Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

116. Inocencia (Juan Fuente/Barlon Mrando)

El pequeño Christopher Jr. cumple nueve años y viste por primera vez una chaqueta de la NASA que le queda enorme. Ha esperado paciente a que se descosiese el horizonte y lograse salir la luna, que ahora luce inmensa. Tiene permiso para quedarse hasta las doce y media y ni una sola nube ha venido a interferir. Los grillos le animan sin descanso mientras arrastra el espejo de una vieja cómoda hasta la parte más lejana del jardín. Su madre, en la ventana, lo contempla mientras regresa. Reconoce tantos gestos que debe dejar de mirar. El muchacho ajusta el telescopio y observa con excitación. Suelta un suspiro: la cara oculta es igual que la otra. Si hubiese podido decírselo, su padre no tendría que haber subido a verlo.

36 Respuestas

  1. Antonia

    Este además de madera, la de la cómoda y el espejo, tiene fuego, ignición, todo eso de los cohetes. Muy bien llevado el ritmo, con intriga y prosa muy acorde y precisa.
    Total, que me ha gustado mucho, mucho y espero y deseo que estés arriba, en la luna llena o creciente., pero estés.
    Abrazos y felicidades.

  2. Sabes, Barlon? Siempre qué te leo me da la impresión de que eres una persona que disfruta mucho escribiendo porque se nota el cariño que pones en cada detalle. Y esta vez, te has salido.
    Un abrazo de una cursi.

    1. Pos no creas, en numerosas ocasiones me amarga el espíritu parir algún testo. Lo que me pasa es que si me pongo me gusta hacerlo bien, o al menos hacerlo lo mejor que sé. Y el cariño que dices debe ser espóntaneo. Muchas gracias por pasarte y darme ese bonito comentario.

      Besísimos.

  3. Lo maravilloso de este relato es su sencillez, lo haces parecer tan fácil, Juan. Pero es difícil anidar una historia dentro de otra, cuidar los detalles y que resulte bello. Me gusta mucho, mucho.
    abrazos

    1. Normal que te guste, soy buenísimo. En serio, tus palabras me sorprenden. Lo mío es escribir por instinto, no me avergiuenzo ni me vanaglorio por ello, simplemente es así para bien o para mal. Y bueno, sencillo, no se, tenía las ideas claras y una vez creí que estaban plasmadas no añadi más. Y no me digais cosas tan gonicas, que me voy a hacer ilusiones y al final me llevaré el palo.

      Queridísima Anna, se merece usted muchos besísimos.

  4. Me ha gustado mucho por diferentes motivos, por la trama que no se desvela del todo hasta el final. Por los personajes tan bien dibujados. Por el lenguaje, ese descoser el horizonte para que salga la luna (genial). En suma me ha encantado y me parece de lo mejor.
    Saludos.

    1. Pues no sé que decirte, solo que muchas gracias. Le he puesto dedicación, pero desde luego no es sinónimo de éxito. A falta de otra cosa, que no llegará, comentarios como este son mi premio. Muchas gracias.

      Besísimos.

  5. María Jesús Briones

    Muy tierno tu relato, la luna vista por los ojos de un niño. No hace falta desplazarse por el espacio para llegar a ella.
    Te felicito

    1. Como padre de la criatura entiendo que que hay un punto de ternura, pero hay dolor e incluso una dosis de simpatía. Cada uno tiene su lectura y todas son válidas, supongo que hay elementos para verlo de diferentes modos.

      Gracias y besísimos.

  6. A mi no me sale nada gonito que decirte, porque para gonito ya estás tú y tu cuento, que por cierto, imagino ilustrado con ese arrastrar del espejo. Moita sorte, malandrín. Y bicos.

    1. ¿Qué le voy a decir a mi manager? qué me ayuda a pulir defectos. Ah, pues si hay algún médico en la sala, puede irse, pero si hay algún dibujante que le apetezca fusionar su obra dibujística con mi relato…
      E ben sabes que mota sorte me vai facer falla.

      Biquísimos.

  7. Decirte que me gustó es quedarme corta, BARLON; hay mucho dicho en esa chaqueta de la Nasa que le queda enorme al niño, y mucho más en esos gestos que la madre reconoce y debe dejar de mirar, no por nada el dicho reza “de tal palo, tal astilla” ¿cierto?…
    Que los niños puedan ver las cosas tan simplemente, sin ese velo que como nube a la luna, al adulto le nubla la vista, a mí por lo menos me pone la piel de gallina. Deberíamos retarlos menos y aprender de ellos más ;).

    Resumiendo, me encantó tu aporte de este mes.

    Cariños,
    Mariángeles

    1. Los pelos de gallima me seponen a mi al leer tu comentario. Y sí, ese refrán que inventó el Sr. José María Ave Crem tiene muchisma razón: De tal caldo tal pastilla. Ahyy, que sería de nosotros sin mí. Muchísimas gracias por la visita y el comentario tan molón y animoso.

      Besísimos.

  8. Rafa Heredero

    Te ha quedado un relato muy bonito y muy tierno con ese niño que has creado. Me gustan esas historias de siempre que se cuentan con un enfoque original. Y consigues transmitir los sentimientos de tres personajes sin hacer mención expresa a ellos; mira que es difícil eso.
    Suerte y saludos.

    1. Ah, pues si es difícil me ha salido sin querer, seguro. Y lo del niño ha sido un poblema, que he tenido que hacer un casting en el barrio. Y del espejo antiguo ni hablamos. Hay peli nueva de N. Portman.

      Gracias y abracísimos.

  9. Mª Belén Mateos

    Siempre la inocencia y la sencillez con la que los niños solucionan los problemas, me llama la atención. En tu caso has sabido transmitir este sentimiento, incluso imagino las caras de enfado del niño al descubrir la otra parte de la luna, igual a la que cada noche luce en el firmamento.
    un abrazo

    1. Los niños estan tan limpios de ideas preconcebidas, de normas, canones y todo eso que son libres de caminar por el lado salvaje de la realidad. Bienaventurados. Muchas gracias, tómate un algo del mueble bar.

      Besísimos.

  10. Señor Barlon. Todos tus textos vienen con membrete y denominación de origen. Me ha gustado mucho el relato porque plasmas a la perfección la lógica abstracta de los pequeños (de la que muchos reniegan olvidando que también hicieron ese camino) en contra de la realidad más mundana (en el breve pero absolutamente necesario papel que juega la madre en tu texto). Todo junto me resulta una historia tristemente tierna o “tiernamente” triste según la mire. En conclusión, que enhorabuena que el relato merece todo lo bueno que le pase y mucha suerte 🙂

  11. Vamos a ver, intentaré ser sincero contigo, es lo mejor para ti. Este mes has hecho un comentario muy bueno, me gusta. Sin embargo no está exento de fallos a corregir: Has abusado en exceso de la letra “e”, has olvidado incluir la famosa fábula de San Aniego: Calicia Calidade. Por último, pero no menos importante: Has pecado de rata, rácano y miserable en los halagos.
    Por los demás está muy bien, lo guardaré en el congelador para cuando lo saque me de escalofridos al releerlo. De todos modos me gusta mucho. Te deseo mucha suerte para la lista de mejores comentarios de septiembre y te envío el euro con cincuenta que habíamos convenido como soborno.

    Besísimos en sus regios pies.

  12. Barlon me encantó, no lo había podido leer hasta hoy. Enhorabuena merecida la mención sin menoscabo de otros que seguro también lo merecen.
    Un honor andar cerca de ustedes con esos pedazos de textos que habéis lanzado este mes.
    Un abrazo bien gordo

Dejar una respuesta