Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

56. Fruta verde sobre fondo de plástico

Sentada en la rama se mira los pies sucios. Más abajo, el plástico que cubre los invernaderos ondula como un mar caliente. Con la memoria del mar llega la de su madre. La de sus manos, que le trenzaban el cabello; que trenzaron la pulsera de cuero que abraza su tobillo derecho; que ahora ―está segura― trenzan algas, porque eran inquietas y no las habrá podido detener aquella noche de mar en cólera. En cólera como el encargado, que al principio le regalaba los tomates más dulces; que le regaló la pulsera de plástico que se le clava en el tobillo izquierdo; que hoy le ha regalado unos arañazos en las muñecas cuando ella se le ha escurrido entre las garras.

Se quita las lágrimas a manotazos y se lame los rasguños, como si a lametones pudiese arrancarse las capas de arena y tierra amontonadas sobre su piel tierna. Piel de fruta que allá los hombres consumen aún sin madurar, que aquí consumen madurada a destiempo bajo toneladas de plástico.

Fruta verde que a veces cede a su propio peso, cae y va pudriéndose en el suelo, entre pies sucios y restos de plástico comidos por el sol.

28 Respuestas

    1. Ana Fúster

      No es mi intención que sean desgarradoras, pero a veces salen así porque la realidad que las inspira también lo es. Muchas gracias y un abrazote, Rafa.

    1. Ana Fúster

      Si le damos un par de vueltas seguro que encontramos alguna palabra que sobra, que falte mejor no, porque tiene casi 200, creo recordar. Muchas gracias, Dominique, besos.

    1. Ana Fúster

      El texto tiene título más de cuadro que de relato. Me pareció que reflejaba bien la idea contenida en la historia, la de una “naturaleza muerta”, una “fruta” lista para consumir apenas acabada su niñez. Muchas gracias, María José, besos.

  1. Eduardo Solana

    Qué bien contado, y qué buen ejercicio de estilo. El relato es como la cadena de la pulsera en el tobillo, con eslabones engarzados unos con otros. Me ha gustado mucho esta forma de contarlo; me gustan las repeticiones continuas (cuántas veces huimos de ellas como de la peste, y sin embargo, qué bien usadas aquí, dando ritmo al texto), las imágenes, fuertes y claras, y la historia. Enhorabuena!

    1. Ana Fúster

      Cuando escribo tiendo a esas repeticiones y a “engarzar”, como tú bien dices. Parece que es parte de mi forma natural de contar. Muchas gracias por tus palabras, Eduardo, un abrazo.

    1. Ana Fúster

      La verdadera joya del mes ha sido tu corazón en los pies, y creo que en eso estamos todos de acuerdo. Muchas gracias por tu generosidad y un abrazo, Mar.

Dejar una respuesta