Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

114. “Gracias”

De pequeña, también después, mi padre se enfadaba mucho y me castigaba cuando llegaba tarde a casa.

Así que me habitué a correr.

Como cada vez corría más rápido, cada vez me iba más lejos o apuraba más la hora de regreso.

En el cole siempre era la primera, la que más alto saltaba y la que más resistía.

Ahora, en este momento, agradezco profundamente a mi padre su rigidez y sus duros castigos. Por evitarlos estoy aquí.

¡A sus puestos!

¡Preparados!

¡Listos!

¡Ya!

5 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    Querida I s a b e l : En efecto, qué bien puesto está el título, pues es más que un agradecimiento, es todo un homenaje a reconocer la educación que nos han proporcionado nuestros mayores. Vuelvo a leer textos así, y retorno a disfrutar de la inmensa categoría ética, literaria y personal que atesoras. Y además, pienso como tú.
    El final también es contundente y lacónico. ¡Perfecto!
    Por todo lo dicho ¡¡¡¡¡¡¡Me pongo a Tus Pies !!!!!!!
    Te admiro Una Y Otra Vez.
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Besos finiagosteños // alfaseptembrinos-pradiales

    Tuyo,
    J u a n – P. D . ¡¡¡¡ S í !!!!

    1. Isabel

      ¡Siempre tan generoso con tus comentarios, Juan!
      La educación es bien complicada, la recibimos de nuestros padres y ellos de los suyos y los abuelos de …. y ahora nos toca a nosotros.
      Gracias por la vida que nos han dado y gracias porque un padre/madre siempre intenta transmitir lo mejor que posee o valora.
      Esa herencia se ha de tomar entre las manos, con amor, y convertirla, como si de un trozo de barro se tratase, en la mejor obra de arte.
      Muchas gracias a ti también, por dejarme unos comentarios tan bonitos.
      Besos.

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    El trasfondo del relato me parece bastante triste y penoso. Llegar a lo más alto por miedo o para evitar castigos no lo considero muy edificante aunque, seguramente, ese caso sea bastante frecuente en determinados paises y circunstancias. Saludos y suerte.

    1. Isabel

      Hola Jesús:
      Yo lo veo la gratitud como algo muy valioso. Este relato habla de un padre pero también se puede generalizar a la vida. No siempre el camino del aprendizaje es el más a amable. Y en el momento en que lo transitamos no lo vemos así, claro que no. Luego sucede que pasa el tiempo y es entonces cuando nos damos cuenta de que por haber sucedido algo como lo hizo hemos llegado a estar donde estamos y a ser como somos. Nos echan de un trabajo y encontramos otro mejor, tenemos un profesor de lengua horroroso y encontramos en las ciencias una vocación….
      Muchas gracias por tu comentario.
      Isabel

  3. Isabel

    Hola Ana:
    Totalmente de acuerdo en lo del amor y el respeto.
    Lo que pasa es que cada uno tiene diferentes formas de entenderlos. En el fondo el impulso es el mismo, desear lo mejor para los hijos. Unos lo hacen con azotes otros con abrazos. Y el que recibe los azotes puede aprender por ejemplo o por contra ejemplo. De cualquier manera, creo que todo nos enseña y somos libres de elegir entre las opciones, eso es la mejor parte.
    Muchas gracias Ana.
    Besos

Dejar una respuesta