Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

61. GUAUMIAU

La oscuridad del bosque se mecía violenta a capricho de Eolo. Me gustaba disfrutar de ese concurrido silencio. De la mitad de la negrura me llegó un débil GUAU. Y a continuación otro casi inaudible MIAU. ¿Era real?. Quizás la conjunción del viento con las hojas de las hayas y robles había engañando a mi oído. Volví a sentirlos. Ahora más fuerte. MIAU…GUAU. No cabía duda. Mis ojos entrecerrados buscaron entre el musgo, los helechos, las raíces. Seguí el reclamo de la repetición sonora. Por fin te vi: pequeña bola palpitante de pelo negro. Tus enormes ojos redondos con pupilas de diamante fueron los que me hicieron agacharme para recogerte suavemente entre mis brazos. Me gritaban quiéreme.
Nos convertimos en inseparables.
Fuiste fiel, cariñoso, a la vez que independiente y solitario. En tus momentos felices ladrabas. En la intimidad maullabas. Al enfadarte arañabas, o gruñías. Te gustaba que te peinara el pelo ensortijado, recio, asimismo fino y delicado. Me traías a la mano los palos que te arrojaba lejos, aunque luego corrías a perseguir ratones.
Te quise inmensamente, tal cual.
En el momento de dejar este mundo, anciano y feliz, me susurraste: “GUAUMIAU”.

16 Respuestas

  1. J u a n P é r e z

    He quedado hipnotizado leyéndote. Narras con un acierto indescriptible sobre el secreto enclave, que en mis figuraciones interiores alienta algo de mitología de Los Gentiles. De pronto, se presenta el enigma dual que nos acompañará a todos los lectores hasta el término de tu historia. Está impregnado de interrogantes y de misticismo también. La conjunción del viento es más que un lenguaje y así tú has sabido descifrarlo para tu éxito. Y un broche – a mi modo de contemplar estos deliciosos párrafos tuyos-filosófico rizando el bucle..:
    -El Misterio sigue ante el tránsito a Lo Ultraterreno, como empezó, ni más ni menos, con ese vocablo. Y el suave regalo que envías, mi anhelo es…. Lo que daría por descifrar el postrer ladrimaullido y la conseja perfecta para esos instantes trascendentales.Hay que aplaudir la fusión más perfecta que se ha realizado hasta ahora de la sugerencia que se nos ha hecho para escribir.
    Así lo pienso y he de reseñarlo : Una Virguería.
    ¡Buenos Días, y que sepas que me quedo estupefacto, con un poso que todavía perdura!
    ” J “

  2. Martín Zurita

    Hola, Pablo.
    Me gusta mucho tu relato. Creas muy bien la atmósfera de misterio necesaria, el dios del viento incluido, hasta el hallazgo de la criatura mixta, híbrido de gato y perro. Y por qué no un “perrigato”, si existen ya “leotigres”. Sería interesante conocer un animal semejante, con la suma de las características tipo de canes y mininos. Por tu literatura, sabemos que existe. Y ese escepticismo final, o queja, o aceptación, ese simple “miauguau”, ante la muerte, dice mucho de ese ser de aleación. Enhorabuena. Un abrazote.

    1. Peybol

      Gracias Martín. Lo importante es que nuestro “perrigato”, como bien lo defines, fue feliz e hizo feliz a su dueño y compañero. Un abrazo,

  3. Qué curioso, PABLO. Salvando las distancias, tu micro me hizo acordar del dibujito animado que ven mis sobrinos, Catdog. Tu micro, muy tierno, con lo mejor de ambos mundos, el perruno y el felino. Me gustó tu híbrido “Miauguau”.

    Cariños,
    Mariángeles

    1. Peybol

      Muchas gracias Mariángeles. No conocía Catdog. Por tus líneas lo he buscado en internet y ahí encuentro los dibujos animados. Je. Veo que eres Argentina. Un saludo muy grande desde el País Vasco, donde en estos momentos estamos ateridos con esta ola de frío polar que nos inunda las intercostales.

  4. Jesús Garabato Rodríguez

    Yo también me encuentro ante una dualidad a la hora de ponerme a escribir el comentario: la hermosura de tus palabras contra el miedito que me da en pensar en alguien que en el fragor de la tormenta se encuentra en lo prfundo del bosque a semejante ¿animal?. Dejando las bromas, me ha parecido espléndido tu relato, Pablo. Suerte y saludos.

  5. Peybol

    Muchas gracias por tu comentario, Jesús. Razón tienes al definir como miedito el momento de encontrar a nuestro guaumiau en mitad del oscuro bosque. Aunque parece ser que se trata de un cachorro y ya sabemos que todos los bebés nos resultan indefensos.

    1. Peybol

      Muchas gracias por tu comentario. Calamanda. Frases así animan a seguir disfrutando de este placer de unir palabras para crear retazos de historias.

  6. Nos ufanamos en unir letras para contar, pero tu uniste dos seres en uno sin igual, que como mascotas resumen la elección. ¿Perro o gato?. Muy original y excelso!
    Un abrazo y suerte.

  7. Nos traes lo que bien podría ser un animal mitológico, una nueva especie que nos pusiera por fin de acuerdo a todos. Por cierto, ¿tú eres de gatos o de perros? Bromas aparte, muy buena apuesta, por original y por el tono de la narración.
    Suerte y abrazos

    1. Peybol

      Muchas gracias Anna por tu comentario. He tenido un perro, un Schnauzer. Solía decir en broma que era el único que me quería. Bromas aparte, como dices, lo bonito de escribir es que podemos crear.

Dejar una respuesta