Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

3. Huellas de 14 generaciones

Aquel amanecer las huellas de abarcas, pezuñas y rodadas de carretas, sobre una tardía nieve, en la cuesta de la horca, quedaron grabadas en el recuerdo de Francisco.
El tren de carretas churras de Matheo abandonaba Cevico Navero cargado de sal de Poza para alfolíes, trigo de Tordesillas y garbanzo de Zamora, hacia las pinariegas tierras pelendonas burgalesas.
El humo del chapitel familiar de Canicosa de la Sierra, estaría peleándose con la niebla matutina. Francisco, padre, estaría azuelando gamellas y su abuelo Ambrosio sacando chirloras con cepillo a un taurete, como inmemorialmente hicieron, todos los inviernos, su bisabuelo Francisco y el tatarabuelo Sebastián. Josefa, su madre, estaría aviando la puchera de ajo carretero colgante del llarín.
Matheo, afortunado empresario, arrendó aquel año al convento ceviqués de San Pelayo, un pastizal, cuadra y abrevadero, encomendando a Francisco, como pastero, mantener el lugar siempre dispuesto para desyuntas y cuidado de bueyes de rebezo.
Francisco engendró a Miguel, este a Juan, este a Dionisio que engendró a Braulio, este al maestro Dionisio, que engendró al padre del firmante de esta crónica a quien su hijo, Andoni, ha anunciado que en Abril próximo, 276 años después de aquellas huellas en la nieve, hará abuelo.

51 Respuestas

  1. Rafa Heredero

    Pues muchas felicidades, Jesús. El título te viene al pelo. La historia de tu familia continúa, esperemos que por muchos años más.

  2. Marcos

    Crónicas, andanzas, venturas y no demasiadas desventuras de esa familia entre macondiana y real de esa parte del País Cantábrico que a través de esa memoria recuperada e investigada, y trufada de palabras a recuperar que hacen la delicia del lector, Jesús nos va acostumbrando a conocer y querer. Sobresaliente.

    1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

      Nuevamente Gracias por interesarte por mis escritillos. Ahora, ya jubilado, estoy metido de lleno en archivos y siempre salen cosas interesantes. Un abrazo.

    1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

      Pues dado el “basquismo” de mi señora, seguro que acaban llamándome aitite, aichiche o aitona. De hecho en la piscina de la urbanización donde vivo todos los crios me llamaban “Aita”.
      Un abrazo.

  3. aurora royo cañadas

    Desde hoy mismo ya te nombro “heraldo de entc” y cuando tenga una noticia que dar, te lo encargaré a tí, que tienes arte y encanto a partes iguales, agüeloooooooo!!!!!!

    Abrazo.

  4. Ricardo

    Permite que discrepe de mis interlocutores. Yo te felicito como Aitite puesto que Andoni es Aita. Un beso a Amama Mari Asun.
    Siempre nos complacen tus crónicas familiares, plácidas y reales.
    Ävidos de tu próximo relato, abrazos.

    1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

      Pues ya sabes espero que me acompañes cuando me presten el carrito para paear a Pablo, que ya le han puesto nombre antes de nacer.

  5. Pablo Vázquez Pérez

    Hola Jesús.
    Me has dejado deslumbrado con el castellano antiguo. Te ha faltado la alquería y alguna intercadencia. Lo dicho, deslumbrante y qué buena manera de darle un giro al microrrelato autobiográfico. Suerte.

    1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

      Gracias. Todos los dias trato de añadir alguien al árbil genealógico. Cuando encuentro un pueblo nuevo del que es oriudo un ancestro de mi árbol genealógico, ya tengo una escusa para hacer un viaje a visitarlo.
      Un beso.

    1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

      Gracias Salvador. Son casi 430 años desde mi más antiguo ancestro registrado, Sebastián Redondo de Canicosa de la Sierra. Como el origen es humilde, no creo que pueda encontrar registros más antiguos.
      Gracias por tu lectura. Un abrazo.

  6. Me gustan las descripciones del relato con esas imágenes medievales al estilo de “Los pilares de la tierra” y el uso de todas esas palabras que obligar a ir al diccionario, concatenado todo al árbol genealógico del narrador que, con su nieto, añade otra generación. Felicidades y suerte.

    Saludos.

    1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

      Gracias Beto. Ya ves mi afición por la busqueda de ancestros. Todos los que vivieron en Canicosa fueron carreteros y por ello me he documentado en el asunto. tengo tambien datos del catastro de Ensenada en el que he leido que el tal francisco, el que se pasó a Cevico, tenía ya tres hijos una mula dos bueyes y un cerdo de cinco arrobas.
      Un abrazo.

  7. Ana Tomás García

    Precioso recorrido ancestral y muy bien abreviados esos doscientos setenta y seis años. Mi felicitación y enhorabuena, en ambos casos, por el relato y el acontecimiento. Saludos.

  8. Esther Gomez

    Me han sorprendido mucho todas las palabras que usas para componer el relato, suenan extrañas y maravillosas. Felicidades por tu relato y por tus antepasados y por los que llegaran.
    Un beso

  9. Un tal Miguel

    Soy de los que mes tras mes, esperamos con glotonería tus escritos. Los disfrutamos sin condiciones. Pero yo incluyo en mi lectura, siempre leída en alto, una maldad: Intento buscar algún error o fallo. Es, lo reconozco, por la puñetera envidia que te tengo. Y esta vez disfrutando de tu árbol genealógico historiado, he notado en el primer tramo de tu relato, muchas comas. Ese ritmo propio de ti, con el que vas pintando tus historias, se paraliza sin remedio. Será que ya ejerces de abuelo y tus sueños flotan por otros derroteros.

    1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

      El cojo me coje.Ya era hora que apereciese algún corretor togado. Es muy dificil equilibrar comas. Dicen que se ponen para poder respirar durante la lectura. Me miraré si sufro de efisema. Un abrazo.

      1. Ricardo

        Este extraño modo de Un tal Miguel de querer escribir y no hacerlo me intriga. Léxico perfecto. Ritmo y clarividencia desperdiciados en simples comentarios.

  10. Jesús Alfonso Redondo Lavín

    Ya ves, una nueva etapa de la vida. Ya estoy comprando libros sobre bebés y niños para no meter la pata en su educación como abuelo.
    Un beso.

  11. Daniel Irazu

    Conozco Cevico Navero; pueblo duro en tierra cruel. No entiendo bien la mención a las carretas churras. ¿qué significa “churra en el contexto”.
    La narración como siempre, fluida, y al par erudita.

    1. Jesús Alfonso Redondo Lavín

      Existían las carretas de puerto a puerto, que hacían grandes recorridos, por ejemplo desde el cantábrico al Mediterráneo o a Sevilla. Los recorridos menores, digamos de 200 a 400 km lo hacían carretas llamadas churras.
      Hay publicaciones sobre el mundo de las carretas que las mencionan, en concreto una publicada por un tal Abad, que fue consejero del Gobierno Vasco, natural de Quintanar de la Sierra. Si me pasas tu mail te daré más detalles. El mío es jerela49@gmail.com
      Saludos

  12. Toda una reconstrucción del árbol genealógico, curiosamente estas navidades intenté hacer uno de mis padres hacia atrás, y he de reconocer que es muy complicado.
    Tu crónica me parece una lección no ya de tu historia familiar, sino en general.
    Un abrazo.

  13. Pues soy la otra Asun, Asunción Buendía, y soy de Madrid. Mi dificultad radicaba en que no sabía hacerlo físicamente, no ya en la investigación, porque hay muchos hermanos y hermanas.
    Gracias por tu ofrecimiento de ayuda, a pesar de no ser la “asun” que creías.
    Un abrazo.

  14. Jesús Alfonso Redondo Lavín

    Pues adquiere un software que se llama roots magic que ya va por la versión 6. Una vez que te acostumbres lo encontrarás muy práctico y te proporciona muchas opciones de presentación. Yo también vivo en Madrid.
    Suerte.

  15. Muy bien gracias de nuevo, miraré esa aplicación. Mi problema vuelve a ser el tiempo, ya sabes que en Madrid parece que todo transcurre demasiado deprisa.
    Un abrazo.

  16. Nieves Martínez Menaya

    Me gusta este relato entre otras cosas, porque es un prototipo es “El relato “, ese que cumple con fidelidad lo que se entiende como ejemplo del mismo. Contiene esa dosis de actividad imprescindible que es uniforme y no decae ni se entretiene por el camino con la historia.Este en concreto, me parece de estudio, didáctico para cualquier escuela de Secundaria pues en él se transparenta el modo con que arranca, se desarrolla y resuelve . Es muy muy difícil contar así. Y tú lo haces.un abrazo

Dejar una respuesta