Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

26. GYNEZEUS, LA ISLA DE LAS MUJERES (Mariángeles Abelli Bonardi)

Ignoran que un dios las creó de su propia costilla. Que son consumadas seductoras. Que una sola mirada les basta para tentarlos. Por eso se rinden, confiados, a los labios, la voz y las caderas. No saben que el dios ya no existe. Y que buscando perpetuarse, les van a abrir el tórax.

21 Respuestas

    1. Que le veas al cuento una atmósfera inquietante me deja muy satisfecha, PATRICIA, porque eso es lo que quería lograr. Tan oscura es la imagen de la mujer que ese es el tono en que me surgió la historia. Y qué bueno haberte dejado con ganas de saber más; me da pie para otro texto o, mejor aún, para otra serie de textos que siga indagando sobre las mujeres y su misteriosa isla.

      Cariños,
      Mariángeles

  1. Ángel Saiz Mora

    La verdad es que los hombres poco pueden hacer si se encuentran mujeres tan seductoras como las que tú planteas, hechizados como están ni se les pasará por la cabeza el trágico final que les espera.
    Tienes razón, aparte de los personajes de tu relato, existen mujeres reales que con una sola mirada pueden tentar si se lo proponen, pero no sólo es su poder innegable, también es que los hombres, en general, son un poco fáciles.
    Mucha suerte y un abrazo, Mari Ángeles

    1. Nunca había pensado en los hombres como “fáciles”, ÁNGEL- lo cual me resulta curioso y divertido- pero te doy la razón, qué fáciles y desprevenidos que parecen los hombres de mi cuento ¿cierto? Es que así de poderosas e implacables son las mujeres que imaginé, de una seducción hipnótica, cercana a la de una cobra. Quizás algún día llegue el hombre que sepa hacerles frente, pero eso- como dicen por ahí- ya es otra historia.

      Agradezco el abrazo, la suerte y el comentario.

      Cariños,
      Mariángeles

    1. Hola, BETO. Yo había pensado más en el robo de una costilla- se me hacía más lógico, teniendo en cuenta la forma en que el dios crea a las mujeres de esta historia- pero tu interpretación le cabe perfectamente al texto porque saca a la famosa frase (“robar el corazón”) del lugar común y le da una dimensión literal.

      Me complace que la historia te parezca buena.

      Cariños,
      Mariángeles

  2. Lo bueno, si es breve, dos veces bueno. Este refrán me ha venido a la cabeza cuando he leído tu micro, Mariángeles. Una idea muy imaginativa y con un mensaje muy contundente. Se lo acabo de leer en alto a mi marido y me ha dicho que eres muy peligrosa.(ja,ja,ja).
    Suerte y un abrazo

  3. Que se quede tranquilo tu marido, JUANA, que el peligro se lo dejo a la ficción, jaja. Me dio muchísimo gusto encontrar tu comentario sobre el final de la propuesta de mayo; ya me había hecho a la idea de que no iba a recibir más. Gracias por tus generosos conceptos.

    Cariños,
    Mariángeles

Dejar una respuesta