Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

10. JOVEN PROMESA (ÁNGEL SAIZ MORA)

Siete kilos largos de acero en el aire. Una bola sólida que al aterrizar hacía que lo imposible se cumpliese. “Más rápido, más alto, más fuerte”, siempre. Cada nueva marca sobrepasaba los límites humanos. El problema era que solía ir acompañada de un hecho indeseado que anulaba el intento.

Los comentaristas deportivos coincidían en alabar su potencial, ese conjunto de músculos a cargo de una mente disciplinada, la inmejorable colocación del cuerpo durante los movimientos. Es cierto que todos señalaban también que debía superar cierto efecto nocivo, inseparable de la trayectoria final, pero el haber comenzado su carrera deportiva a una edad temprana permitía pensar que, corregidos los inconvenientes, tendría grandes posibilidades de acercarse a la perfección.

Lo intentó durante años con la técnica circular sin que nada cambiase; después probó el lanzamiento rectilíneo, pero sus ángulos inesperados siempre causaban la misma y nefasta consecuencia, que obligaba a catalogar sus proezas como antirreglamentarias. Nadie dejó de creer en él, sin embargo, la federación y el comité internacional de prevención de riesgos en el deporte coincidieron: la carrera del mejor lanzador de peso que el mundo conoció debía concluir. Ya era inaceptable la cantidad de jueces y espectadores descalabrados.

53 Respuestas

    1. Ángel Saiz Mora

      Todo tiene un límite, la puntería indeseada y continua también. Era un poco cenizo este deportista de élite.
      Muchas gracias, Paloma.
      Un abrazo

    1. Ángel Saiz Mora

      Una joven promesa que no se llegó a consumar. Unas bolas pesadas convertidas en peligrosos proyectiles. Un deporte de riesgo… para los demás.
      Muchas gracias, Lorenzo. Abrazos

  1. María José Viz Blanco

    Abordas en tu micro, Ángel, la delicada cuestión de cuándo un jugador brillante comienza a fallar estrepitosamente, a dar claras señales de decadencia. Como no podía ser menos, lo has tratado de manera brillante, lo esperable, viniendo de tí. ¡Felicidades!
    Un fuerte abrazo.
    María José

    1. Ángel Saiz Mora

      El problema de este deportista único (por suerte) es que, junto a su indudable brillantez, también tenía un peligro evidente para la salud pública, algo difícilmente compatible.
      Gracias y otro abrazo fuerte para ti, María José

  2. Calamanda

    Ángel, es cierto eso que dice tu narrador, hay una normativa para cumplirla y cuando dejas de hacerlo, vienen los problemas. Buena narracion e historia. Suerte y saludos

    1. Ángel Saiz Mora

      En este caso, si no había una normativa concreta ante las consecuencias nocivas que acompañaban a este deportista, tuvieron que inventar una de forma precipitada, para evitar males mayores.
      Muchas gracias, Calamanda. Saludos

  3. Hola, Ángel.
    Aunque el hecho de tener que dejar un deporte es una tragedia para el deportista de élite, a mí me ha hecho mucha gracia el final. No se puede descalabrar al público y dicen que una retirada a tiempo es una victoria. En este caso, creo que debe mentalizarse de que es lo mejor para él.
    Qué bueno, qué humorcillo tan delicioso para esta tarde de calor asfixiante.
    Un abrazobeso de los grandes y mucha suerte, de corazón para este micro que te saca una sonrisa pese a lo trágico.

    1. Ángel Saiz Mora

      Una tragedia para es deportista, sin duda, pero también y, al mismo tiempo, un alivio para el resto de la Humanidad. Ante ello, no quedó otra que buscar el bien general.
      Agradezco mucho tus palabras, que siempre recibo encantado, refrescantes en verano y cálidas siempre a nivel humano.
      Ahí va otro abrazobeso XL para ti

  4. Ángel Saiz Mora

    Tanta fatalidad en torno a una misma persona no es fácil de creer, pero para eso está la literatura, capaz de crear situaciones que de otra forma no existirían.
    Me alegro infinito de que te haya divertido y agradezco mucho tu visita.
    Un abrazo, Ana, y gracias otra vez.

  5. Jesús Garabato Rodríguez

    Tu fina ironía, Ángel, agazapada tras efectivas y precisas palabras la muestras en el momento justo, desnuda y sin vergüenza. Suerte y un saludo.

    1. Ángel Saiz Mora

      una carrera prometedora truncada (y no pocas cabezas) por una fatalidad repetida, y mira que el hombre era inigualable (por suerte), lástima de ese detallito en su técnica.
      Muchas gracias, Jesús. Un saludo

  6. Modes Lobato Marcos

    Peligro, Rompetechos cabalga de nuevo. Brillantez en el uso de la palabra, en el ritmo y manejo del tempo hasta llegar a ese inesperado final. Mucha suerte aunque no la necesitas, Ángel.

    1. Ángel Saiz Mora

      Me ha gustado mucho tu alusión a Rompetechos, hay que reivindicar a los personajes míticos, para que las nuevas generaciones los conozcan.
      Agradezco un montón tus palabras y tu visita.
      Un abrazo grande, Modes

  7. ¡Qué bueno Arcángel -me ha gustado el apodo de Paloma-! Está magníficamente tratado el contraste de la rigurosa y periodística descripción del lanzamiento, que parece introducirte a una tesis doctoral sobre la técnica deportiva y luego, haces el giro de forma genial hacia un desenlace ajeno y con el justo toque de humor.
    Sin palabras, amigo Ángel.
    (No te voy a desear suerte, porque si además tienes suerte, te van a prohibir concursar por abusón y acaparador de premios).jejeje
    Dos abrazacos. (Ya sabes, por si se pierde uno)

    1. Ángel Saiz Mora

      Arcángel o ángel caído, vaya usted a saber, aunque está dicho desde el cariño y como tal lo agradezco. Muchas gracias también por tu comentario, Isidro, me quedo con esa lectura periodística y doctoral. En cuanto a la suerte, ya sabes que en ENTC ni siquiera con ella bajo el brazo y de cara puede haber nada garantizado, son muchas y buenas las plumas, la tuya incluida.
      Gracias de nuevo y ahí van también otro par de abrazacos certificados y con acuse de recibo

  8. J u a n P é r e z

    ¡¡¡¡¡¡¡ Á n g e l , Eres Grande, pero encima este micro refresca de alegre y entretenidísimo !!!!!!! Tienes el carisma de habituarte a las estaciones climatológicas y escribir acorde a ellas, para que el lector esté a gusto.
    ¡Brindo por Tí con Cervezón casi helado-en estos instantes de ocio!

    Un Abrazo de Tu Amiguete,

    E l Apasionado del “Cinco Naciones” (que ahora son seis.pero bueno)

    1. Ángel Saiz Mora

      Para grandeza la tuya, Juan. Me alegro de que te haya parecido alegre y entretenido, para mí ya es bastante en estos tiempos que corren, tan llenos de sinsabores. Levanto mi jarra encantado para brindar contigo, al tiempo que te agradezco la visita y tus amables palabras.
      También, no sé si a la vez o una cosa detrás de otra, te mando un Abrazo con mayúscula.

  9. javier palanca

    Me da que este buen hombre no podía contener su capacidad y murió de éxito.
    Símpatica historia de peso bien lanzada.

    Abrazotes

    1. Ángel Saiz Mora

      Un éxito indudable, pero nunca reconocido oficialmente. Visto desde otra perspectiva, también se le puede considerar un peligro andante, alguien a quien temer. Sólo queda desearle que esa mano suya provocadora de infortunio no extienda su poder cenizo en otras actividades fuera del deporte que han tenido que vedarl.e
      Muchas gracias, Javier. Abrazotes también para ti

  10. Salvador Esteve

    Se puede hacer oídos sordos para encumbrar a un mito y después amortizarlo con la admiración del público, pero todo tiene un límite, jajaja. Cada cierto tiempo nos regalas un relato irónico y divertido. Muchas gracias, Ángel. Abrazos y mucha suerte.

    1. Ángel Saiz Mora

      Hay ocasiones en las que el precio a pagar resulta demasiado oneroso. El fuego amigo de este atleta llegó a hacerse insufrible. Permitirle seguir habría supuesto una temeridad y un rosario de seguras querellas que alguien tendría que pagar.
      Que no perdamos nunca el humor, Salvador.
      Muchas gracias y un abrazo

  11. Está claro que no se puede tener todo en la vida, este deportista tenía fuerza y técnica, pero le faltaba puntería.
    Muy divertido relato que tiene la sencillez que cautiva al que lo lee y que no es fácil conseguir.
    Felicidades y gracias por regalarnos momentos de disfrute leyéndote.
    Besos grandes

    1. Ángel Saiz Mora

      Como bien dices, no se puede tener todo, ni siquiera en el deporte, una materia en la que se lucha por superar límites. El problema añadido a la falta de puntería de este atleta, es su tendencia infalible a hacer blanco permanente donde no debía.
      El tema de esta bimestre daba para relatos épicos, de superación, o incluso rayanos en la tragedia. Preferí lo festivo.
      Muchas gracias a ti por tu lectura, tu comentario y, sobre todo, tus buenas letras.
      Ahí van otros besos grandes

  12. Ángel. Eres uno de los incostetables de mis microrrelatistas de cabecera. Me has arrancado una carcajada. Y lo mejor no es solo la originalidad, sino como vistes esa situación con tanto oficio y tan buenas palabras. Muchas suerte !!

    1. Ángel Saiz Mora

      Juan Antonio, no sé si sabría expresar la satisfacción que me producen tus palabras, con la admiración que te tengo. Ya sabes que hay quien asegura que lo importante es elegir un tema, más allá del desarrollo. Otros sostienen que todo está inventado y lo crucial radica en la forma de contarlo. Entre esos dos conceptos tratamos de mantener un equilibrio. Me alegro infinito que te haya gustado.
      Muchas gracias y un fuerte abrazo

  13. ¡Caray, Ángel! Eres un escritor sorprendente y magistral. Me has dejado tan atolondrada como a los pobres jueces. Aquí tienes otra groupie que te agradece los buenísimos ratos que pasa con la lectura de tus relatos. Un gran abrazo y enhorabuena.

    1. Ángel Saiz Mora

      Tú eres quien me sorprende a mí con tus relatos, que son garantía de calidad. Yo no me pierdo ni uno, porque sé que van a deleitarme y, seguro, voy a aprender. Uno es así de hedonista.
      Muchas gracias, Belén, y otro abrazo de los grandes para ti

  14. MªBelén

    Vaya joven promesa, ya no la de tu protagonista, si no las de tus letras.
    Variado, calidad, sin límite a la imaginación.
    Movimientos de letras que adornan un irónico relato con un final de grata consecuencia.
    Un gusto leerte siempre Ángel. Sorprendes a bien y con calidad.
    Un beso enorme.

    1. Ángel Saiz Mora

      Voy a imprimir tu comentario para llevarlo siempre en la cartera y, en los momentos bajos, mirarlo para darme ánimos y que me suba la autoestima. Siempre pienso y así lo siento, en la confianza de que no parezca falsa modestia, que soy un eterno aprendiz; también, por qué no, una promesa en ciernes que no acabará de fraguarse porque nunca acaba de estar del todo conforme con lo que hace. Una cosa si que está clara: joven es lo que cada vez soy menos, pero mientras me mantenga activo y enredón me sentiré vivo, a la vez que disfrutaré con las buenas letras de otros/as, para mí es un privilegio poder acceder a las tuyas.
      Otro beso de los grandes para ti, Belén. Mil gracias

  15. Si es que, cuando es imposible, no puede ser.
    Escondes perfectamente un final que anuncias veladamente durante el desarrollo y despliegas en una contundente frase final llena de, si me permites, un sentido del humor muy inglés. Y de repente, todo el texto estalla en luz, tomando forma las ‘proezas antirreglamentarias’, los ‘ciertos efectos nocivos’, dejándonos una deliciosa muestra más de tu talento y versatilidad para narrar cualquier tipo de historia.
    Una magnífica ‘joven promesa’ de un veterano consagrado.
    Un abrazo, Ángel.

  16. Ángel Saiz Mora

    Con comentarios como éste me alegráis el día, el trimestre y el verano. Supongo que resulta inevitable canalizarse en un cierto estilo, hasta los grandes maestros de la escritura, los de verdad, lo tienen. No sé si lo consigo, pero sí trato de huir de ello, en un afán constante por no encasillarme y estar abierto a todos los registros. Para ello no sólo hace falta escribir, también leer, como bien sabes, y enriquecerse de quien sabe hacerlo bien, que desde luego es tu caso. He de admitir que, en cuanto a edad soy veterano, ya camino de senior, aunque consagrado seguro que no, pero quizá ahí radique la cuestión, en la inquietud constante para tratar de llegar a ese estado, aunque parezca cercano a la quimera. Me ha gustado la referencia al humor inglés.
    Agradezco mucho tus amables palabras, Antonio, y te mando un fuerte abrazo

  17. ¡Que lujo leerlo caballero! Ver como me llevas por una historia bien narrada para transformarla en carcajada, un humor muy sutil.
    Aunque ustedes deseen frescura aquí en mi país disfruto del calor de tus letras en una tarde fría.
    Un gran abrazo y suerte.

    1. Ángel Saiz Mora

      Estoy de acuerdo contigo, el que a uno le lean es un auténtico lujo, con más razón aún si se hace con buen criterio. Muchas gracias por ello y sí, por estos lares estamos un poco acalorados, pero es lo que toca.
      Otro abrazo grande para ti y gracias de nuevo

  18. Margarita del Brezo

    Leer tu nombre ya es una promesa de que el texto será bueno. Eso sí, esta vez me has sorprendido con este final tan inesperado y divertido.
    Un abrazo, Ángel, y suerte.

    1. Ángel Saiz Mora

      Pienso que cada vez es más difícil sorprender, a veces parece que todo está escrito, pero si he sido capaz de lograrlo con alguien que si que sorprende siempre y gratamente ya me doy por satisfecho.
      Muchas gracias y un abrazo, Margarita

  19. Ángel Saiz Mora

    Nunca llueve a gusto de todos, aunque sean bolas de acero seguro que a unos perjudican y a otros favorecen. Suerte ya la tuve en la anterior convocatoria, por eso en esta soy jurado y este relato ha pasado a estar fuera de concurso.
    Muchas gracias por comentar, María.
    Un abrazo

  20. Jajajaja. Perdón por las risas, pero es que no me lo esperaba.
    Muy bien escrito, como siempre. Nos haces centrarnos en esa ejecuciones deportivas serias, duras, que buscan la perfección . Para desembocar en un desenlace magistral por puro contraste.
    ME GUSTA.

    Un abrazooo grande, Ángel

    1. Ángel Saiz Mora

      Muchas gracias, Amparo, agradezco un montón tu visita, y me satisface mucho haberte hecho sonreír. Ya sabrás que este mes soy jurado, por lo que siento no poder comentar tu relato como a mí me gustaría hacerlo.
      Gracias otra vez y un abrazo de los grandes también para ti

  21. Ja ja ja ja… Llevo un atraso imponente en ENTC y me alegro de haber reanudado la lectura con este relato tuyo, Ángel. Siempre he pensado que ser juez en disciplinas como lanzamiento de martillo, de jabalina o de peso era una profesión de alto riesgo. Y más, con lanzadores como tu protagonista. Como siempre, un placer leerte. Mucha suerte y un abrazo.

    1. Ángel Saiz Mora

      Que me conste, una vez murió un juez después de ser pinchado por una jabalina. Lo del personaje del relato es otra cosa, una especie de infortunio crónico. Ya veo que no he sido el único que ha pensado en esa posibilidad cuando ha visto este tipo de lanzamientos. Agradezco mucho tu lectura y que te haya divertido, yo también disfruté al escribirlo. Suerte ya tuve en la convocatoria anterior, por eso este mes soy jurado, con la intención de hacerlo lo mejor posible.
      Muchas gracias, Gabriel. Un abrazo y buen verano

  22. Blanca

    Una estupenda historia de peso.
    No sé si pobre protagonista o pobres los que sufrieron en sus cabezas los lanzamientos.
    Buen final para terminar el relato.
    Un abrazo

    1. Ángel Saiz Mora

      Tenemos a un protagonista con una carrera tan prometedora como tristemente truncada, pero, como bien dices, no sabemos bien si será más digno de compasión que las víctimas de su práctica deportiva.
      Me alegro de que te haya gustado, Blanca. Mil gracias por comentar. Siento no poder comentar también el tuyo (aunque, por supuesto, lo he leído) por ser jurado este bimestre.
      Un abrazo, gracias otra vez y que tengas un verano estupendo

  23. Nos haces seguir tu narración esperando esa explicación de lo que no funciona.. Jajaja, creo que al muchacho le iría bien entrenar la puntería con dardos a algo así, quizá le funcione.
    Un beso Ángel, y buen verano.
    Carme.

    1. Ángel Saiz Mora

      Está comprobado que no se puede tener todo. Puede suceder que una potencia sobrehumana y una buena puntería no vayan parejas.
      Agradezco mucho tu visita.
      Te mando otro beso, con el deseo de tengas el mejor verano posible

  24. María Jesús Briones

    El ocaso de los Ases. Lo has reflejado de maravilla en esta metáfora Olímpica que hoy nos ofreces, con tanto descalabro.
    Impecable desarrollo, Angel, tal y como nos tienes acostumbrados.
    Saludos cordiales.

    1. Ángel Saiz Mora

      El drama de un fuera de serie que por la fatalidad o una extraña predisposición al infortunio constante no puede llegar nunca a consagrarse.
      Muchas gracias por tu comentario, María Jesús. Me alegro de que te guste.
      Saludos también para ti y buen verano

  25. Esperanza Tirado Jiménez

    Pues vistos los resultados o cambia de técnica o se queda sin animación en las gradas.
    Creo que tu técnica es perfecta.
    Mucha suerte Ángel.

    1. Ángel Saiz Mora

      O cambia de técnica, como bien dices, o reparten cascos para la cabeza al público y a los árbitros, pero algo hay que hacer con este hombre.
      Muchísimas gracias por pasarte, Esperanza. Suerte no me hace falta en esta ocasión, pues estoy de jurado.
      Te mando un abrazo de verano

  26. Consigues mantener la atención del lector. Si fuera un menos largo sería un chiste. No es lo mejor que te he leído. Aunque me gusta el humor. Esta vez no me has convencido, ¡ay, me ha caído el martillo en la cabeza!

    1. Ángel Saiz Mora

      Hay que tener cuidado con este deportista, que tiene un peligro evidente, es capaz de hacer una peineta indeseada en la cabeza a cualquiera, aunque en tu caso, con todas las que tú tienes seguro que amortiguarías el golpe.
      Agradezco mucho tu comentario, Javier.
      Un abrazo fuerte

Dejar una respuesta