Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

84. FOBIAS (Nani Canovaca)

No me gustaba coger el álbum de fotos de los abuelos. Siempre me dio un cierto calambre o escalofrío tocarlo y mucho más, mirar las fotos de color sepia y humedecidas por las esquinas. Olían a naftalina y a moho. Si las rozaba dejaban ese olor nauseabundo en mis manos que por mucho que las lavara, allí seguía. A veces no quedaba otra que alargárselas a la abuela. Ella se empecinaba en que mirara aquellos recuerdos que a mí me producían miedo y espanto. Un día de pequeño escuché escondido detrás del sofá que el hijo de la abuela, mi tío, había raptado a los hijos del vecino del pueblo para pedir un rescate y la niña se le había ido de las manos. A partir de ahí, a la abuela se le fue el hijo al penal para toda la vida y con él, todo su juicio. Por eso no soportaba el álbum, ni aquella niña que se veía en la esquina de la foto más vieja. Esa niña que parecía huir no he sabido nunca, si hacía arriba o hacia abajo y que mis padres decían que no estaba en el viejo retrato.

32 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    Siempre he pensado que las manías y fobias tienen la clave en algún punto de muestra en contacto con la realidad. También reflejas ese aspecto. El calambre de la abuelita se hace en mí intenso repeluco leyendo un cuento tan bien llevado, para estas tardes invernales en las que las sombras se despeñan. Es muy inteligente la plasticidad del álbum de fotos, siempre poseemos alguno por casa que da fe de ese enigma en el amarilleo de las páginas, son desde luego asaz evocadores. La niñita que huía, sin que estuviera clara su ubicuidad, pone la guinda y me deja la columna vertebral galvanizada por el placer ante tu intensa y apropiada lectura. Y sí, tu relato me produce filias afortunadamente.¡¡Muchas!!
    Post Scriptum: Buena adaptación a la foto propuesta.

  2. Qué miedo me ha dado esa niña, se me erizó la piel al comprender que era la que al tío se le había ido de las manos ¡Menudo relato Nani! A mí siempre me han dado cierto repelús las fotos antiguas, llenas de vidas de antepasados que desconozco, pero comparado con la fobia de tu protagonista se quedan en nadería.

    Muy bueno Nani, me ha encantado. Mucha suerte con él y besos.

  3. Ángel Saiz Mora

    Dicen que algo del alma o espíritu de las personas queda latente en las fotografías. Una niña que fue destruida por la mala cabeza de un sujeto (por mucho que su madre le quiera), ha de dejar huella en alguna parte. El papel impresionable de las imágenes antiguas era verdaderamente sensible y pareció ofrecer su espacio a una pequeña injustamente tratada, que solo deseaba vivir, que por su deseo de aferrarse a lo que le han arrebatado permanece entre dos mundos, para su propia condena y la del culpable.
    Un relato que inquieta y mucho, sin que para ello sea necesario más atrezzo que los objetos cotidianos.
    Un abrazo, Nani. Suerte

    1. Me alegro Ángel que el relato te haya llegado. La verdad es que esas fotos antiguas como bien dices, tienen vida propia y a veces transmiten cierto desasosiego. Recuerdo a una chica que hacía retratos simplemente con una foto y cuando le pidieron un encargo y vio la foto, se negó ha hacer el dibujo porque según me contó, le daba malas vibraciones, eso me produjo cierto desasosiego a mí también. Muchas gracias por comentar.
      Besicos muchos.

  4. Uff, tela lo que has metido en 200 palabras. De las madres que son madres siempre por muy malvado que sea el hijo; del rechazo de la nieta a ver esas fotos que son recuerdos ajenos, y la imagen fantasmagórica de la niña muerta. Vamos, que muy bien. Miedito me da imaginar la escena. Suerte.

  5. Mirta Ester

    Un relato bien construido. Me gusta el modo en que lo narras. Los álbumes de fotos dicen mucho de las personas aunque no hablen. Saludos Nani.

  6. Virtudes Torres Losa

    Un poco de esa humedad en la foto puede ser la culpable de que la niña se manifieste a los ojos que ven más allá de lo que vemos los demás.
    Eso añadido a la falta de razón de la abuela y su empecinamiento por hacerle ver los recuerdos de un pasado que el niño quisiera olvidar.
    Nani mis mejores deseos para tu apuesta.
    Un beso.

  7. María José Sánchez

    Nani, magnífica interpretación de la instantánea. Las fotos antiguas encierran siempre los misterios de las vìdas que asoman en ellas. Historias terroríficas, en ocasiones, que ponen el pelo de punta. Como es el caso.
    Me ha encantado el texto.
    Besitos, guapísima. Mucha suerte.

    1. María José, como bien dices, las fotos antiguas muestran mucho dolor a veces e incluso vidas terroríficas y la la foto que nos han dada para inspirarnos, ha sido muy sugerente. Me alegro que te haya gustado. Muchas gracias por tus buenos deseos.
      Besicos muchos.

  8. Belén Sáenz

    ¡Guau! Todo sensaciones e imágenes en 3D en tu relato, Nani. He podido sentir esa repulsión hacia las fotos, y el horror de ese crimen del pasado que tanto daño ha causado a la familia. Enhorabuena y mucha suerte, es un relato poderoso.

  9. Maravilloso el uso que haces de todos los sentidos, para evocar esa escena: no solo es la visión de esas fotos amarillentas, sino el olor a moho, el tacto repulsivo de ese álbum viejo y lleno de polvo. Esos detalles gustan. A mí, me gustan. Y mucho más si no le restan al relato, a la historia, sino que la enriquecen.
    Muy buena apuesta.
    Suerte y abrazos,

  10. Hola, NANI. Creo que los más logrado de tu micro, aparte de esta historia de asesinatos y fantasmas, es la contextualización y ambientación de la foto propuesta en ese álbum de fotos que tanto impresionó al narrador de niño, que ahora cuenta la historia.

    Muy bueno, me encantó.

    Mariángeles

Dejar una respuesta