angel

  3. Miguel Ángel hay cosas que no están pagadas con dinero, pero algo alivia, sino fíjate en Alfonso X el listo, con la duquesa, me ha gustado tu relato, no me des las gracias por leerte y menos por comentar, lo hago con gusto.
    Un abrazo

  4. Modes Lobato Marcos

    Vamos, que cuando la tita se ponía cariñosa, el sobri tenía que apagar sus furores sí o sí…

    Guión negro, negrisimo…

    Aún sigo sin saber cual de los dos ha sido al final más egoísta.

    Porque el amigo también ea pa darle de comer aparte…

    Deja palmar a “milady calenturas”, pero además aguanta por la pasta…

    Vaya pájaros, y vaya aprovechamiento mutuo.

    Buen relato que nos refleja las miserias del ser humano.

    Un abrazo de parte de AMOR MIO (antes Modes, ese hombre todo corazón y más)

  5. Barlon Mrando

    Yo lo comprendo, no se pueden dejar las uvad a medias que trae mala suerte. Y el accidente de la tía seguro que fue por exceso de velocidad en un firme mojado, son cosas que pasan. Lo que más me gusta es la calma que transmite, como si no pasara nada. Mucha suerte.

    Abracísimos.

  6. Todo cocido a fuego lento, sí señor. Por la rapidez de la entrega, supongo que lo escribiste el día 11 de noviembre. Dicen que ese día se escriben las mejores venganzas, porque a todo “cerdo le llega su San Martín. Buen relato, Miguel Ángel.

  7. Ana Fúster

    No me queda del todo claro si la tía se lo benefició cuando él solo tenía doce añitos o si lleva doce años explotándolo (y él dejándose por interés). En los dos casos me gusta el paralelismo entre el número de uvas y de años. Y que la venganza sea no buscada, pero bien aprovechada cuando se presenta la ocasión. Besos y suerte.

      1. Ana Fúster

        Sí, en mi zona geográfica “sus x añitos” también es la edad que uno tiene, pero tu relato dice “tiempo de sobra ha tenido para tratar de liberar su garganta, pero también memoria de sus doce años y la cama de la tía”. Bueno, no quiero arrastraste a un intercambio de mensajes, era solo curiosidad. Ya te digo que en ambos casos me gusta, y está bien que quede abierto a la imaginación del lector. Saludos y gracias por responder.

  8. Isabel

    Madre mía, yo que quería ponerme poco a poco en ambiente navideño. Sólo deseo no ser nunca una tia como esa. Ahi va mi primer deseo para el próximo año.
    Besos

  9. Lorenzo Rubio

    Hola, empiezo las lecturas del mes con una buena venganza. Espero que al menos se haya quedado con la herencia. Otro relato de empatía con el ¿malo?, mira que somos malos jejeje.

  10. Oh la la!! vengo leyendo los relatos en sentido contrario, así que llego al tuyo (en vísperas de la Noche de las Uvas), y se convierte en el colofón del mes. Qué decir… pues que como fin de traca es genial. Me gusta mucho, sí señor.
    Suerte y que el 2015 sea venturoso.
    Abrazos

Dejar una respuesta