Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

81. JINETES EN LA TORMENTA

Llegaban con la tormenta, como todos los años. Sin mediar palabra, subían a sus habitaciones, siempre las mismas. No molestaban al resto de clientes, no bajaban a cenar. Cuando la niebla se condensaba, oía relinchar a sus caballos, aunque jamás los vi. Patti decía que no existen. La noche que abandonaban el hotel, nadie los veía irse, del mismo modo que aseguraban no haberlos visto llegar. Sus habitaciones amanecían vacías y limpias y desde ese momento no volvía a escuchar relincho de caballos.
Un año, Patti se fue con ellos. Eso creo, porque ya no regresaron nunca más al Morrison Hotel. Desde entonces, cuando hay tormenta, oigo cabalgar a unos jinetes en silencio dentro mi cabeza, calados hasta los huesos, sin que la lluvia consiga borrar la sangre que mancha sus ropas. Nunca descansan.

15 Respuestas

  1. ¡Yo también pensé en los Jinetes del Apocalipsis, FRAN! Estos tuyos son versión Far West, claro está. Pobre Patti, para ella ha sido ver para creer… esa sangre en las ropas que no borra la lluvia ¡Brrrrr!

    En resumidas cuentas, puedo decir que me ha gustado, y mucho.

    Cariños,
    Mariángeles

  2. J u a n P é r e z

    Gracias a Tí, “Las Puertas de La Percepción Siguen Abiertas…”, pero mi comentario -¡Que estuve en Pere Lachaise en su tumba!- no tiene mérito. Lo que es de alabar es El Homenaje que les haces.
    ¡ J u a n , e l d e ” T h e S o f t P a r a d e ” Be Lucky
    !

  3. Ana Fúster

    Me ha encantado tu homenaje a esos jinetes y a su autor. Aunque él se fue, su voz y sus palabras siguen cabalgando con nosotros. Long life, Jim. Gracias por los recuerdos. Besos y suerte.

  4. Rafa Heredero

    Me ha gustado cómo vas convirtiendo una historia que parece realista en algo mágico, como un sueño, inaprensible, algo que solo sucede en la cabeza de alguien. La canción homenajeada también es maravillosa.
    Suerte y saludos.

  5. Fran, a mi me ha pasado como a Lorenzo, que hasta que no he leído el sabio comentario de J u a n no he captado las referencias de tu relato. Ahora mismo estoy escuchando esa magnífica canción, así que doblemente gracias.
    Suerte y abrazos

Dejar una respuesta