Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

36. HAMBRE

Muerto.

Estás muerto.

Y yo quiero morir.

Y la pena es un kraken aplastando mis huesos. Y ahora soy el hombre que lloró un iceberg.

Nunca, desde el alba del mundo, hubo un perro mejor que tú.

Noble, como el corazón de un arcángel abrazado a su madre.

Fiel, como las olas del mar regresando a su orilla.

Cariñoso, como los besos sembrados en callejones de infancia.

Y bueno.

Tan bueno como el sabor de tu carne en mi boca.

36 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Aquí nos muestras que, ante la necesidad, todo lo accesorio sobra. Aunque luego nos lamentemos con esas cataratas borboteando de nuestros lagrimales o sufriendo esas opresiones pulverizadoras. Enhorabuena y suerte, Modes. Un saludo.

  2. Ángel Saiz Mora

    La palabra del título justifica muchas cosas, hasta las que nos parecerían impensables en cualquier otra circunstancia. Cuando la realidad aprieta lo primero siempre han de ser las personas.
    Un relatazo completo pese a su brevedad, que no deja con hambre de más.
    Un abrazo, Modes. Suerte

  3. Tremendo choque entre los sentimientos y la supervivencia. Una dura decisión que aparece aún más desgarradora entre esas frases de enorme fuerza poética.
    La sensación de masticar a un amigo, sentir cómo atraviesa la garganta la carne que antes se acarició, debe ser algo muy difícil de explicar y que tú has logrado con pocas palabras, demoledoras, tiernas, trágicas, venerables.
    Magnífico, Modes. Enhorabuena.
    Un saludo

  4. Martín Zurita

    Hola, Modes.
    Desde el título, al sabor final en la boca, el texto está para comérselo. Alberga una prosa poética cargada de voltios, luego de escalofríos. Y sin alardes estilísticos, con una extrema puntualidad con la palabra a la hora de contar. Cuando el hambre aprieta de veras… puede colocarle a uno en un estado de necesidad, circunstancia eximente de la responsabilidad criminal. Un gran texto el tuyo, que demuestra que sabes, además, escribir muy bien en largo. Mi muy enhorabuena junto con un abrazote.

    1. Modes Lobato Marcos

      Y yo celebro que lo celebres, Juan Antonio.
      De sobra sabes lo mucho que agradezco tu visita y tus comentarios.
      Un abrazo rompecostillaa.

    1. Modes Lobato Marcos

      Uff, que impresionable te has vuelto de un tiempo a esta parte…
      Antes eras más durito, darling.

      Lorenzo, en serio, muchas gracias y muchísimas felicidades.

  5. laly Del Blanco Tejerina

    Qué maravilla Modes.
    Menos mal que eres parco en palabras, si dijeras mas… romperias el sistema. Impresionante relato, impactante final. Enhorabuena. Eres un fenómeno y lo sabes. Beso.

  6. María José Viz Blanco

    Modes, tu estilo de escritura, en este caso concreto, me recuerda como los gimoteos que el protagonista podría emitir, al verse obligado a comerse a su amigo del alma. El ritmo entrecortado de tu prosa me produce esa sensación de lo lapidario, de lo trágico, de la muerte…
    ¡Enhorabuena, una vez más!
    Un fuerte abrazo.

    1. Modes Lobato Marcos

      Me alegra muchísimo tu comentario, pues exactamente esa era mi intención.
      Marcar un ritmo entrecortado al compás de sus lágrimas.
      Muchas gracias, María José.

  7. Un final que yo no me plantearía y aunque no me guste lo aplaudo a manos llenas, por genial como impresentable, licencioso como sorprendente.
    Maestro, hoy preferiría, más que un abrazo, saludarte a cierta distancia, 😉 eso sí, con mucho cariño y afecto.

    1. Modes Lobato Marcos

      Me temía que este bimestre iba a estar repleto de homenajes.
      De hecho, estuve a punto de caer en la tentación.
      Así que opté por alejarme.
      Y me salió esta barbaridad.
      Terrible, cruda y, en ocasiones, real.
      Un abrazo cercano, Rosi.

  8. Jerónimo Hernández de Castro

    Me ha gustado mucho Modes. El título y el perfecto cierre final y toda la tragedia presentída que muestras magistralmente en toda su crudeza. Enhorabuena y suerte.

    1. Modes Lobato Marcos

      Muchísimas gracias por tu generoso comentario, Jero.
      Pero ya me has dejado dudando.
      A ver si yo mismo me he hecho un pedazo de spolier y sólo con leer el título ya se intuye el final…
      Ay!

  9. Salvador Esteve

    Un ser que sacia el cuerpo y aflige el alma. El hambre cierra todas las puertas a los sentimientos y solo deja un resquicio para la supervivencia. Poético y desgarrador. Enhorabuena, Modes. Abrazos y suerte.

  10. MªBelén

    Grandes sentimientos encontrados en tu relato, sabor amargo en el final.
    Cuando el hambre se hace presente este siempre vence a la voluntad hombre.
    Genial Modes. Un abrazo.

  11. El título justifica lo injustificable, Modes, pero qué historia tan brutal y, a la vez, que maravillosamente contada. Las palabras justas, las frases breves, como ocultando toda la emoción, o la auténtica emoción que hay detrás de ellas.
    Ya te lo he dicho otras veces: tienes una voz propia y eso es bueno, muy bueno.
    Suerte y abrazo.

Dejar una respuesta