Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

110. Ha nacido una estrella (Lola Pacheco)

Louis trabajó sin descanso hasta poner a punto el invento. Anhelante, apostado frente a la puerta con su cinematógrafo, le quedaba solo esperar la salida de los obreros de la fábrica: los operarios, el guarda, las oficinistas… Y entre estas, por última vez, fugaz, refulgía Thérèse.

Después llegaron días de luces y sombras encerrado en su laboratorio en los que proyectó sin pausa las ondas de su vestido, la oscilación de sus brazos al andar, el momento justo en que se giraba hacia la cámara… Y en ese preciso instante, la atrapaba. Y por un tiempo indefinible, Thérèse le miraba solo a él.

Cuando asumió el rechazo, decidió que su tributo sería compartirla con el mundo del que ella renegaba, y que eso no podría ser sino en la “Ville Lumière”.

Ante el deslumbrado público parisino, temió que en su devoción hubiera un atisbo de venganza, porque Thérèse no quiso casarse con él; prefirió hacerlo con su dios y habitar en una cámara oscura, enclaustrada. Para entonces, Louis ya la había convertido en eternos haces de luz en movimiento, y su amor, en una nueva forma de arte encarnado en cuerpo de mujer.

32 Respuestas

  1. Ayy, que gonito, paya, toda una historia de amor trágico. Apuntamos a rascar lista ¿eh? Ya me estoy imaginando al Yorch Cluni y a la Natali Porman saliendo del afábrica. Te deseo lo más mejor.

    Besísimos.

    1. Lola Pacheco

      Dirigidos por Santiago Segura. Qué peliculón.
      Gracias por tus buenos deseos, payo, y ojalá se cumplan, que hasta ahora no has fallado conmigo.
      Besos!

  2. Ángel Saiz Mora

    Unir los inicios del cine con una historia de amor no correspondido, en la que ella, como Santa Teresa, prefiere a Dios por pareja, al tiempo que queda inmortalizada para siempre en unos fotogramas, como mínimo debe calificarse de original. Si a todo esto se une la redacción de impecable factura a la que nos tienes acostumbrados, el resultado es este hermoso relato, completo y lleno de seducción.
    Un abrazo, Lola. Mucha suerte

    1. Lola Pacheco

      Con que lo veas original, ya me voy contenta. Me gusta mezclar personajes, épocas, que no tengan nada que ver. A veces salen gazpachos ricos.
      Gracias por pasarte. Un fuerte abrazo, Ángel.

  3. Modes Lobato Marcos

    Y la hija del Sol, mecida por Levante y Poniente, volvió a conseguirlo.
    Magia.
    Magia en forma de palabras.
    Magia en estado sólido.
    Magia entre arcos fronterizos…

    Lola. Lola Pacheco. Hija de dunas y sal.
    Gracias por este regalo.
    Gracias por esta estrella.

    Te quiero, canalla.

    1. Lola Pacheco

      Modes!
      Sol, viento, dunas, sal… Sí, soy un poco todo eso. Es mi tierra.
      Pero el mago de las palabras eres tú, poeta!
      Pedazo de comentario. GRACIAS!
      Besos (castos).

  4. Calamanda Nevado

    Lola, trasmites en el dialogo de tu cuento fluidez y un ritmo muy bueno, amén de su historia que está bien tocada. Suerte y saludos

  5. La Marca Amarilla

    Ay, el amor!!!
    Cuántos buenos relatos nos da, como el tuyo, Lola!!

    ENHORABUENA!!! Me ha gustado el envoltorio y el regalo…

    Un saludo! 😉

  6. Antonia

    Serán las meigas, o será magia, o será mi pc, pero no veo ese relato de la estrella naciente. Quizás se nubló el cielo.
    En serio, que está en blanco todo. Los comentarios si los leo.
    ¿Alguien me puede decir que pasa?

    1. Lola Pacheco

      A saber… 😀
      Louis la habría convertido en la señora Lumière (Luz), y ella prefirió la oscuridad. Las cosas del amor, y del desamor, como bien dices.
      Un abrazo, Lorenzo.

    1. Lola Pacheco

      Mientras que no sea como los de Antena 3… Jaja… No me hagas mucho caso.
      Muchas gracias por comentar, Blanca. Me alegra que te gustara.

  7. yallegue2002@yahoo.es

    Fijaos que sería justo en el momento que la estrella iba a nacer y es por eso que aún no se veía. Y es que en esta noche la magia siempre puede surgir. Me alegro mucho de que me tocara a mí. ¡Hala¡ no os desaniméis, siempre habrá otra estrellita para vosotros.

    Buena historia con muy buen estilo.Y me lleva, aunque no tenga nada que ver,o sí en algo a “La invención de Morel”, de Bioy Casares, que me gustó bastante.
    Te deseo suerte, Lola. Un abrazo.

    1. Lola Pacheco

      ¿Se te apareció de pronto? Voy a empezar a asustarme…
      Gracias por tu comentario y por tus buenos deseos. Le echaré un vistazo a ese libro. 😉

  8. Ay, me has tocado el corazón con tu varita mágica, Lola.
    Enamorado de un fotograma, que no tiene nada que ver con la mujer real, que agoniza dentro de un mundo sin luz. Y, amor verdadero, la transforma en estrella eterna.
    ¡Aplausos y un Óscar, por favor!

  9. Muy original el texto. Te has desmarcado del misticismo claramente para llevarnos a otro tipo de magia, la del cine, y a unos protagonistas que viven una historia terrible pero que has conseguido que apunte a bonita. Grandes letras las tuyas, Lola. Estas y muchas otras que nos has dejado. Mucha suerte 🙂

    1. Lola Pacheco

      Sí, Louis no iba buscando el amor místico precisamente.
      Gracias por tus palabras, que son un halago, y por tus deseos de suerte.
      Un abrazo, Juan Antonio.

Dejar una respuesta