Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

96. Hijos de un dios menor

Que la niña iba para artista lo supieron sus padres desde que escucharon su primer llanto, en el que siempre recordarían como el día más feliz de sus vidas. Con poco menos de tres quilos y medio metro escaso, un zumbido de moscas escapó de sus pulmones provocando en sus progenitores, el obstetra y la comadrona, una mezcla de admiración, terror y asombro. Cuando las primeras palabras afloraron a su boca, profesores de canto, logopedas y fonólogos se ocuparon de modular aquella salmodia que excedía a sus adentros. No tendría más de diez años cuando tanto esfuerzo había dado ya sus frutos, convirtiéndose en la atracción de cada evento familiar, en la comidilla del barrio. Según pasaban los años llegó a ejecutar con igual virtuosismo un aria de Rigoletto que una copla de la Piquer, unas bulerías de Camarón que los growling de Ian Gillan. Vecinos y familiares guardaban cola para escuchar sus canciones preferidas interpretadas de forma tan portentosa, para dedicar las baladas más románticas a la persona amada. Hasta que volvieron las moscas. Un runrún de moscas que desde la mirada de un chico que solo le hablaba con las manos, le robaron la voz y el corazón.

10 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Misterioso y sugestivo tu relato. Y muy bien escrito. Y con imágenes muy atractivas y sensibles. Y con un título perfecto. Y poco más puedo decir. Solo, que me ha gustado mucho. Suerte y un saludo, Juancho.

  2. Nuria Rubio

    Hermoso relato, Juancho. Bello también el título, guiño a una película en la que una mujer enamoraba, hablando solamente con las manos…
    Un abrazo con suerte, Lagartito 😉

Dejar una respuesta